Alto contraste
Cultura

La Pugna de las Nebulosas: Star Wars de peor a menos peor

Me lincharán los fanáticos, pero criticar es un derecho, sobre todo cuando se trata de Star Wars.

Tote
25 May 2020 7:02:02 AM

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana, me gustó Star Wars. Era pequeño y todo en la franquicia me parecía llamativo: espadas de luz, batallas espaciales, enredos políticos, conspiraciones y un hombre sencillo que tiene en sus manos, sin saberlo, el destino de millones de vidas. Pero entonces crecí e, imagino, me amargué.

Ahora me parece tonto una pistola de luz cuyas balas, a juzgar por lo que vemos en pantalla, viajan mucho más lento que una bala normal. También comencé a pensar que es suicida usar una espada si te disparan con un arma y a notar que todo el asunto de usar la fuerza era completamente maniqueo. O eres bueno o eres malo. Si eres malo, usas el negro, tu espada es roja y haces cosas de malos como querer dominar por la fuerza (guiño, guiño) y matar niños. Si eres bueno, te vistes de blanco, tu espada es azul y haces cosas de bueno como apoyar la democracia y ser traicionado por creer en la gente. Azul = bueno, rojo = malo ¿Por qué? Porque sí. 

También puedes leer: Taika Waititi: la saga continúa

Ya sé, ya sé. Los fanáticos dirán que eso está justificado en el universo expandido y más cosas, pero lo cierto es que nada en las películas justifica el binarismo entre las de los buenos y los malos. No hay matices: Palpatine es malo porque sí y Yoda es bueno, porque también sí. Además, desde que terminó la primer trilogía, cuya importancia histórica en el cine reconozco, la franquicia no ha hecho más que abusar de todo su poder de mercadeo para seguir ganando dinero con el uso y el abuso de la nostalgia

Pero la nostalgia no es suficiente. Cada vez que voy a ver una nueva película, espero que sea mejor que la enterior y, la verdad, siempre quedo con la misma impresión: lucesitas y ruiditos para impresionar, pero nada de sustancia. Si alguna vez fue interesante, la historia se acabó hace rato. Por eso, a continuación, mi ranking de las tres trilogías, de peor a más peor, porque hay poco que rescatar, así sus fanáticos rabiosos no quieran reconocerlo. 

9. El ascenso de Skywalker.

Este fue el puesto más fácil. Esta película demuestra lo peor de la saga: que es solamente un producto hecho para vender, sin importar la coherencia de la historia, apelando nada más que a la nostalgia, y funciona. En el episodio IX hay muertes y resurrecciones por doquier, para apelar a la sorpresa efectista, aunque los personajes no respetan en nada la lógica de lo que han hecho en las películas anteriores. 'El Ascenso de Skywalker' quiso gustar tanto, tantísimo, que deshizo todo lo que había hecho interesante a su predecesora, sin contar su accidentada narrativa y, tal vez, el peor pecado: traer de regreso a Palpatine con una justificación tan sacada de los cabellos que le exigía a los espectadores no preguntar nada. Y no preguntaron, al menos si contamos como cierta la valoración positiva de la audiencia de un 89% en Rotten Tomatoes. A sus fanáticos les gustó. 

Te puede interesar: "May the 4th be with you", la historia de la frase de Star Wars.

8. El Despertar de la Fuerza.

La verdad es que esta película no es tan mala, tiene una historia interesante sobre una donnadie que se ve inmiscuida en un complot interplanetario para destruir a una fuerza dictatorial que quiere dominar la galaxia… O sea, la misma trama del Episodio IV: Una nueva esperanza. A pesar de esto, fue interesante ver a nuevos personajes sin el estigma del tomar el protagonismo. Sin embargo, esto no fue suficiente para que sintiera que estaba viendo la misma película otra vez, con mejores efectos, pero peores ideas. Aquí ninguna secuencia es memorable, ningún planeta único, ninguna idea novedosa. 

7. El Ataque de los clones.

Esta es la película donde Anakin, un adolescente, parte una pera usando La Fuerza para que su enamorada, Padme, la coma. Es decir, hubo al menos una persona que ganó dinero animando una pera en computador. Hasta estos absurdos ha llegado esta saga. Y esta es solo una de las muchas escenas donde la cursilería y los clichés románticos desbordan la relación de estos personajes. La verdad es que la película es tan regular, que me cuesta trabajo recordar alguna otra escena. Creo que aparece Boba Fett y que Yoda pelea contra alguien…  No recuerdo que Jar Jar Binks aparezca, lo cual es algo bueno.

