Alto contraste
Tecnología

La evolución de los balones de los Mundiales desde 1930 hasta 2018

Como en la música, el balón es el instrumento principal del fútbol y la tecnología no ha parado de mezclarse con las hazañas épicas de los jugadores. Si bien la pelota no se mancha, sí puede evolucionar.

Andrés Cristancho
13 Jul 2018 7:38:38 PM

Ilustración: Carlos Zárate.

Los balones que se han usado en las diferentes Copas del Mundo han cambiado con el tiempo gracias a la tecnología para buscar mejorar aspectos como la velocidad, la capacidad de resistir al agua, una mayor precisión de los tiros y el diseño.

Aquí te contamos la historia de los balones de los mundiales de fútbol, desde el primer mundial en Uruguay hasta el disputado en tierras rusas.

Telstar 18, el balón de la final del Mundial Rusia 2018

Telstar 18, el balón de la final del Mundial Rusia 2018Imagen: tomada de Pixabay.com (CC0).

El balón del Mundial Rusia 2018 posee un nuevo elemento hecho con elementos reciclables. Además, posee un chip de transmisión de datos de proximidad (NFC) que permite que las personas puedan interactuar con el mismo usando su teléfono celular.

Su nombre y aspecto rinden tributo al primer balón Telstar fabricado en el Mundial de México 1970. A diferencia de su antecesor, éste cuenta con solo seis paneles blancos y negros versus 32 del anterior modelo.

Pelota Argentina de 12 paneles o Modelo T, el balón del Mundial de Uruguay 1930

Pelota Argentina de 12 paneles o Modelo T, el balón del Mundial de Uruguay 1930Ilustración: Carlos Zárate.

Fue creada usando piezas rectangulares de cuero argentino, la pelota se cerraba por fuera a manera de zapato con un cordón llamado tiento. En su interior existía una vejiga animal. El Modelo T, hecho con cuero uruguayo fue utilizado en el segundo tiempo de la final entre Uruguay y Argentina puesto que cada equipo quería jugar con su balón por lo que cada tiempo se jugó con un balón diferente.

Federale 102, el balón del Mundial de Italia 1934

Federale 102, el balón del Mundial de Italia 1934Ilustración: Carlos Zárate.

Esta fue la primera y única pelota que usó cordón de algodón para cerrar la abertura del relleno de la vejiga animal cubierto con cuero italiano. Esta característica invitaba a los futbolistas a cabecear con mayor facilidad.

Allen, el balón del Mundial de Francia 1938

Allen, el balón del Mundial de Francia 1938Ilustración: Carlos Zárate.

Para este mundial, se reemplazó la vejiga por una válvula inflable a través de un pico. De esta manera no era necesario descoser el cuero de la pelota para inflarla.  

Super Ball Duplo T, el balón del Mundial Brasil 1950

Super Ball Duplo T, el balón del Mundial Brasil 1950Ilustración: Carlos Zárate.

En el regreso de la Copa Mundial de Fútbol a Suramérica, esta pelota fue testigo del famoso ‘Maracanazo’ en la que Uruguay venció a la local Brasil en su propio estadio.

Swiss World Champion, el balón del Mundial de Suiza 1954

Swiss World Champion, el balón del Mundial de Suiza 1954Ilustración: Carlos Zárate.

El primer balón en cambiar el clásico marrón natural del cuero por un color como el amarillo. La imagen corresponde al balón que se usaba en los entrenamientos de los equipos, en los partidos se usaba uno igual, pero sin las letras.

Top Star, el balón del Mundial de Suecia 1958

Top Star, el balón del Mundial de Suecia 1958Ilustración: Carlos Zárate.

En Suecia alcanzamos a ver este balón de color blanco. Fue bastante criticado por el retroceso en la forma de fabricar las pelotas de los mundiales de fútbol. Tenia dos paneles con forma de “T”.

Crack, el balón del Mundial de Chile 1962

Crack, el balón del Mundial de Chile 1962Ilustración: Carlos Zárate.

El número de paneles con el que se fabricó este balón fue aumentado a 18 octágonos alargados lo que le daba una forma esférica más regular.

Challenge 4-Star, el balón del Mundial de Inglaterra 1966

Challenge 4-Star, el balón del Mundial de Inglaterra 1966Ilustración: Carlos Zárate.

En este modelo volvieron los paneles rectangulares de color naranja, amarillo y blanco. Su número aumentó de 18 a 25. En el Mundial de Inglaterra 1966 fueron fabricados 300 balones. Fue el primero fabricado por una marca comercial. El nombre del balón traduce “desafío”.

Telstar, el balón del Mundial de México 1970

Telstar, el balón del Mundial de México 1970Ilustración: Carlos Zárate.

El primero con 32 paneles poligonales cosidos a mano. Esta edición marcó un estándar para las siguientes generaciones. Al ser el primer mundial que se transmitiría por televisión, su diseño (en blanco y negro) se hizo pensando en mejorar su visibilidad en la pantalla.

Telstar Durlast, el balón del Mundial de Alemania 1974

Telstar Durlast, el balón del Mundial de Alemania 1974Ilustración: Carlos Zárate.

