Alto contraste
Cultura

Nanda Type: mi manera de ver el mundo está relacionada con las formas de las letras

El trazo manual le enseñó a tolerar el error y a ver la belleza del imperfecto.

Andrea Melo Tobón
17 Jul 2020 1:37:37 PM

Hablamos con Nanda Type, una artista que no se identifica ni con el lettering ni con la caligrafía, pero se considera letrista artesanal a propósito del especial de #Fractal ‘Al pie de la letra’ que puedes ver al final del artículo. 

La letra con amor, entra

Cuando Lina Fernanda Casallas tenía ocho años le gustaba guardar las etiquetas de la ropa nueva en una cajita pero no recuerda el porqué, también solía arrancar las páginas de las revistas que llegaban a su casa y decoraba su habitación con ellas y armar y desarmar el cubo Rubik era su pasión. 

Entre cuadernos ordenados y materias perdidas, Nanda terminó el colegio sin saber qué estudiar y por consejo de su hermana decidió intentar con Diseño gráfico en la Universidad Jorge Tadeo Lozano donde se encontró con la tipografía y con las formas de las letras

También te puede interesar: Alekos, el cuentacuentos

Fotos: Cortesía Nanda Type

“Yo no busqué las letras, ellas me encontraron a mí” 

Si antes había un coqueteo muy sutil con estos signos de tinta, en la universidad usó tipos y juegos de letras en todos sus proyectos. Sin embargo, el graduarse y montar un estudio de branding no fue suficiente: estaba frustrada, algo faltaba. 

Desesperada, vio que una artista colombiana acababa de llegar de Barcelona para dictar un curso de lettering analógico en el 2014 y se inscribió. La profesora les dijo que después de ese taller, iban a ver las letras de una manera totalmente diferente y eso fue lo que le ocurrió a Nanda.  

Acostumbrada a usar el computador para crear, por primera vez se encontró de tú a tú con sus manos vírgenes de cualquier trazo. De hecho, su profesora le dijo que su línea era fatal y Nanda, empeñada en aprender, tomó clases de caligrafía con un profesor que se volvieron su momento más esperado y feliz de la semana y a medida que iba aprendiendo, cada vez quería saber más. 

Las letras me dotaron de una identidad que yo estaba buscando; no entendía bien quién era yo y siento que mi manera de ver el mundo está relacionada con las formas de las letras”, cuenta la letrista artesanal

También te puede interesar: Álvaro Castillo, el librovejero

Las letras cuentan la historia del mundo

Después de ese taller que cambió su mundo, Nanda Type decidió viajar a Barcelona para estudiar tipografía y luego caligrafía queriendo entender por qué estaba tan obsesionada con las letras y allí empezó a descubrir un universo entero: 

En ese proceso se dio cuenta de que las formas de las letras dependen de contextos geográficos y políticos y al final sus formas de terminan contando la historia de la civilización: cada forma tiene un por qué. Cuando se dio cuenta de todo esto, se enamoró mucho más. 

Esto es algo que uno nunca termina de estudiar: entre más uno busca e investiga, se da cuenta de que no sabe nada. Uno de mis propósitos en este momento es aprender de otro tipo de culturas como la árabe o la oriental para poder implementar en mi trabajo. Esto es mucho más que estética o letras bonitas, son formas que hablan de la historia” dice la letrista artesanal. 

También te puede interesar: La Gótica vs. la Antiqua, y de la Futura al más allá

Hacer letras artesanales

Aunque Nanda usa técnicas de la caligrafía, el lettering y el sign painting, no le gusta encasillarse en solo un movimiento. Lo que ella hace son letras artesanales con el material que sea sobre el sustrato que sea. Puede pintar una letra gótica con una cuchara de palo o con una raíz de una planta.  

Las letras que más le gusta dibujar son la G o la D, pero lo hace de manera inconsciente cuando quiere probar un nuevo estilo. 

Dibujar letras para encontrarse

Hacer letras ha transformado su vida de tal manera que Nanda decidió no volver a trabajar en digital nunca más. Cuando empezó a hacer caligrafía, su maestro le tenía prohibido hacerlo en lápiz o usar el borrador, ella tenía que seguir sin tachar ni negar su error. “Cuando te sientas hacer caligrafía, si estás estresado no te sale el trazo y tienes que enfocarte en este momento, en el presente”. 

Esto le pasaba mucho en sus clases iniciales en Bogotá porque su profesor siempre se daba cuenta si estaba estresada o preocupada porque se notaba en sus trazos y ese proceso de permitir el error, de aprender de él y de conectarse con su ahora cambió su relación consigo misma. 

Su autoestima ha cambiado tanto que, actualmente, cuando dicta talleres es capaz de ver la parte psicológica de una persona porque inicialmente muchos creen que no son capaces de hacer algo con sus manos y al final se dan cuenta que hicieron algo increíble. 

En este momento Nanda quiere hacer un énfasis en la importancia de un trazo manual en la humanidad porque para ella un trazo hecho con una máquina o un computador, es totalmente distinto a uno hecho a mano.

Aunque trato de no ser demasiado purista, a mí sí me cambió la relación en mi manera de verme y de ver lo que yo era capaz de hacer, de tolerar el error y ver la belleza del imperfecto”

También te puede interesar: Llega APP para artistas independientes