Alto contraste
Cultura

“Un país sin cultura es un país muy pobre y abocado al fracaso”: Arantxa Echevarría

La idea del primer amor, la relación de dos mujeres, su romance, su historia, las dificultades de ser gay en un mundo patriarcal, además de los obstáculos hacia el rol femenino en la industria audiovisual, llevaron a Arantxa Echevarría a construir la vida de ‘Carmen y Lola'. Una visita al BAM.

Jenny Sepúlveda
13 Jul 2018 7:09:09 PM

Foto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece

Gitanos, una etnia que ha convivido con los españoles desde hace 500 años, cuyos integrantes han sido encarcelados, insultados y rechazados es como los describe Arantxa, manifestando su necesidad de hablar de ellos en su película.

“De pronto vi una noticia en un periódico de España sobre el matrimonio de dos chicas gitanas, pero en la foto estaban de espaldas y con nombres anónimos, además contaba que nadie de su familia había asistido a la celebración entonces pensé, ¿qué hay detrás de esto? se me ocurrió despegar esa foto darle la vuelta y ahí vi a mi Carmen y a mi Lola”.

En España la ley de matrimonio homosexual está aprobada desde el año 2004 y la noticia salió en 2009. Arantxa recuerda que desde hace tiempo tenia en su cabeza la idea del primer amor, ese momento en el que las personas buscan su propia identidad, “ese momento en el que no sabes qué quieres ser cuando grande y de pronto surge el amor, y crees que es para toda la vida y si además coincide con la primera relación sexual, pues es todo un descubrimiento y a su vez un escenario de miedo. Por eso quise mezclar el amor de dos chicas lesbianas en un mundo gitano”.

¿Cómo se ve a la mujer en la industria audiovisual?

“Creo que fatal, soy mujer, tengo 49 años y es mi primera película, imagínate, he tenido que tardar todo este tiempo y llevo 30 años trabajando en la industria del cine. He sido ayudante, asistente, directora de producción y ahora tengo mi propia película, pero la mirada es algo más condescendiente hacia la mujer, creen que nuestras temáticas son aburridas”.

> Lee también: "A partir de la idea del reencuentro con una ciudad que me duele en el corazón nació esta película": Francesc Relea

Los grandes productores son hombres, tienen dinero para producir y es una de las razones por las que, si en su oficina se presentan seis directores y uno de ellos es mujer, pues dificilmente hay una comunión de ideas, es la visión de Arantxa.

“Es muy difícil hay mucho sexismo, hay mucho “tú eres una mujer, pero cómo vas a dirigir tu equipo, cómo vas a montar un proyecto tan gordo, tan difícil y sobre todo porque hay un aporte de dinero”.

Carmen y Lola de Arantxa EchevarríaFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece

¿Has vivido experiencias de desigualdad en tu carrera?

“Las he vivido y también intentando levantar esta película, y aún más, para conocer el mundo gitano me reunía con patriarcas y lo primero que me decían era ¿dónde está tu marido?, porque contigo no puedo hablar”.

El machismo no solo se ve en el cine, también ocurre en otros campos, por ejemplo, oportunidades salariales, desempeño en cargos específicos, seguridad, entre otros.

“Para la directora, existen cargos que la gente cree que son solo para mujeres y otros para los hombres, casi siempre influye si manejan dinero o no”.

La educación es lo que se necesita para erradicar el machismo en el mundo, Echevarría es partidaria de entregar una educación a las generaciones que instruya alrededor del respeto a la igualdad, de lo contrario todo será el reflejo del error.

“En España ha pasado una cosa y es que en las fiestas de San Fermín hubo una violación a una chica por cinco hombres en un portal a las 5am, ella no se resistió, solo quería que terminara rápido. Cuando fueron a juicio el juez dijo que no era violación, sino solo abuso sexual porque ella no se resistió. Hoy están libres”

Agrega que en España una mujer muere cada día víctima de la violencia, adicional a los abusos de poder que se presentan en la vida cotidiana.

