Alto contraste
Música

Mutant-thoughts: un proyecto colombo-inglés

Conversamos con Han Luis Cera, vocalista del grupo colombo-británico, Mutant-thoughts sobre su historia personal, su gran recuerdo con la productora Sylvia Massy y sobre sus nuevos sencillos lanzados este año que le apuestan a temas políticos, de migración y raza e identidad.

María Fernanda Rodríguez
25 Sep 2020 12:55:55 PM

Han no había entrado a la videollamada y yo ya estaba preparada con un vaso de agua. Sabía que la emoción sería el segundo invitado en la conversación. Ya me habían hecho spoilers de esta maravillosa banda colombo-británica y, lo único que me faltaba, era acercarme de la forma en que mejor sé hacerlo: con las letras y la voz. 

Había recibido la música de Mutant-thoughts una tarde helada de Bogotá por una amiga melómana. Le puse play a Breaking Views y el juego de palabras me fascinó. No pude evitar mover mis hombros en algunos pedazos, incluso llegué a pararme para jugar a la fonomímica y convencerme a mí misma de que yo también podía ser el vocalista de la banda. Me gustó escuchar el español entre esos ritmos latinos y un rock completamente experimental. 

Te podría interesar: Llega la edición 25 del Festival Nacional de Música “Mangostino de Oro”

Cortesía de Mutant-thoughts

Mutant-thoughts logró más de 15,000 reproducciones en Spotify con el primer sencillo lanzado este año, Unwanted song, el cual hace parte de un proyecto renovado que inició con una campaña de recolección de fondos para el NHS (Servicio de Salud Pública en el Reino Unido). Todos los fondos se fueron directo para allá. Estos tres músicos le apuestan a una nueva imagen llena de experimentación musical en donde la política, identidad, migración y discusiones de raza se puedan dialogar con y gracias a la música. 

***

Sonaba el pito molesto de Zoom y yo tomaba sorbos de agua mientras esperaba que Han Luis Cera, el vocalista, me contestara. Los kilómetros entre nosotros se desvanecieron en un segundo y un hombre con barba, ojos claros y una sencillez magnífica me contestaron junto a su esposa. ¡Hola, ¿cómo estás?!, me dijeron ambos con una sonrisa de oreja a oreja. Hola, chicos, mucho gusto, me llamo María Fernanda, les dije un poco sonrojada. Quería saludarte y ya te dejo con Han… ¡Que les vaya bien! Dijo ella y se apartó de la cámara. ¿Cómo estás, Han? ¿Cómo terminó tu día? Porque allá en Bristol ya son las 6:30 p.m., le esbocé una sonrisa y él respondió muy bien, muy bien. Estaba trabajando y ya ahorita directo a ensayo, ¿cómo te parece? Asentí con mi cabeza y le conté, entre balbuceos, que yo iba por la mitad de mi día pero que me alegraba profundamente poder sacar estos espacios para conocer, conversar y construir. 

Bueno, Han, te voy a confesar una cosa: yo detesto las entrevistas. Soy periodista y las detesto. Pero eso pasa porque siempre he sentido que las entrevistas buscan un fin muy particular, y lo que más disfruto es escuchar las historias de los personajes con los que quiero construir conversación. Así que llamémosla así: conversación. ¿Qué te parece? 

¡Já! Excelente. Me parece muy bacana tu propuesta, María Fernanda. 

Listo, entonces empecemos charlando sobre ti y tu infancia y cómo es que terminaste viviendo en Bristol.

Bueno, yo crecí en Barranquilla, Colombia. Nací en realidad en Aruba, en una colonia holandesa en el caribe. Mis papás se conocen en Barranquilla, se mudan a Aruba y estoy ahí hasta los 3 años y luego deciden volver a Barranquilla. Ahí crecí y a los 19 me fui. Mi papá murió cuando yo tenía 12 años y por cosas de la vida nosotros estuvimos en una situación económica bastante difícil. Yo estuve estudiando en Colombia arquitectura y, además, me tocaba ir al ejército supuestamente… No tenía oportunidades en ese entonces, pero la verdad es que disfrutaba la vida en Barranquilla aunque siempre quise conocer más. Con los años salió la oportunidad de irme para Holanda y la aproveché, no lo pensé tanto. Me fui y viví con un medio hermano unos meses, luego la cuestión se complicó y me fui de allí a deambular… un nómada, mejor dicho. Y aproveché muchísimo para aprender holandés e inglés porque el Estado enseñaba gratuitamente a los inmigrantes. Logré traer a mi familia a Holanda y luego de unos años mi hermano se devolvió a Colombia y mi madre también.

