Alto contraste
Región

8 disfraces para Halloween inspirados en mitos y leyendas

¿Aún no sabes que disfraz usar para Halloween? Inspírate en estos personajes protagonistas de mitos y leyendas tradicionales de Colombia.

Ana María Girón Abadía
31 Oct 2018 8:00 AM

Ilustración: Ángela López Estrella - Canal Trece

Colombia es uno de esos países que ha crecido a partir de las creencias y tradiciones de múltiples culturas. Entre ellas se destacan la de los pueblos indígenas precolombinos, la de los conquistadores españoles y la de los esclavos africanos.

De todas esas mezclas culturales han surgido decenas de mitos y leyendas, historias protagonizadas por personajes legendarios que se han transmitido a nuevas generaciones gracias a la tradición oral.

Algunas de ellas han causado terror en los colombianos. Otras han sido usadas como historias con moraleja para educar a niños y jóvenes. Recopilamos ocho de ellas que quizá logren inspirarte para tu disfraz de Halloween.

El Mohán

Ojos brillantes, uñas largas, cuerpo cubierto de pelo y musgo. Así es el mohán, un hombre viejo que se esconde entre montañas, ríos y quebradas, y que es capaz de beneficiar a pescadores con abundantes pescas siempre y cuando ellos le dejen ofrendas de tabaco sobre las piedras de los ríos. De él también se dice que persigue a jóvenes bellas y que tiene gusto por la sangre de niños recién nacidos.

El hombre caimán

Cuenta la leyenda que un joven pescador tenía una especial fascinación por observar a las mujeres que se bañaban a las orillas del río. Con la ayuda de un brujo y un ungüento consiguió transformarse en caimán para poder espiarlas desde la superficie de las aguas, pero un día el ungüento solo alcanzó para transformar su cuerpo y su cabeza permaneció humana.

Ilustración: Ángela López Estrella - Canal Trece

La llorona

Los campesinos que han visto a la llorona en las riberas de los ríos o entre los cafetales la describen como una mujer con un rostro extremadamente delgado, cabello largo y desordenado, ropa sucia, llanto desgarrador y en sus brazos lleva a un niño muerto. Se trata de un espíritu condenado a lamentarse eternamente por haber asesinado a su propio hijo.

El silbón

Habitantes de los Llanos Orientales aseguran haber visto al silbón sobretodo en verano. Dicen que luce como un hombre alto, flaco y con sombrero, que vaga con un viejo saco repleto de los huesos de su padre, mientras silba las notas musicales do, re, mi, fa, sol, la, si. Va en busca de borrachos y mujeriegos.

El sombrerón

De rostro diabólico, vestido de negro, montando a caballo y con un gran sombrero en su cabeza, el sombrerón aparece y desaparece de los pueblos persiguiendo a personas que tienen malos hábitos de vida, como la bebida en exceso o el consumo de sustancias psicoactivas.

Ilustración: Ángela López Estrella - Canal Trece

Patasola

Dice la leyenda que la patasola es una mujer con grandes colmillos afilados, un solo seno y una sola pata en forma de pezuña, que se devora a los hombres que pasan por las selvas de los Andes huilenses. Otra versión asegura que esa criatura era antes una hermosa mujer a la que su esposo amputó la pierna tras descubrir que ella le había sido infiel.

Guatavita y la Leyenda de El Dorado

La leyenda de El Dorado narra la historia del cacique muisca Guatavita que, alguna vez, descubrió a su esposa cometiendo adulterio, así que ordenó matar al amante y a su esposa a comerse el corazón de este. La cacica huyó y se sumergió en una laguna para convertirse en diosa, a la que muiscas ofrendaron oro por doquier.

Cura sin cabeza

Leyenda no solo popular en Colombia, sino en toda América Latina. Se trata de un sacerdote que camina entre calles, de noche, vestido con su sotana pero sin cabeza. Se dice que este fue cura en tiempos de la colonia y que fue decapitado por sus malos hábitos y desde entonces condenado a vagar como espíritu.

Ilustración: Ángela López Estrella - Canal Trece


Solo noticias de interés, nada de spam. Inscríbete a nuestro newsletter.


 

Comentarios (0)