Alto contraste
Cultura

El jazz como influencia en el arte

El Jazz es uno de los géneros musicales que nació a finales del siglo XIX en Estados Unidos. Además de tener su origen en distintos ritmos afronorteamericanos, también incursiona en algunas de las Siete Artes.

Jenn Sepúlveda
22 Sep 2018 8:00 AM

Imagen: captura de pantalla / Sonny Rolllins

 

A propósito de Jazz al Parque [22 y 23 de septiembre], te compartimos un pequeño acercamiento de los sonidos del jazz con las artes. Cuéntanos ¿qué otros elementos agregarías a la lista?

El jazz y la arquitectura:

Existen espacios que han sido construidos desde la inspiración artística del jazz:

El edificio del Lincoln Center Jazz Orchestra, ubicado en Nueva York, es un espacio creado para fomentar y promover el jazz. Fue inaugurado en 1960 y acoge varias organizaciones artísticas:

Lincoln Center Jazz OrchestraImagen: captura de pantalla / Lincoln Center Jazz

The Metropolitan Opera, The Chamber Music Society, New York City Ballet, New York City Opera, New York Philarmonic, The New York o Public Library for the Performing, The Juilliard School, School of América Ballet, entre otros

Lee también: Jazz al Parque 2018: conoce la programación, horarios y artistas invitados

Continuando en Nueva York, vemos el puente de Williamsburg, un espacio que evidenció por varios años los ensayos del saxofonista Sonny Rollins, quien aprovechaba este lugar para esforzarse en conseguir un sonido fuerte. Sus ensayos en Williamsburg hacen parte de los episodios icónicos del jazz. El puente conecta Brooklyn con Manhattan y fue inaugurado en 1903.

En Noruega se puede apreciar el Jazzhouse & Theatre, un edificio con forma de piano construido por el arquitecto Kim Herforth Nielsen y que es escenario del Festival de Jazz del norte de Europa, además de instalar lo mejor de las artes escénicas noruegas.

Lee también: Siete Artes: enalteciendo la cultura de nuestras regiones

Por otra parte, en París, “la ciudad del amor” tiene una estrecha conexión con los sonidos el jazz, empezando por el barrio Saint-Germain-des-Prés, lugar en el que muchos clubes fueron testigos de los conciertos más emblemáticos de jazz en Europa. No sin hablar del edificio Sala Pleyel, cuyo nombre se relaciona con una reconocida marca de pianos francesa, los favoritos de Frederic Chopin.

Este edificio ha visto en sus escenarios a intérpretes de jazz como Dizzy Gillespie, Ella Fitzgerald, Duke Ellington, Louis Armstrong​​, entre otros.

El jazz y la pintura

Fue así como en 1939 Alex Steinweiss, director de arte de Columbia Records, se le ocurrió la idea de ilustrar un estuche en el que irían los discos de 78 revoluciones, asegurando que esto haría más atractiva su presentación.

Imagen: captura de pantalla / Columbia Resocrds

La primera portada fue sobre los sonidos de Rodgers and Dogal, pero no fue sino hasta los años 40, que Columbia contrató a James Flora para retratar portadas con colores muy vivos, cuyas ilustraciones reflejaban músicos como Gene Krupa (baterista) o la agrupación de Benny Godman.

También este género musical ha servido de inspiración para varios pintores y para sellos discográficos, quienes usaron pinturas de autores clásicos que estaban en galerías o museos.

Pablo Picasso,  creador del cubismo, fue uno de los pintores que en los años 70 creó la marca para un sello discográfico con el nombre ‘Pablo’. La solicitud la hizo el productor Norman Granz, conocido por fundar los sellos ‘Clef’, ‘Verve’, ‘Norgran’ y ‘Pablo’.

Imagen: captura de pantalla / Pablo Picasso

Desde la mirada de la pintura surrealista española, dos de los máximos representantes de este arte pictórico son Salvador Dalí (1893-1983) y Joan Miró (1904-1989), quienes lograron ver en la música las características que el surrealismo enaltecía. Un ejemplo es el músico Sun Ra – maestro del jazz con aires psicodélicos- quien con las portadas de Savoy puso en alto este movimiento.

Lee también: Pablo Picasso: el artista que pintó sus emociones

Además, Sun Ra también incursionó en la pintura con arte abstracto, alguna de sus portadas fueron pintadas por él mismo.

Imagen: captura de pantalla / Sun Ra

Continuando con el surrealismo, hay que hablar de Ted Joans (1928-2003), quien debido a la muerte de su amigo Charlie Parker -saxofonista estadounidense-, pintó en las calles de Nueva York la frase “Bird Lives”.

Por otra parte, el pintor Alejandro Balbontín (Chile), en su obra ilustra los diferentes estados de ánimo que intervienen en el jazz, a través de muchos color y simbolismo.

En Francia Henry Matisse (1869-1954) construyó una colección dedicada al jazz bajo el estilo “fauve”. Se trata de 20 obras que pueden apreciarse en el museo de Cateau-Cambrésis.

La acuarela es una técnica de la pintura jazzística, es así como óscar Gacitúa, pintor chileno, dedico al jazz una exposición bajo el nombre ‘Pinceladas de Jazz’.

En 1949, el Museum of Art Modern (MOMA), Nueva York, incluyó en una exposición dos portadas discográficas de jazz, estas obras fueron ilustradas por Bob Jones y Alex Steinweiss, son conocidas como: ‘Mood Ellington’ y ‘Boogie Woogie’.

En la década de los 50, se resaltó un juego de acuarelas dedicadas a este género musical y al blues, provenientes del artista ruso Ben Shahn, quien además con su trabajo ilustró algunas portadas de discos. 

Jazz y arteImagen: captura de pantalla / Ben Shahn

El jazz y la escultura

El escultor Ed Dwight es conocido como uno de los artistas que ha logrado con gran éxito recrear el significado del jazz a través de sus esculturas de bronce. Su inicio en las artes fue en 1974.

También la utilización de espacios abiertos ha sido fmuy reconocida para rendir homenaje a los músicos jazzistas, un ejemplo es el Memorial Charlie Parker, realizado por Kansas City, su ciudad natal. Por su parte, la universidad de Louis Armstrong rinde homaneja en los jardines del Museo Henry Matisse en la ciudad de Niza (Francia).

Pero también en Dreamland Plaza, Estados Unidos, se encuentra una escultura de tres jazzistas hecha por Littleton Alston.

Imagen: captura de pantalla

El jazz y el cine

Estas son algunas de las películas más representativas del jazz:

'A Story of Modern Jazz', una película alemana bajo la dirección de Julián Benedickt. Su estreno oficial fue en 1997.

'Kinh of Jazz', una cinta americana publicada en 1930 y dirigida por John Murray Anderson.

'Paris Blues', dirigida por Martin Ritt, una película americana publicada en 1961.

'El invierno en Lisboa', una película española bajo la dirección de José A. Zorilla, publicada en 1990.

'Feel like going home' es una película americana de Martin Scorsese, publicada en 2003

'Broadway Rhythm', dirigida por RoyDel Rutth. Una película americana publicada en 1944.

'Birth of the blues', fue publicada en 1941 de nacionalidad estadounidense, bajo la dirección de Schertzinger.

Mantente atento a nuevos contenidos de #SieteArtes en nuestro sitio web, Instagram y canales digitales de Canal Trece.

Comentarios (0)