Te podría interesar: TOP Trece: los videos musicales de la semana en Resonantes (sep 24 a sep 30)

¿Y cómo es que llegas a la música estando en un territorio desconocido? 

Yo me puse a estudiar Ingeniería de Sonido en el SAE y luego Música y Producción musical en el Conservatorio de Amsterdam. Tenía una banda en ese entonces pero nos dimos cuenta de que no estábamos funcionando muy bien y nos separamos. Además, la escena musical en Holanda está enfocada especialmente en la electrónica… y no en lo mío. Entonces decido mudarme a Bristol porque es en Reino Unido donde están todos aquellos artistas que siempre he amado. Me pongo en la tarea de investigar en dónde vivir y decido que sea aquí porque, te lo juro, no puedo con la vida de ciudad grande con sus tráficos y complicaciones (risas). 

¿Y cómo es que se forma la banda actual? Ya que dices que la primera que tuviste se deshizo.

Pues, imagínate que yo conozco a Josh, el bajista, por una página de clasificados de UK. ¡Es decir, ahí la gente ponía cosas como “Hey, soy bajista y busco banda”! Y así fue que lo conocí a él. Él no lo sabe pero es de los mejores músicos que conozco y su sencillez lo convierte en una de las mejores personas también. ¡No sabe lo grande que es! Te lo juro. A Ollie, el baterista, vinimos a conocerlo después de haber tenido varios grandes bateristas que se fueron por temas de mudanza, y con él la historia es muy curiosa porque un día terminamos tocando en un PUB y él bajó a escucharnos porque le gustó lo que escuchó –cosa que nunca hacía porque viviendo en el piso de arriba ya estaba acostumbrado a escuchar miles de bandas– y tiempo después terminó siendo parte del equipo. ¡Es maravilloso también! 

Cortesía de Mutant-thoughts

¡Eso veo! Pero… por ahí me contaron que ustedes trabajaron con Sylvia Massy, productora del 'Undertow' de Tool y quien ha trabajado con System of a Down, Red Hot Chilli Peppers, Johnny Cash y Prince, entre otros, ¿No? ¿Cómo fue eso?

Sí, la verdad fue increíble, fue en el 2018. Nunca voy a olvidarlo. Empecemos porque yo soy una persona muy impaciente: yo quiero que todo suceda ayer (risas), pero sobre todo en la industria musical de hoy día no sucede nada de esa manera a menos de que tengas mucha suerte. Entonces una noche estaba muy desesperado, incluso triste de no ver progresos rápidos en la banda, y yo ya era fan de Massy… ¡Ha usado unas técnicas increíbles! ¿No has visto el de la chimenea nuclear? 

¡No! ¿Cómo es eso?

Pues, era una chimenea nuclear con una forma cóncava… (él lo dibuja con sus manos, pero en la imagen de abajo lo verás mejor) pero a la vez es un óvalo. Pusieron a toda la banda en la parte de abajo y golpearon un redoblante que parecía generar un delay increíble. Entonces esos riesgos y experimentaciones era lo que más queríamos como banda. 

Te podría interesar: Oh’laville, una banda que une sus canciones y su arte cinematográfico para crear algo único

Pixabay

¿Y entonces qué pasó con Massy?

Pues, le envié un correo diciéndole quién era, mostrándole cosas de la banda y me respondió. ¡Me respondió! Y fui sincero diciéndole que probablemente no tenía el dinero, pero que si ella venía que nos viéramos para tomar algo y me dijo “yo voy a estar de tour por Europa y paso por Inglaterra a finales de agosto, me gustó la música, entonces si quieres nos tomamos un café o hacemos algo”, y claro, yo le respondí y empezamos a intercambiar mails y logramos contactar. Yo no tengo carro, María Fernanda, entonces imagínate yo yendo a recoger a esta mujer en bus y yo pensando que ella estaba solo acostumbrada a limusinas… ¡Y no! Una mujer super sencilla, relajada, fascinante. Estuvimos hablando en el trayecto del bus y logramos conseguirle una habitación en un hotel y fue muy especial, todos comimos juntos y nos contó un poco de su vida. Trabajamos dos días fuertemente pero uno de ellos tenía que viajar y cuando regresó nos compartió que su padre acababa de fallecer… y no sabes, María Fernanda, ella fue un roble. Un roble completo, muy profesional. ¡Fue una gran experiencia! Aunque también tuvo tintos tristes. Todo lo que aprendimos en esos días con ella lo utilizamos en la grabación de estos sencillos que han salido este año y seguimos en contacto. Ha sido muy conmovedor porque hace poco me envió un mensaje diciendo que le encantó Breaking Views, que lloró… Fue muy linda. 

