Alto contraste
Música

El K-Pop, un fenómeno musical que rompió fronteras

Como muchos lo han dicho, la música es un lenguaje universal y qué mejor ejemplo para entenderlo que el reciente popular fenómeno del K-Pop, unas agrupaciones de adolescentes que a pesar de cantar en coreano han traspasado las fronteras culturales de todo el mundo. ¿A qué se debe esta tendencia?

Lala Ocampo
04 Sep 2018 7:14:14 PM

El continente asiático se ha considerado por muchos años como un misterio para todos aquellos que habitamos en este lado del mundo; su misticismo, sus formas de pensamiento, su comida, las costumbres y, por su puesto, la manera en la que se ven físicamente, han sido foco de atención para las personas que habitamos el llamado mundo occidental.

Sin embargo, la atracción ha sido mutua. El mundo oriental ha recibido también una fuerte influencia de los movimientos sociales y culturales que se han gestado en Europa y Norteamérica, principalmente. Así que el flujo cultural podría considerarse una puerta de doble sentido.

Fenómeno del K-Pop en todo el mundo

Desde la década de los años noventa, e incluso antes, la movida cultural oriental comenzó a permear de manera mucho más evidente el resto del mundo. No hace falta ir muy lejos para darnos cuenta que las grandes ciudades occidentales tienen restaurantes de sushi, comida china o thai en todas partes; que los libros japoneses, por ejemplo, se han abierto un camino a través de la literatura universal que es cada vez más y más evidente y, aunque solo hasta el 2012 con el ‘Gangnam Style’ hayamos tenido plena conciencia de la presencia cultural asiática en este lado del mundo, ya antes ‘Dragon Ball’, ‘Sailor Moon’ y hasta ‘Mario Bros’ habían invadido nuestras vidas.

Lo que sí sucedió con ‘Gangnam Style’ de Psy, fue que la corriente musical de una región del mundo que para muchos parecía desconocida, comenzó a hacerse más visible, poniendo en el panorama universal lo que hoy en día se conoce como el K-Pop o pop coreano, un fenómeno mundial que se expande como una ola. Según datos de Google Trends, en el año de su lanzamiento el video de este coreano bailando peculiarmente alcanzó búsquedas en una gran cantidad de países que iban desde Turquía, Sri Lanka y el Líbano, llegando incluso a Honduras y gran parte de América Latina.

[También te puede interesar] La música que marcó generaciones enteras

Pero lo realmente importante es que desde los años noventa la música coreana comenzó un transitar por todo el planeta de una manera que solo puede ser comparable con los grandes impactos que han tenido productos culturales norteamericanos y británicos.

¿Por qué el K-Pop atrae tanto?

Con sus videoclips llenos de colores, niños y niñas de cuerpos esbeltos y caras angelicales cuyas barreras entre lo femenino y lo masculino son bastante difusas, ritmos musicales fáciles de consumir que oscilan entre el pop, el hip-hop, el rap, el rock, el Rythm and Blues y la música electrónica, el K-Pop es un movimiento musical cada vez más presente en el consumo diario de los melómanos, no solamente de Asia, sino de cientos de lugares en todo el planeta.

Una de esas características que resulta ser la más llamativa es la formación sistemática de artistas. Los cantantes, protagonistas de este estilo musical y a quienes sus seguidores llaman ‘idols’, son jóvenes que han sido “reclutados” desde muy pequeños por las grandes empresas musicales coreanas con el fin de hacer de ellos un producto en sí mismos. La desmesurada inversión monetaria en ellos va desde clases de baile y técnica vocal, cambios de look superficiales, hasta cirugías estéticas que, además, desde el auge de este género musical, se han viralizado en la población de adolescentes que los siguen. Según The Wall Street Journal, el costo de la formación de un ídolo de pop coreano es de un promedio de tres millones de dólares.

Esa inversión ha desencadenado un gran impacto del K-Pop no solamente en la industria musical sino también en la cosmética y de la moda, pues los ‘idols’ se han convertido en figuras representativas que muchos jóvenes quieren seguir.

[También puedes leer] Detrás del vallenato: aires venerados y sonidos olvidados en la tierra del acordeón

Fuera de sus fronteras nacionales coreanas, este género musical ha logrado posicionarse debido a esa curiosidad que lo oriental ha generado en occidente, pero sobre todo a la simplicidad de su consumo, a pesar de las barreras culturales. Gracias, por ejemplo, al uso del inglés de manera esporádica en sus letras, las boys y girls bands han alcanzado un reconocimiento internacional sin precedentes en relación con otros productos musicales orientales, hasta el punto que se ha convertido en un artículo de exportación fundamental para Corea del Sur.

Por supuesto, el mundo digital en el que hoy en día vivimos ha jugado un papel fundamental en la dispersión de este fenómeno. Las redes sociales se han convertido en un espacio de encuentro de seguidores de los ‘Idols’ y las comunidades en torno al K-Pop son cada vez más y más amplias, así que vale la pena decir que las redes sociales son responsables del gran impacto que hoy en día tiene este movimiento y que probablemente en otras circunstancias digitales, la historia sería diferente.

BTS, Twice, 2NE1, B1A4 y Lee Hi son algunas de esas agrupaciones musicales que hacen parte de las más populares en todo el mundo. Escúchalas y conócelas y cuéntanos qué piensas de este movimiento musical que ya se convirtió en una ola mundial.

Comentarios (0)