El único cambio que hubo fue en el color de las letras, de dorado pasaron a negro. Hubo dos versiones adicionales oficiales de este balón: una blanca con el nombre de Chile Durlast y otra naranja llamada Apollo Durlast.

Tango, el balón del Mundial de Argentina 1978

Tango, el balón del Mundial de Argentina 1978Ilustración: Carlos Zárate.

El nombre de este balón hace alusión al popular baile y género musical de la zona del Río de la Plata. Al igual que sus dos antecesores fue construido con 32 paneles; sin embargo, 20 de ellos poseían un grabado que daba la ilusión óptica de incluir 12 círculos. El modelo fue usado en los siguientes 5 mundiales.

Tango España, el balón de España 1982

Tango España, el balón de España 1982Ilustración: Carlos Zárate.

El cuero fue combinado con poliuretano para hacer el primer balón impermeable en la historia de los mundiales. En las ediciones anteriores los balones se hacían más pesados y duros al entrar en contacto con el agua, una completa pesadilla en los partidos pasados lluvia.

Azteca, el balón del Mundial de México 1986

Azteca, el balón del Mundial de México 1986Ilustración: Carlos Zárate.

Fue el primer balón completamente sintético, lo que le dio la característica de repeler mejor el agua. Con este balón, Maradona marcó uno de los goles más polémicos, seguido por uno de los más bellos en la historia de los mundiales.

[La historia del fútbol contada a través de la música.
Revive los episodios de la tercera temporada de Cronografía en nuestra página web]

Etrusco Único, el balón del Mundial de Italia 1990

Etrusco Único, el balón del Mundial de Italia 1990Ilustración: Carlos Zárate.

Una capa interna de espuma negra de poliuretano le daba una mayor velocidad a este balón. El león etrusco, una figura de tres cabezas, acompañaba el diseño de los círculos.

Questra, el balón del Mundial de Estados Unidos 1994

Questra, el balón del Mundial de Estados Unidos 1994Ilustración: Carlos Zárate.

En esta edición se agregaron mallas de estabilidad, fibras trenzadas y una espuma blanca de polietileno compacto por fuera que le daba una buena recuperación energética. El nombre hace referencia a una antigua palabra alusiva a la búsqueda de estrellas. Su diseño está inspirado en la industria aeroespacial estadounidense.

Tricolore, el balón del Mundial de Francia 1998

Tricolore, el balón del Mundial de Francia 1998Ilustración: Carlos Zárate.

Además de las nuevas características tecnológicas del Questra, a este balón se le agregaron microburbujas llenas de gas, cerradas y de alta resistencia. El nombre hace referencia a los tres colores de la bandera francesa (azul, blanco y rojo).

Fevernova, el balón del Mundial de Corea-Japón 2002

Fevernova, el balón del Mundial de Corea-Japón 2002Ilustración: Carlos Zárate.

Para darle una mayor precisión a los tiros, se cambió el diseño y se incluyeron tres capas tejidas. El diseño fue inspirado en la cultura de los dos países asiáticos. Su nombre surge de la combinación de dos palabras, “fiebre” (la de los hinchas por el Mundial) y “nova” (estrellas muy brillantes, pero de corta duración).

+Teamgeist, el balón del Mundial de Alemania 2006

+Teamgeist, el balón del Mundial de Alemania 2006Ilustración: Carlos Zárate.

Se eliminaron más de la mitad de los paneles clásicos, de 32 se modificó a solo 14 curvos. Fue el primer balón en que los paneles fueron sellados en vez de cosidos lo que daba como resultado una superficie más suave para rematar. Su nombre significa “espíritu de equipo”.

Jabulani, el balón del Mundial de Sudáfrica 2010

Jabulani, el balón del Mundial de Sudáfrica 2010Ilustración: Carlos Zárate.

En opinión de los arqueros, uno de los balones más difíciles de atrapar por su superficie resbaladiza y trayectoria impredecible. A los ocho paneles sellados se le suma una capa de supercarbonato para mejorar la precisión de los disparos.

Aunque los balones ya incluían colores, este fue especial al incluir una gama de once para representar simbólicamente a cada uno de los jugadores de cada equipo, los once idiomas oficiales de Sudáfrica y las once comunidades sudafricanas.

El balón fue desarrollado por la Universidad de Loughborough. La palabra “jabulani” traduce celebrar en idioma zulú. Fue el primer balón totalmente esférico, un círculo en todo sentido.

Brazuca, el balón del Mundial de Brasil 2014

Brazuca, el balón del Mundial de Brasil 2014Ilustración: Carlos Zárate.

La vejiga usada al interior del balón pasó a ser de látex. Se construyó con seis paneles de poliuretano que unidos mantienen el mismo peso y redondez sin importar las condiciones de lluvia en las que sea tratado el balón.

El nombre de brazuca se usa de forma coloquial para referirse a los brasileños, a veces también es usado para describir el orgullo nacional o un objeto importante para la cultura del Brasil.


Activa las notificaciones y mantente al tanto de los mejores contenidos de Canal Trece.

Comentarios (0)