Alto contraste
Música

Las ondas curativas del Gran Latido Sound System

Hablamos con Ricardo Vega, el creador de El Gran Latido Sound System que se ha convertido en el picó del Altiplano.

Andrea Melo Tobón
10 Ene 2020 6:00 AM

Fotos cortesía El Gran Latido - Sound System

¿Sabes qué es un sound system?, ¿sabes qué significa, de dónde viene y cuál es su propósito? Hoy te contamos la historia de El Gran Latido Sound System,  la apuesta de un colombiano por crear comunidad a través del poder de los parlantes y la cultura roots & reggae. Conoce aquí su historia:

¿Qué es un sound system?

Un sound system es un sistema de sonido artesanal construido a partir de madera, cables y piezas, sin ningún tipo de distintivo de marca, que suele ser transportado de un lado a otro, casi de manera itinerante.  

"Cuando hablo de soundsystem también me refiero al colectivo alrededor de este sistema de sonido. Están los boxman o boxboys que son los que ayudan a cargar las cajas para llevarlas a donde se vaya a hacer la sesión; están los cantantes, están los selectores y está el operador mismo del soundsystem", cuenta Ricardo Vega, diseñador de la comunicación visual y creador de El Gran Latido Sound System. 

Las partes de estos sistemas de sonido artesanales consisten en: el reproductor de música, que puede ser para vinilo, cedé, Mp3 o casete y el preamp o cerebro que es la consola que divide las frecuencias, el ecualizador, los canales; las entradas y salidas para los efectos y las entradas de micrófono y es desde donde se envían las señales, ya divididas a las potencias, o plantas que tienen que ser de distinta potencia dependiendo de lo que se vaya a amplificar, y los conos y las cajas. 

También te puede interesar: Un tormenta de death metal perfecta

¿De dónde viene?

En Jamaica, en 1959, la actividad portuaria de la isla era bastante por lo que sus orillas estaban repletas de grandes embarcaciones. Allí trabajaban músicos cumpliendo labores varias como aseo, cocina y mantenimiento de dichos medios de transporte y, mientras estaban en puerto, aprovechaban para tocar ritmos caribeños como el calypso o sonidos americanos como el blues o el jazz

En los barrios periféricos o guettos, lo que se oía era el sonido de la radio, pero poco a poco, los habitantes comenzaron a construir parlantes con lo que tuvieran a la mano para que ese nimio ruido pudiera ser escuchado por más personas. Estos fueron los primeros bosquejos de 'sound system' que se convirtieron en una suerte de fiestas musicales en las calles o patios que no tenían ningún costo y en el que la comunidad tenía un espacio de reencuentro y de comunión. Su contraparte en Colombia podría considerarse el picó, famoso en la Costa Caribe. 

"Se siente como una gran motivación ver el hecho de que unas personas fueran capaces de hacer ellos mismos una cosa tan tecnológica y potente: un símbolo de autogestión, un símbolo de trabajó en equipo, un símbollo del hazlo tú mismo, de la independencia, todo eso me llamó mucho la atención", cuenta el creador del souns system colombiano. 

También te puede interesar: Yo marché: el hombre detrás del himno del paro nacional

Recuerdos de Sound systems

El primer sound system que Vega vio fue un picó en el barrio La Boquilla, en Cartagena, cuando tenía 10 años. Para él, este aparato era un juguete gigante y divertido y el hecho de alguien pudiera construir artesanalmente un equipo de sonido tan grande para reproducir su propia música, le pareció algo mágico. "Es algo que reunía a toda la comunidad alrededor de la música y esta no solamente se escuchaba sino que se sentía de una forma física, sentías el poder, sentías las vibraciones en tu cuerpo y esto fue algo que me llamó mucho la atención", narra Ricardo. Otro soundsystem que marcó su vida fue el sonido de un Mungo's Hi-Fi un colectivo de escoceses que tienen configurados sus parlantes de tal manera que los bajos retumbaban en todo su cuerpo, le golpeaban en el pecho y lo hacían sentir, casi como si hiciera parte de la música misma. 