6. La Amenaza Fantasma.

Esta fue la primer película que vi en cine y parece que no aprendí la lección. La idea de mostrar cómo la encarnación del mal comenzó siendo un humilde y bondadoso niño es interesante. Pero esta película no se trata de eso. Claro que no. En su lugar, a los escritores se les ocurrió que la mejor forma de mantener la emoción y la atención de los niños como yo, eran largos (realmente largos) y parsimoniosos diálogos burocráticos en, sí: un senado galáctico. Así, tenemos que ver una aburrida trama entre la República Galáctica y la Confederación de Sistemas Independientes (cuyos nombres advierten lo divertido de todo el asunto...). Además, está Jar Jar Binks.

Eso sí, el enemigo Darth Maul, su sable doble y la pelea final con Obi Wan y Qui-Gon Jinn, es mi escena favorita de toda la saga y ‘El Duelo de los destinos’ es una pieza musical completamente épica.

5. La Venganza de los Sith

Hayden Christensen, el actor que interpreta a Anakin Skywalker cree que fruncir el ceño es la única expresión facial que demuestra ira. Y como Anakin tiene mucha ira en esta película, se la va a pasar haciendo esto durante la mayoría de sus escenas. Es tan malo Anakin, pero tan malo, que mata niños. Y es tan malo, que vuelve a usar la fuerza para impresionar a Padme, pero esta vez ahorcándola. Lo cual no tiene sentido si pensamos que se pasó al lado oscuro de la fuerza para salvarla. De todas formas, la pelea en el planeta de lava, la ejecución de los Jedis y el nacimiento de Darth Vader, aunque sean los últimos minutos de película, hacen que no sea una pérdida de tiempo.

4. El Regreso del Jedi.

Un ejército de soldados profesionales armados con armaduras y rifles láser es derrotado por unos peluches de ositos que usan troncos y palos afilados. Además, como si no hubieran aprendido de la primer película, el Imperio vuelve a poner un único punto débil en su nueva Estrella de la Muerte y los rebeldes ganan así, celebran bailando y cantando. Un final digno para la primera trilogía, si olvidamos que el mejor cazador de la galaxia, Bobba Fett, tiene la muerte más boba de toda la saga. 

3. Una Nueva Esperanza

Si quieres conocer de qué trata esta película, puedes ver ‘El Despertar de la fuerza’. Pero, al contrario de esta, ‘Una nueva esperanza’ fue muy novedosa en su momento. Sin embargo, su ridícula forma de resolver la historia me produce risa. ¿Un único punto débil que, con un solo disparo de cualquier nave hace estallar a toda la Estrella de la Muerte? ¿Por qué no hacer esa arma sin puntos débiles? Y eso que no cuento la vergonzosa pelea entre Obi Wan y Darth Vader, que parecen dos figuritas sin articulaciones moviendo unos palos brillantes. Ah, bueno, ya lo dije. 

2. El Imperio contraataca.

No es sorpresivo este lugar en la lista. 'El Imperio Contraataca' es la favorita de los fans y tiene las frases más memorables de toda la saga. “Yo soy tu padre” y el intercambio de Han Solo y Leia, antes de ser congelado, son la cúspide de la escritura de Star Wars. El final, con Luke perdiendo y los rebeldes en su peor momento, es un gran cierre a la película, que deja con ganas de más. 

1. El último Jedi.

Si ignoramos las horribles transiciones que, ahora, son características de la franquicia, esta película es un goce visual. La batalla en Crait, con la sal roja, la pelea en cámara lenta con los guardias del difunto Snoke y el conflicto moral de Luke Skywalker tras haber fracasado como maestro, hacen que ‘El último Jedi’ sea lo más cercano a una película buena de esta saga. Pero esto no hace que uno pueda obviar el forzado conflicto de MALO, que parece que tiene más ganas que motivos para hacer el mal. Además, ¿qué querían contar con toda la historia de Flynn en el casino

Al menos, con ‘El último Jedi’, la saga tuvo la arriesgada idea de acabar con el nepotismo de La Fuerza, dando la posibilidad de que, aparentemente, cualquiera pudiera usarla. La verdad es que con este antecedente, lo más difícil habría sido hacer una mala secuela, pero Star Wars siempre encuentra la forma de decepcionarme

Comentarios (0)