Uf, qué bacano eso, Han. ¡Muy linda! ¡Los felicito!

Gracias, gracias, María. 

Pero ven, cuéntame un poco sobre estos dos sencillos: Unwanted song y Breaking Views, porque tengo entendido que con los fondos recolectados de la primera apoyaron el NHS (Servicio de Salud Pública en el Reino Unido) y con Breaking Views el foco se fue a lo político. 

Sí, exactamente. Todos los fondos de Unwanted Song fueron para el NHS, eso no lo dudamos en ningún momento, sobre todo porque estos tiempos no han sido fáciles. Cuando producimos este sencillo no sabíamos lo que se avecinaba, pero cuando llegó –y nos dio a todos de golpe– la decisión no fue difícil. Habla de una postura política, del muro de Trump… Hay una preocupación y apuesta por la educación social. Con Breaking Views también hubo una toma de reflexiones en torno a lo político e identitario desde el tema de lo migrante. Antes no tenía mucha claridad frente a mi postura política, pero ahora sí y estoy seguro de que serán temas que seguirán siendo parte de los sencillos que vengan. Además, si hablamos también de discriminación racial por ser migrante, la viví… sobre todo en Holanda. Entonces es un tema que me toca directamente. ¿Has visto la gente que ataca a la gente racista? Es entendible pero no creo que sea la salida… de una guerra no hay ninguna ganancia y nadie termina ‘ganador’.

Claro, a mí lo que más me gustó fue ese juego de palabras con Breaking News y encontrarme con una búsqueda por la identidad y también por el miedo al retroceso humano… 

Sí, de acuerdo, de acuerdo. Hay mucho de eso. Por ejemplo, para la banda fue un proceso curioso y productivo la decisión de los sonidos latinos. Ellos no conocen de mi cultura, pero sienten curiosidad, ganas de acercarse y una curiosidad constante. Eso también nos une como equipo. 

¿Y tu relación con lo latino, con Colombia, cómo es?

Soy Colombiano y eso nunca va a cambiar. Sigo haciendo arepas y carimañolas. Amo la influencia salsera con la que crecí, pero uno con el tiempo se empieza a ver diferente… Llevo 19 años de mi vida viviendo fuera, es más de la mitad de mi vida. Incluso mi acento barranquillero se ha ido perdiendo… entonces uno siempre lleva esa duda encima: ¿de dónde soy? En mi país me hablan otro idioma y en UK saben que no soy de ahí. Uno pierde sentido de pertenencia pero gana un conocimiento y una actitud reflexiva sobre movimientos políticos que luchan por la igualdad. Es como ser de un lugar, pero tampoco serlo.

Te podría interesar: Armenia, una banda que además de hacer música busca ayudar a nuevos artistas

Claro… es como no pertenecer a un lugar y siento que está en las letras de estos dos sencillos ya lanzados. A mí me queda una última duda: ¿Cómo es esa construcción y composición musical? ¿Todos toman decisiones allí?

Te voy a ser sincero: ni democracia ni dictadura. ¿Qué significa? Si hay algo que definitivamente a uno de nosotros le molesta, o no le cuadra, buscamos la manera de que se ajuste a los deseos de los tres. No imponemos y no gana tampoco la mayoría. Eso hace que el proceso sea más largo… pero somos tres y esa es una gran ventaja, María. 

Uff, pero claro. Y me parece muy valioso que busquen ese equilibrio constante entre los tres como equipo. ¡Y te agradezco este tiempo! Ojalá te vaya muy bien ensayando porque tengo que ir buscando mi almuerzo. 

(Risas) Claro que sí. ¡Gracias a ti! Espero que comas mucho y muy rico.

Y quiero y deseo que ustedes sigan creciendo. ¡Su música es una delicia! 

¡Gracias! Energía para ti. 

Para conocer más de esta banda, haz clic aquí. 


Encuéntranos en redes sociales como @CanalTreceCo: FacebookTwitter e Instagram para conectarte con la música, las regiones y la cultura.