Alto contraste
Cultura

'Pájaros de verano': una historia que explora la bonanza marimbera de los años 70

'Pájaros de verano', es la última película de Ciro Guerra y Cristina Gallego, rodada en Santa Marta y la Guajira y ambientada en los años 70, justo en la época marimbera, en la que el negocio de la marihuana puso en riesgo los valores ancestrales de una familia Wayúu.

Jenn Sepúlveda
08 Ago 2018 10:51:51 AM

Foto: Mateo Contreras

Los primeros minutos de 'Pájaros de verano' parecen una película que relata las costumbres de la comunidad Wayúu, sus creencias en los sueños, sus rituales para la protección y guía por el camino correcto, su manera de vivir dentro del clan, los bailes que hacen que las niñas se vuelvan mujeres, los matrimonios no deseados pero arreglado con ofrendas –collares y animales – en el que de acuerdo con sus personajes, no se trata de comprar o vender a la mujer, sino de asegurar su futuro con un buen hombre, además están los palabreros (quienes resuelven los conflictos entre los distintos clanes) y el valor y respeto a la palabra. 

Pájaros de verano

Pero esta película es más que una descripción etnográfica, la historia se sitúa en el negocio de la marihuana, reconstruyendo el escenario en el que una pareja de extranjeros llega a la Guajira buscando canabis, un acto que parece simple, pero que termina desembocando en un negocio de narcotráfico y las ansias por el poder, que solo traen guerra y muerte. 

La bonanza marimbera estuvo comprendida entre 1975 y 1985, 10 años de tráfico de marihuana, que si bien fue uno de los momentos crudos del país, no duró mucho pese a la competencia con la cocaína, pues sus consumidores buscaban una droga más fuerte. 

'Pájaros de verano' nació hace 10 años, fue una idea que surgió de Ciro Guerra y Cristina Gallego. Los códigos de las familias Wayúu bajo los que se adhieren los tratos de venganza y de honor a la palabra, inmersos en un escenario de bonanza marimbera que llevó a las familias a su fin, fue lo que llamó su atención. Hablamos con el elenco de esta producción. 

Pájaros de verano, película de Ciro Guerra y Cristina GallegoFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece

"Estábamos buscando una mirada femenina en un género que es absolutamente masculino, y que además la historia siempre la cuenta desde la voz masculina. Buscamos las historias que no nos habían contado y las historias que estaban en silencio", cuenta Cristina.

Carmiña Martínez una de las protagonistas de la película, quien interpreta a Úrsula Pushaima muestra claramente una mirada desde el matriarcado, la fuerza de una mujer que lleva a la familia y que pone la guía, es además la madre de Zaida Pushaima, uno de los personajes principales, interpretado por Natalia Reyes.

"La Guajira es una comunidad matriarcal y yo pienso que así deberian ser todas las mujeres en cualquier parte del mundo y dentro de la sociedad. Su importancia es vital, es el ser que genera vida y desde ahi se puede decir que cualquier proyecto que emprenda lo va a lograr. Genera vida así como lo genera el universo mismo".

Pájaros de verano, película de Ciro Guerra y Cristina GallegoFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece

Mujeres fuertes y empoderadas se ven en la película. Las familias están lideradas por la madre, escenario que le dio a Cristina la idea de manejar la historia desde la fortaleza de una mujer en una sociedad machista, asegurando que esto diferenciaría este film de cualquier otro.

> Lee también: Siete Artes: la riqueza cultural de agosto

"Nos basamos en el mundo Garcío marqueano que tiene unas mujeres muy fuertes, y cuando uno se acerca a esto y en particular a cien años de soledad, encuentra en Úrsula esa mujer fuerte y este pilar de la familia que perdona y aguanta por generaciones". 

"Encontrar que lo que trae el realismo mágico es lo que hace real esta película y estando cerca a la cultura encontramos que todo estaba escrito en clave Wayúu. Una obra que si se decodifica, se entiende lo que es la relación con los muertos, la relación con los sueños, la naturaleza y los fenómenos naturales, entonces creíamos que es un mundo más femenino más intuitivo". 

En 'Pájaros de verano', es fácil observar el respeto y valor que para ellos tiene la palabra, es una sociedad muy conservadora pero basada en el intercambio de objetos. 

