Alto contraste
Cultura

Cuatro casos de escritoras que publicaron con seudónimos

La literatura no se ha salvado del rechazo a las mujeres y cientos de ellas han sido olvidadas.

Lala Ocampo
03 Mar 2018 7:00 PM

Foto: Maria Alejandra Villamizar Assaf / Canal Trece

De hecho a lo largo de la historia, la literatura se ha considerado una cosa de hombres, con excepción, de algunos géneros como el romántico e incluso la literatura juvenil. Tanto así, que muchas mujeres han recurrido a otros nombres diferentes al propio para ser tenidas en cuenta en el universo editorial.

Recopilamos algunos casos de escritoras cuyo trabajo literario tuvo que ser firmado con seudónimos.  

Louisa May Alcott - M.A. Barnard

Foto: Me Gusta Leer - Lumen

La autora de ‘Mujercitas’, el clásico de la literatura norteamericana, Louisa May Alcott, escribió después de su mayor éxito, otras novelas cortas que correspondían a un género completamente distinto al de ‘Mujercitas’ y para hacerlo tuvo que recurrir a su seudónimo A.M. Barnard, que según los editores de entonces, le aseguraría la lectura de sus obras.

Las hermanas Brontë - Currer, Ellis y Acton Bell

Foto: MagazineDigital

Hijas de una familia dedicada a la literatura, Charlotte y sus hermanas Emily y Anne, publicaron varias novelas, pero sus libros de poesía fueron publicados con sus seudónimos masculinos de Currer, Ellis y Acton Bell usando las iniciales de cada una. La historia ha sabido recompensarlas haciendo dos de sus libros parte de los clásicos de la literatura universal, ‘Jayne Eyre’, de Charlotte y ‘Cumbres Borrascosas’ de Emily Brontë.

Soledad Acosta de Samper - ‘Aldebarán’

Foto: YouTube

En Colombia algunas mujeres también tuvieron que publicar sus escritos bajo seudónimos, bien fuera por decisión personal o porque los lugares en donde publicaban les exigía hacerlo. Fue este el caso de la primera mujer escritora colombiana Soledad Acosta de Samper. Soledad usó el seudónimo de ‘Aldebarán’ para poder publicar sus textos en periódicos locales y asegurarse la lectura de un público que no creía que una mujer pudiera escribir en la prensa nacional

Joanne Rowling - J.K. Rowling

Foto: CBC News

Sin ir muy lejos en el tiempo, en 1997, Joanne Rowling recorrió Inglaterra mostrando su primera novela y recibiendo el rechazo de cientos de editoriales. Luego de ser aceptada por Bloomsbury, su editor le recomendó firmar el libro con las iniciales de su nombre para que los niños y adolescentes no creyeran que la voz de 'Harry Potter' la había escrito una mujer.

[Lee también] Recomendaciones para leer más y mejor

Aquí pusimos solamente algunas, pero la verdad es que la lista de escritoras que publicaron a escondidas es larguísima y su papel como escritoras aún hoy sigue siendo olvidado. 

Hagamos el ejercicio, vayan a sus bibliotecas personales y cuéntenos ¿cuántos libros de mujeres y cuántos de hombres tienen?

 


Regístrate en nuestra nueva página web y accede a contenido exclusivo según tus gustos.


 

Comentarios (1)

Ernesto Garcia
02 Feb, 2018
Cecilia Bohl de Faber, firmaba con el seudónimo de Fernan Caballero