Alto contraste
Cultura

Afonso Cruz: 3 libros y una canción para acercarnos a su literatura

El escritor portugués está en Colombia en la Feria Internacional del Libro de Bogotá y Canal Trece estuvo con él para leer un rato. #YoLeo.

Lala Ocampo
01 May 2019 9:45:45 AM

“A los cuarenta y dos años, más concretamente, dos días después de su cumpleaños, Bonifaz Vogel empezó a oír una voz. Al principio pensó que eran los ratones. Después, pensó en llamar a alguien para acabar con los comejenes. Algo se lo impidió. Quizá fue el modo en el que la voz se lo ordenó, con la autoridad de las voces que nos habitan en lo más profundo”.

Así comienza ‘La muñeca de Kokoschka’ de Afonso Cruz su tercera publicación que vio la luz a mediados del 2010.

Este portugués ha recorrido más de 60 países, vive en medio del campo en un pequeño pueblo al sur de Portugal; es ilustrador, escritor y músico; tiene una huerta en su casa en donde además ¡produce cerveza artesanal! Y hoy en día es considerado como uno de los escritores más prominentes de la literatura portuguesa.

Afonso ya ha visitado estas tierras con anterioridad, en el 2015 estuvo en la Feria del Libro de Medellín y el año pasado nos acompañó en el Hay Festival de Cartagena. En este 2019 regresa para hacer el lanzamiento oficial de su libro ‘Vamos a comprar un poeta’ en el marco de la Feria Internacional del Libro de Bogotá.

Lo mejor de todo esto es que tú puedes acompañarnos a este lanzamiento. Conéctate con las redes sociales de Canal Trece para saber qué debes hacer.

¡Participa en la actividad por entradas para FILBo 2019!

Mientras que se llega el día de volver a leerlo, te invitamos a dejarte enamorar por la pluma de Afonso Cruz a través de tres de sus libros que en Colombia han sido publicados por la Editorial Panamericana y algunos fragmentos de ellos.

‘Los libros que devoraron a mi padre’ – 2015

Esta novela es, en teoría, para un público juvenil e infantil. Pero les aseguro que con 20, 30 u 80 años, cualquiera se enamora de esta historia. Elías Bonfim ha descubierto en el ático de su abuela un universo de libros que lo invitan leerlos, son esos los mismos libros que hicieron que su padre desapareciera así que un buen plan parece ser perseguirlo a través de las páginas de esas clásicas historias que seguramente han devorado más almas de las que podemos imaginar.

Fragmento:

“Beatriz estaba bonita, con una sonrisa escrita a mano (no era de esas plásticas que se ven en la televisión), y aquello disimulaba el tremendo dolor que yo sentía por no poder estar en el ático junto a los mejores escritores del mundo, en busca de mi padre”

‘La muñeca de Kokoschka’ – 2010

Esta novela ya la habíamos recomendado antes en esos libros para leer en Semana Santa, básicamente porque es una historia que te abre la cabeza y te hace ver el mundo de otras maneras (suponiendo que eso no nos pasa con todo lo que leemos). La muñeca de Kokoschka es una historia dentro de otras historias, ambientadas en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, pero que habla desde la cotidianidad de unos personajes ingenuos y conmovedores. Este es uno de esos libros que uno quisiera subrayar o resaltar completos. Cada página tiene un poco de la maravillosa prosa de Cruz que parece poesía.

Fragmento:

“Bonifaz Vogel miraba los edificios y contaba las ventanas intactas. Le servía de distracción decir los números en voz alta para que el universo lo oyera.

Los pájaros estaban mudos. Todos callados en sus jaulas.

- Los pájaros están estropeados dijo Bonifaz Vogel.

- No se puede cantar cuando el mundo está deshecho en cenizas –dijo la voz”

 

'Dónde están los paraguas' – 2013

Ganadora del Premio Autores al Mejor Libro de Ficción Narrativa otorgado por la Sociedad Portuguesa de Autores en 2015, esta historia enmarcada en la guerra en Medio Oriente habla sobre la sensación humana de perder a quienes más amamos. Es una novela sobre el duelo y sobre los mecanismos que, inconsientemente usamos para sobreponernos a él.

Fragmento:

“Fazal Elahi tomó las manos del hijo recién nacido y, emocionado, las llevó a sus labios. Tenía lágrimas en los ojos. ‘¡Achha! Es del tamaño de mi Corán’, pensó Fazal Elahi mirando al hijo, pero parece más profundo, y los cabellos son letras del mejor calígrafo”.

Además de su maravillosa obra literaria, Afonso Cruz tiene una agrupación musical de jazz  y como ñapa de esta nota te compartimos una de sus canciones para que lo conozcas. 

Comentarios (0)