Alto contraste
Cultura

Poesía en pandemia

Del 5 al 30 de julio, la programación virtual del Festival contará con recitales, conversatorios, música y talleres de traducción poética, y talleres para niños.

Redacción Canal Trece
06 Jul 2020 11:59:59 AM

Foto: Piqsels

En medio de este devastador panorama para el mundo de las artes y en general las actividades culturales, el Festival Internacional de Poesía de Bogotá, con el apoyo del Ministerio de Cultura, decidió convertir este momento en una oportunidad para llegar a las casas con la mejor poesía de Colombia, América Latina y del mundo.

Festival Internacional de Poesía de Bogotá

Serán más de 60 poetas, músicos y artistas de Colombia, de América Latina (Argentina, México, Bolivia, Brasil, Perú, Chile y Costa Rica) y Europa (España, Italia, Francia y Rumanía) participarán en 45 eventos que se transmitirán a través de las redes sociales del festival.

¿Cuándo?

Del 5 al 30 de julio, la programación virtual del festival contará con recitales, conversatorios, música y talleres de traducción poética, y talleres para niños.

¿Quién será el autor o la autora homenajeado?

Como todos los años desde su fundación en 1992, con el apoyo del Instituto Caro y Cuervo, el festival rinde homenaje a la vida y a la obra de un poeta colombiano para celebrar su recorrido y sus logros en el ámbito de la poesía, así como su dedicación a la promoción de su lectura entre los jóvenes. Este año dicho reconocimiento le corresponde a la poeta, ensayista y docente universitaria Luz Mary Girado

También te puede interesar: Letras afrocolombianas: cuatro fragmentos de literatura negra

Colombia necesita poesía y el Festival Internacional de Poesía de Bogotá es una oportunidad para darle a los capitalinos, a los colombianos, a los latinos y al mundo, esa dosis de esperanza de mano de poetas, escritores y pensadores.

Del 5 al 30 de julio, por medio de las redes sociales del Festival (Facebook, Instagram, Twitter y Youtube) se podrá disfrutar en el calor del hogar de recitales, conversatorios, música, talleres de traducción y talleres de poesía para niños.

Desde sus inicios el Festival Internacional de Poesía de Bogotá se ha centrado en la poesía y los poetas iberoamericanos, con esporádicas incursiones en la lírica en lenguas de origen latino como la francesa, la portuguesa y la italiana.

A partir del año 2019 y subsiguientes iniciamos un acercamiento sostenido a la poesía actual en lenguas romances, proyectando la participación de reconocidos autores de Italia, Francia, España y Rumania, además de los invitados de América Latina. Como todos los años, las memorias del certamen quedarán registradas en un dossier especial de la revista de poesía ULRIKA.

Sin duda, la poesía y la literatura han tenido desde hace miles de años una estrecha relación con las pestes y pandemias. Quien se podría decir que inauguró esa relación fue el Poema de Atrahasis en el que se narraba cómo los dioses, cansados del ruido de los humanos, decidieron mandar una peste para acallarlos hace más de 3.700 años.

También te puede interesar: Poemas y canciones populares a propósito del 9 de abril

Después de las pandemias y pestes se han vivido grandes momentos en la humanidad, como lo fue el Renacimiento después de la peste negra. La coyuntura que vive el mundo hoy, en este año, en esta época, puede ser una oportunidad para que la poesía, la literatura, las artes, el humanismo y las formas de expresión retomen la fuerza que merecen.

Los días de cuarentena que ha vivido el país han sido el momento ideal para que la sociedad colombiana se encuentre con que cosas sencillas como un buen libro, un buen poema, son una luz de esperanza.

Como dijo Neruda, “la poesía no es de quien la escribe sino de quien la necesita”, y en este momento la humanidad necesita poesía.

También te puede interesar:La poesía de la resistencia

Luz Mary Giraldo, la poeta homenajeada

Luz Mary Giraldo (Ibagué, Colombia, 1950). Poeta, ensayista, antóloga y profesora universitaria, escritora en residencia de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Ha publicado antologías de literatura para niños, de cuento de autores colombianos y de poetas hispanoamericanas y españolas, valoraciones múltiples de narradores colombianos y libros de ensayo sobre literatura colombiana.

Ha recibido el Gran Premio Internacional de Poesía Academia Oriente-Occidente (Rumania, 2013); mención honorífica en el festival Noche de Poesía en Curtea de Arges (Rumania, 2016); el Premio Internacional LASA-Monserrat Ordóñez (2012) por las antologías Ellas cuentan. De la Colonia a nuestros días (1998) y Cuentan. Narradoras contemporáneas (2010, 2013); el Premio Nacional de Poesía Casa Silva «La Poesía como una Casa» (2011); mención de honor en el Premio Internacional de Ensayo Convenio Andrés Bello (2000) por su libro Ciudades Escritas, que fue beca nacional de Literatura del Ministerio de Cultura (1999); y mención honorífica en investigación por el Instituto Distrital de Cultura (2004). Ha sido jurado del Premio Juan Rulfo de Literatura hispanoamericana y del Caribe (hoy Premio fil de Literatura en Guadalajara), del Premio Juan Valera Mora de poesía en Caracas y de diversos premios y concursos nacionales e internacionales.

Es autora de los poemarios El tiempo se volvió poema (Ibagué 1974), Camino de los sueños (Ibagué 1981), Con la vida (1997), Hoja por hoja (Bogotá 2003), Postal de viaje (Bogotá 2004), Sonidos en la luz (Medellín 2010), Llévame como un verso –poemas del exilio– (Bogotá 2011), De artes y oficios (Bogotá 2015) y Caza de sombras (Montevideo 2019); y de las antologías Diario vivir (2012), Canto de pájaros (Rumania, Academia Oriente-Occidente, 2015, edición trilingüe en español, inglés y rumano, e Il volto nascosto dell’amore (español e italiano, edición de Alessio Brandolini y Martha L. Canfield, Roma, 2017).

Para que vayas preparando el alma, te dejamos con un poema de esta poeta. 

Antes 

Antes de la poesía
la rosa.
Antes de la rosa
la rama y sus espinas
el cogollo fresco.
Antes de la raíz
la semilla
la tierra abonada
la felicidad y las heridas
preparándose.
Antes
el deseo de árboles y luz
el relente nocturno
el viento que sopla
y tu rostro en la ventana.
Antes de todo
tiempo y espacio amasados.
Y mucho antes el deseo de vivir
y una percha para colgar sueños o desvelos.
Al final
la soledad en un armario
o en las gavetas de la compañía.