¿Cuál fue el mayor reto que tuviste en la producción de 'Carmen y Lola'?

“Todos, cuando le contaba a la gente lo que quería hacer me decían: tú estás loca”.

Trabajar con actores naturales y no profesionales, es decir, personas que jamás han trabajado en un proyecto cinematográfico, y que además construyan un mundo ajeno a ellos es muy difícil, o que acepten que personas desconocidas entren a sus casas y a sus vidas para rodar una película, fue uno de los mayores retos. 

“Conseguir la financiación para un proyecto tan bizarro, tan complejo. Trabajar con ellos tiene mucha verdad, pero también muchas dificultades para reproducir ciertas verdades. Ha sido difícil, pero salió, se rodó y ha traído muchas alegrías”.

Tabús que aún giran alrededor del mundo sobre temas de los que normalmente no se habla, generan incomodidad cuando salen a la luz. Algo así le ocurrió a Arantxa al mostrar la película ‘Carmen y Lola’.

“Tengo todo un grupo de gitanos que quieren boicotear la película, soy el demonio me insultan por la calle me han escupido, claro porque es un tema muy tabú para los gitanos conservadores, piensan que no existe la homosexualidad en la vida gitana, piensan que los españoles hemos ensuciado su cultura y sus raíces y entonces les parece fatal, pero por otro lado se está creando un debate que me parece interesante”.

¿Cómo el cine construye la memoria de un país o de una cultura?

“Yo creo que el cine es vital para construir la memoria de un país, creo que es una forma al igual que otras artes de mantener un poco la cultura, pero también es una herramienta de cambio, de construcción. Los cineastas tenemos el compromiso de hacer cine social y generar reflexión”.

¿Cómo crees tú que está la industria audiovisual en Colombia?

“Creo que hay un talento impresionante, hay muchas ideas, muchas ganas de hacer las cosas, pero poco dinero”.

Proyectos que han tenido espacio en el Bogotá Audiovisual Market – BAM han sorprendido a la artista, ideas fantásticas como ella lo describe, se han robado toda su atención.

“También me llena de tristeza que en las charlas me hablan de películas colombianas que no he tenido la oportunidad de ver porque no han llegado a Europa y me hablan de directores que no conozco”.

Más distribución para un mayor acceso a las co-producciones y posibilidades de sinergias, es uno de los anhelos de Arantxa, opina que podría existir un convenio bilateral.

“La evolución y el futuro de un país es su cultura, entonces el desconocer el cine colombiano es perderme parte de vuestra cultura”.

“Hemos tenido una sequía cultural en ocho años, ahora lo que voy a tener son adolescentes con una visión de futuro tristísima, sin conocimientos de cosas tan básicas como la literatura básica española o el cine”.

Cuenta que si en España se le pregunta a un joven quién es Ciro Guerra, no saben pues solo ven ‘Los Vengadores’. “Yo creo que un país sin cultura es un país muy pobre y abocado al fracaso”.

Es fiel creyente de que hay que acostumbrar a las personas a ver todo tipo de cine, a leer todo tipo de libros y observar todo tipo de arte, trabajo que deben gestionar el Ministerio de Cultura y Ministerio de Educación.

¿Qué opinas del BAM?

“Me ha parecido magnífico, lo mejor, tuve la oportunidad de abrir el BAM con Cristina Gallego hablando sobre empoderamiento de la mujer, que fue fascinante porque de pronto apareció en la sala una realizadora Wayúu y es algo vivo que funciona, un lugar donde compartes ideas”.

Carmen y Lola de Arantxa EchevarríaFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece

Habla también sobre el talento que ha encontrado en Colombia, el “match” que ha tenido Colombia y España y el interés de ambos países por conocer la necesidad del otro.

“Que hayáis tenido la idea de convocar a España como invitado de honor me parece fascinante, y espero que España haga lo mismo. El BAM, es el mejor mercado audiovisual de Latinoamérica”.

Te compartimos el tráiler de 'Carmen y Lola' de Arantxa Echevarría

Comentarios (0)