Todas las ofensas, favores, tristezas, alegrías, matrimonios, permisos se pagan o se devuelven, y cuando eso no se cumple, hay problemas muy fuertes e incluso, la muerte. 

Fue una de las cosas que Cristina observó en este lugar, "La palabra es una manera de negociar y es una manera en la que ellos a pesar de no tener reglas claras como comunidad han podido encontrar la paz, la estabilidad y la protección de su comunidad". 

"Hay que cumplir la palabra asi esté en contra de todo, es lo que representa a una persona Wayúu", afirma también José Acosta -  Rapayet Abuchaibe -.

Pájaros-de-verano-película-ciro-guerra-y-cristina-gallegoFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece

Ver a estas mujeres líderes y valientes, nos lleva a pensar en aquellas que aún son víctimas de una sociedad patriarcal y que no tienen derecho a hablar o expresar lo que sienten y pese a que en 'Pájaros de verano' hay ofrendas para que las mujeres se casen con alguien, no es una venta sino más bien el seguro para que esa persona tenga un buen esposo. Pues para ellos, los animales, el dinero y los collares no duran para siempre o se desvalorizan, pero un esposo es para toda la vida. 

'Pájaros de verano' es una de esas historias que muestra una realidad olvidada. Miles de comunidades indígenas y culturas que ilustran los colores de nuestra tierra, aún viven en lugares aislados y poco conocidos. Sus creencias y sueños han sido la construcción de una sociedad de miles de años atrás que consideramos lejana.

> Lee también: 'Candelaria': un amor al son cubano

Sin embargo, el poder y las ansias por el control del dinero han dejado baches en el camino hasta acabar con lo que desde un inicio se formo como familia o clan y lo vemos en esta película. 

Así se ve desde el personaje de Jhon Narváez, - Moises- 'El marimbero', alguien que no se interesa en la cultura Wayúu, sin embargo, Jhon es un fiel admirador de ella, de la inocencia, del cuidado con la palabra y la protección a su familia.

Narváez asegura que espera que las personas saquen sus propias conclusiones acerca de cómo su personaje vive solo el día a día y se deja deslumbrar cuando aparece el dinero y el poder, "cosas que no son alejadas de la realidad".

Pájaros de verano, una película de Ciro Guerra y Cristina GallegoFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece

Por su parte, José Vicente, interpreta 'El Palabrero', dejando un mensaje importante y es que el escenario del narcotráfico de los años 70 ha cambiado un poco con el paso de los años, "esta época fue muy sangrienta, actualmente no se vive tanto como con la bonanza marimbera".

Pájaros de verano, la película de Ciro Guerra y Cristina GallegoFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece

La mágia del sonido que le dio vida a 'Pájaros de Verano'

Carlos García, fue la persona encargada de darle vida sonora a la película, "el canto fue un elemento que durante el proceso de investigación pudimos descubrir. La comunidad Wayúu cuenta sus noticias, cantos, alegrías, tradiciones, tristezas, entre otros, a través del hayashi".

Uno de los retos y planteamientos de Carlos, fue hacer una película que tuviera un referente de los clásicos, "tomamos todos los instrumentos clásicos de los Wayúu y los aumentamos en tamaño hasta llenar toda la sala, también con la intención de mostrar la música de otras regiones que muchos colombianos no conocen y ponerlos al servicio de una narrativa".

Pájaros de verano, una película de Ciro Guerra y Cristina GallegoFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece

Instrumentos como Totoroy (flauta), WaHawai (Taparita de toque),Kasha (Tambor) hacen parte de los sonidos que nos llevan a viajar en esta película y que divididos por capítulos y de acuerdo a la temática, evocan sentimientos que con la ayuda de una narrativa visual, nos hacen sentir la historia como si fuera propia.

'Pájaros de verano', es una película que refleja la historia de una Colombia de años atrás y que ha dejado una huella imborrable desde la mirada de la cultura Wayúu, una de las comunidades que ilustra nuestras raíces.

Esta cinta se encuentra dentro de una selección de 11 películas que compiten para representar el país en la edición número 33 de los Premios Goya y en la 91 de los premios Óscar de 2019.

> Lee también: Colombia camino a los Óscar: estas son las 11 películas seleccionadas

Tráiler Pájaros de verano

 

Comentarios (0)