Alto contraste
Música

Un tormenta de death metal perfecta

El grupo caleño Gutgrinder presentó su nuevo disco con el que cual llevó la música extrema colombiana a un nuevo nivel.

Juan Sebastián Barriga
06 Dic 2019 11:00 AM

Fotos: Facebook de Gutgrinder hechas por Juan José Horta

Este es un viaje verbal después de escuchar el nuevo disco de la agrupación caleña de death metal Gutgrinder 'Maelstrom Of A Blasted Paradox'. 

Imagina una marcha de condenados que camina de forma lenta y pesada por una tierra baldía y pútrida que está envuelta en un olor nauseabunda e insoportable. Cada condenado va encadenado y carga un enorme peso sobre sus hombros mientras recorre este camino a la perdición, en el que solo se escuchan sollozos y los látigos de los crueles capataces que conducen a estos infelices directo al abismo

'Maelstrom Of A Blasted Paradox', el nuevo disco de Gutgrinder, suena como los lamentos de estos condenados. Pesado, denso, oscuro un disco de death metal perfecto para musicalizar esta imagen dantesca que nos remite a las puertas del Infierno o más bien al día a día de millones de personas que se levantan aplastadas por el peso de la realidad. Una realidad en la que la codicia, la indiferencia y la crueldad de unos pocos, condenó a millones al tormento. 

También te puede interesar: Knotfest Colombia 2019: line up y horarios confirmados

Con este nuevo álbum, este trío caleño creado en 2015, que forma parte del cartel del Knotfest, hace una apuesta por crear un death metal distinto: extremo pero angustiante, que deja de lado las algunas fórmulas del género y se arriesga por un sonido diferente. Las nueve canciones de 'Maelstrom Of A Blasted Paradox' crean una atmósfera especialmente oscura y densa, que rompe con el sonido mecánico y homogéneo en el que ha caído la música extrema, pero no deja de lado los elementas más brutales del género.   

Grabado en el estudio Demiurge de Cali y producido por David Medina y Luis Cuartas, este disco muestra la calidad a la que ha llegado la música extrema nacional, ya que nada suena saturado. La elaboradas cuerdas, la agresiva batería y las demoníacas voces se complementan de forma perfecta y logran una tormenta que te sacude el cerebro.

En este disco cada cosa está en su lugar y precisamente son esos detalles los que logran esa sensación de angustia y velocidad. Ese genialmente pesado tormento se traduce de forma perfecta en la portada hecha por Sergio Sarmiento, que es una técnica de acrílico sobre lienzo, la cual se siente como estar viendo desde el a millones de almas en pena que se retuercen en su miseria. Tal vez así se siente Dios, o los presidentes. 

Sin duda Gutgrinder lanzó uno de los mejores discos de música extrema del 2019, que además es una muestra que el metal no tiene límites y sobretodo no tiene fórmulas. Que es posible jugar con las atmósferas y que en un país como Colombia, no hay mejor sonido que traduzca nuestra desconcertante realidad.  

También te puede interesar: 

Comentarios (0)