Alto contraste
Música

'Gozo Poderoso', una declaración cósmica de esperanza

Después de la época de oro de los 90, llegaba el momento de recoger la cosecha. 'Gozo Poderoso' se consolidó como el mejor fruto de la banda, en el año 2000.

Ana Lucía Rey González
24 Abr 2018 4:46:46 PM

Foto: María Alejandra Villamizar Assaf - Canal Trece

'Gozo Poderoso' fue, tal vez, la resistencia de Aterciopelados a la crisis que atravesaba la industria discográfica en el año 2000. Un álbum que, además, se convirtió en una ventana para ilustrar el talento artístico local.

Tras el éxito de 'Caribe Atómico' (Lee: El Caribe Atómico que hizo explotar a Aterciopelados), que alzó la voz en contra de la vanalidad de la sociedad con canciones como 'El estuche', la quinta producción discográfica de la agrupación bogotana inició una nueva etapa bajo una frase que, seguramente, a quienes la escucharon les quedó clavada en la mente: "La vida es color de rosa".


 

Después de la denuncia y la crítica social, las letras de este álbum imprimían esperanza. Y la música, como un elemento cohesionante, llegaba para ser parte de un ritual...un "ritual poderoso" que exaltaba el poder del amor.

Quizás te  interese: De Bogotá para el mundo con una pipa de paz ]​​​​​​ ​

Y es que también fue un momento en el que Héctor y Andrea se sumergieron en ceremonias de tradición indígena; tanto que en la canción 'Chamánica' se escucha la voz del taita Antonio Jacanamijoy.

Sus sencillos 'Luz azul', en el que la banda toma vida en dibujos animados y 'Rompecabezas', una canción plancha con sonidos andinos que, en su videoclip, muestra a 30 mujeres vestidas de blanco en estado de gestación - como una manera de hacer un homenaje la fertilidad-, lograron entrar rápidamente a los listados de la radio comercial en Colombia y en el top de MTV.


 

La independencia y el arte hecho en Colombia

'Gozo Poderoso' fue una evocación de la independencia en la industria musical. Así quedó demostrado en el resultado de un trabajo discográfico hecho por Héctor Buitrago en Entrecasa y Audiovisión y cuyos sonidos se enfocaron en la experimentación musical casera, integrando beats y loops a sus composiciones. La agrupación contó con la colaboración de Felipe López en teclados y electrónica.

El grupo también le apostó al arte local como una forma de expresión. Así, desde la carátula del disco hasta su lanzamiento en público, contó con artistas colombianos como José Antonio Suárez y el fotógrafo Manuel H., quien tuvo un papel clave en el videoclip de 'El álbum', en el que las callejuelas del tradicional barrio La Candelaria (Bogotá) tomaron protagonismo.

De hecho, el disco fue lanzado en la Galería Santafé, del Planetario de Bogotá. Sin duda, un homenaje al talento artístico del país.


Foto Youtube

Su ahínco por establecerse en la independencia, en ese entonces, no fue en vano. Gracias a su disco, Aterciopelados fue categorizada como una de las diez mejores bandas del planeta, según la Revista Time.

Además, ganó el Grammy Latino en la categoría de 'Mejor álbum vocal rock grupo odDúo' (2001); sin dejar de lado las nominaciones a los Premios MTV.

El 2000 fue para Andrea y Héctor un despertar de conciencia que se tradujo en la revolución del amor a través de la música. Y 'Gozo Poderoso' fue la muestra de que hay experimentos cuyos resultados pueden cruzar fronteras y, mejor áun, llevar esperanza con una canción.

Comentarios (0)