Alto contraste
Música

Zoé y su Aztlán de colores

La banda mexicana Zoé se presentó en Bogotá el pasado sábado 6 de octubre como parte de la inauguración del Movistar Arena y en el marco de su gira 'Aztlán'.

Diana Zúñiga
10 Oct 2018 8:00 AM

Foto: Andrés Alvarado - Cortesía Páramo

Caía la tarde y cada vez eran más grandes las expectativas. Muchos de los que ingresamos al Movistar Arena nunca habíamos estado allí, o por lo menos no en la mejorada estructura del antiguo Coliseo Cubierto El Campín. En ese mismo lugar, en 2009, escuché a Motörhead acompañada de 4 mil personas.

Los teloneros fueron Nicolás y Los Fumadores, una agrupación bogotana que después del lanzamiento de su primer disco 'Como pez en el hielo' se han dado a conocer gracias a los circuitos independientes. Escuché una banda llena de sonidos psicodélicos, no muy frecuentes en el rock colombiano, capas de guitarras y letras sobre la cotidianidad que me hicieron recordar a varios grupos de Rosario (Argentina) como Usted Señálemelo, que hace poco vino al país.

Zoé apareció a las 9 en punto bajo tres pantallas que formaban una 'Z'. La pantalla de arriba fue la más grande, mientras las otras dos disminuían hasta llegar a la banda. Las figuras, en ocasiones videomappings, recreaban un espacio dispuesto para viajar a ese mundo que crearon con su nuevo álbum.

Zoé y su concierto el pasado 6 de octubre de 2018 en el Movistar Arena de Bogotá.Foto: Andrés Alvarado - Cortesía Páramo

Comenzaron con su tema 'Venus', que hace parte de su último álbum 'Aztlán', motivo de esta gira. Las visuales se mezclaban con sonidos espaciales que llenaron el Movistar Arena, que puede albergar aproximadamente 14.000 personas. Esta arena multipropósito fue construida en 1973 y remodelada este año con la alianza público-privada entre el Distrito y Telefónica Colombia (con su marca Movistar).

Los mexicanos continuaron con un repertorio que rodó entre temas nuevos y antiguos, recreando con colores a Aztlán, un mítico lugar de donde provienen los aztecas. No se sabe si fue una isla o si hizo parte de la actual ciudad de México. Sonaron 'Últimos días', 'Nada' (reconocida por su versión con Enrique Bunbury) y '10am'. En esta última la gente comenzó a impacientarse pues aún faltaban muchos clásicos de la banda. “Todo en su momento”, le respondió León Larregui a la multitud inquieta. Por último, 'Vía Láctea' y 'Miel' (canción que no tocaban en vivo en Colombia hace varios años), dieron un cierre a la primera tanda sin saber cómo iba a culminar el concierto.

Zoé en Bogotá.Foto: Andrés Alvarado - Cortesía Páramo

Luego de que la banda se tomara unos minutos, comenzó el anhelado encore. Sonó 'Reptilectric' en medio de una lluvia de luces de celulares. Mi piel se erizó por primera vez en las casi las dos horas que llevábamos allí. Siguió 'Oropel', y Larregui dijo: “Esta canción me encanta, no sé por qué no la entienden”. 'Luna' me recordó su concierto en Rock al Parque de 2010, cuando los escuché por primera vez. Esta vez tuvo un final distinto al de hace 8 años, cargado de tambores. Por fin llegaron sus clásicos 'No me destruyas', 'Soñé' y 'Love', para terminar la noche.

Llegó el final y las caras de felicidad brillaron en la oscuridad. La gente, un poco cansada, salió del recinto. Como suele suceder, los problemas de tránsito no se hicieron esperar y muchos debieron correr para alcanzar el TransMilenio, otros aprovecharon para comprar el merchandising que aún quedaba. Escuché mil veces 'Vía Láctea' en mi cabeza, una de mis canciones favoritas y que más disfruté. También escuché a otras personas tarareando 'Love', con la que terminaron. Fue un gran concierto, quizás uno de los mejores que he visto de Zoé. No he sido capaz de escuchar ninguna canción de ellos después de esa noche: quizás para mantener los recuerdos intactos...

Zoé en el Movistar Arena. Octubre 2018.Foto: Andrés Alvarado - Cortesía Páramo


[Te recomendamos] La música que marcó generaciones enteras

Comentarios (0)