Alto contraste
Región

Cuadrillas de San Martín: un caballo y un colombiano de pura cepa

En San Martín se celebra una de las tradiciones más antiguas del Meta, una celebración donde hombre y caballo se unen en un mismo espíritu alrededor de una coreografía.

Redacción Canal Trece
23 Mar 2018 6:00 AM

Darío Herrera | Imagen: ‘De Pura Cepa’.

Las cuadrillas de San Martín son una metáfora del país, del continente y del mundo. De esa necesidad de que cesen las guerras y la violencia. Así lo define Darío Herrera, un colombiano de pura cepa que desde pequeño y gracias a las enseñanzas de su papá aprendió a bailar joropo y a tocar el arpa a oído.

La batalla de los Llanos Orientales

Las cuadrillas son una puesta en escena, una representación de las batallas épicas entre colonos e indígenas, moros y blancos, son un resumen de esos enfrentamientos que se dieron en la invasión árabe a España y luego en la invasión de los españoles a América.

Cuadrillas de San Martín: un caballo y un colombiano de pura cepaImagen: ‘De Pura Cepa’.

“Uno llega y se divide por ejércitos, por grupos, que una vez ubicados se reúnen para conversar, para conciliar y arreglar todo por las buenas, en vista de que no se puede llegar a un acuerdo deciden solucionar el asunto en el campo de batalla”, relata Darío.

Además de ser nuestro presentador en ‘De Pura Cepa’, Darío es cuadrillero de los cachaceros (cuadrilla de los negros) a la que pertenece desde su infancia.

Cuadrillas de San Martín: un caballo y un colombiano de pura cepaImagen: ‘De Pura Cepa’.

Las fiestas tuvieron origen en 1735 cuando el padre Gabino de Balboa creó el torneo ecuestre de las cuadrillas para festejar al estilo llanero el año que terminaba y conmemorar al patrono del pueblo San Martín de Tours.

Cuadrillas de San Martín: un caballo y un colombiano de pura cepaImagen: ‘De Pura Cepa’.

Patrono de los soldados e invocado en las batallas, San Martín de Tours fue un soldado romano, convertido al catolicismo, que se hizo obispo y al cual se le atribuyen varios milagros.

Actualmente, participan de la cuadrilla 48 jinetes, 12 por cada ejército (indígenas (guahibos), negros (cachaceros), árabes (moros) y blancos (galanes)) y se disputan diez juegos: guerrilla, saludo, oes, peine, medias plazas, caracol, alcancías, culebra, paseo y despedida.

El recorrido de las cuadrillas inicia desde la iglesia del pueblo y va hasta el estadio donde se realiza la batalla. En la guerra, los ejércitos se desafían entre sí y en vista de que la guerra no trae nada bueno se deciden por el diálogo. Este acto causa una gran algarabía y alegría en el público y le da el valor simbólico a la fiesta.

Cuadrillas de San Martín: un caballo y un colombiano de pura cepaImagen: ‘De Pura Cepa’.

Las cuadrillas de San Martín retratan esas formas de ser, de juntar iniciativas de convivencia y aprendizajes para la resolución de conflictos. Lecciones de paz por parte de gente de pura cepa. 


#DePuraCepa: revive todos los episodios en nuestra página web www.canaltrece.com.co


 

Comentarios (0)