Cuando el sonido te cambia para siempre

Desde los once años, Ricardo Vega estuvo involucrado en la música, pero más exactamente: de la música de resistencia: "música que te pica, revolucionaria y antisistema que habla sobre la sociedad, de cómo todo este caos en el que vivimos podría mejorar y siempre he tenido muchas ganas de poder hacer algo por la sociedad y no quedarme sentado viendo el partido sino ser parte de él". Y ahí llegó el punk, el ska y el trombón que tocó en bandas como Alerta Kamarada, Skándalo hoy y fue cantante en Los Federales

Y su activismo no solo se quedó en el ska, también encontró en la electrónica una aliada y fue inevitable que terminara trabajando con colectivos como Bogotrax Drum & bass en Colombia, del que hace parte desde hace diez años. 

También te puede interesar: Memorias de Rauliman: el primer MC en grabar un álbum de rap en Colombia

El gran latido Sound System

En 2013, después de trabajar algunos años con estos colectivos y de hacer muchos eventos, Vega se decidió a crear un proyecto personal que involucrara el dub, y la cultura rootsreggae pero en formato sound system. Y aunque al principio no tenía uno, trataba de disimularlo con equipos existentes, siempre reforzando mucho el sonido y poniendo muchos bajos.

Mientras tanto, Ricardo siguió ejerciendo como gestor cultural y trajo a Channel One (uno de los referentes de la cultura sound system con más de 40 años de historia) y uno de sus miembros, Mickey decidió darle talleres especializados y le hizo prometer que la siguiente vez que el grupo regresara, él tendría listo su sound system

Durante ocho meses escogió meticulosamente el tipo de madera, tornillos, parlantes, cables y vías que tendría su sistema de sonido artesanal y después de tener todo listo, se puso manos a la obra y comenzó a armarlo pieza a pieza en un taller de carpintería. Después de tres meses, nació El Gran Latido el 17 de noviembre de 2017.

"Somos guerreros pero guerreros conscientes. Lo que que buscamos es la unidad, la conciencia, la justicia social. Vamos en contra del racismo, de la xenofobia, en contra de las ideologías fascistas, y tratamos de cambiar nuestro mundo cercano de a poquitos, esa es nuestra manera de cambiar un poco la situación que nos rodea", cuenta Vega. Alrededor del Gran Latido ya han empezado a nacer otros sistemas de sonido inspirados en su trabajo. 

¿Cuál es el poder del Gran Latido?

El poder del este sound system viene de dos cosas: son un colectivo horizontal que no tiene grandes estrellas y no usan tarima lo que hace que la experiencia sea bien diferente a lo que se considera es nuestra relación con un dispositivo de sonido o un evento musical. El Gran Latido no es un concierto ni una fiesta, es una sesión sonora dedicada al espíritu. 

La música y la disposición técnica de los parlantes, como dijo Vega, están dedicadas a hacer latir hasta la última fibra de quienes asisten a sus sesiones con curadurías que viajan en desde clásicos del reggae, hasta música más actual como dub y drumm & bass. 

Una sesión normal de El Gran Latido comienza con temas clásicos como canciones jamaiquinas, y a medida que va llegando más gente, suben poco a poco el volumen, van poniendo las canciones nuevas y se habla de lo que está pasando en el país, en la ciudad o el barrio donde están. "Tratamos siempre de conectar con la gente, es lo bonito, la conexión 1 a 1. El Mc es muy importante porque no solo se trata de ponerles música para que se olviden de todo, sino música para conectarse y cuando habla de las cosas que tocan a las personas se van creando conexiones y todo el mundo está como en el mismo pensamiento y al final de la sesión la meditación está muy alta, la energía salta, la gente se vuelve a veces muy introspectiva, peo también es alegre y la gente se abraza y se saluda y se reconoce", narra Vega. 

Para Mayra, una asistente frecuente de estas sesiones, "El Gran Latido es limpieza, sanación y un espacio seguro para mujeres en donde no tenemos que enfrentarnos al acoso o a los peligros que a veces representa irse a una fiesta". 

Si quieres ahondar más en la amplificación sonora y el sonido,  no te pierdas este domingo de #LaCienciaDeLaMúsica  a las 11:30 a.m.