Alto contraste
Tecnología

Tres películas que se imaginaron la vida digital después de la muerte

¿Te has preguntado qué pasará contigo cuando fallezcas? ¿Qué pasará con esas millones de conversaciones, mensajes, fotos, videos e ideas dejaste en tus redes sociales?

Andrés Cristancho
17 Abr 2018 6:00 AM

Imagen: tomada de Pexels.com

Repasamos algunas películas y series que se plantearon estas mismas preguntas e intentaron buscarle un sentido a la muerte en plena era digital o qué tanto puede la tecnología construir una memoria que perdure en el tiempo.

Transcendence

Producida por Christopher Nolan, la película narra la historia del doctor Will Caster, un investigador que trabaja sobre inteligencia artificial. Caster busca crear una máquina que posea una consciencia colectiva y autosuficiente para buscar una solución a todos los problemas de la humanidad. Un grupo de extremistas no está de acuerdo con la idea y deciden atacarlo con una bala radioactiva.

El atentado deja al doctor Will Caster con pocas posibilidades de vida, por lo que su esposa y uno de sus colegas investigadores deciden traspasar su memoria a un computador que toma la identidad de profesor. El problema surge cuando la consciencia de Will Caster decide expandirse por todo el mundo sin control alguno.

*Disponible en Netflix.

Black Mirror

El primer capítulo de la segunda temporada Be right back (Ahora vuelvo), narra la historia de Martha cuyo novio Ash fallece en un accidente en su furgoneta. El novio de Martha es un auténtico adicto a las redes sociales, por lo que Sarah, una amiga de Martha, le propone crear un ser digital con todo lo que Ash dejó en sus redes sociales.

Sarah se entera de que está embarazada de Ash y decide contestar los mensajes que le envía su novio digital.

*Disponible en Netflix.

[Quizás también te interese]: Las películas más caras en la historia del cine.

Lucy

Engañada por su novio para entregar un maletín en Taiwán Lucy se ve forzada a transportar una poderosa droga que accidentalmente se esparce por su cuerpo.  Los efectos de esta sustancia en Lucy (Scarlett Johansson) hacen que el porcentaje de uso de su cerebro pase de un 10 % un 40 % dotándola de súper poderes. 

A medida que avanza la historia, ella aumenta el porcentaje de uso de su cerebro y es capaz de incapacitar telepáticamente a otras personas, hablar en otros idiomas e incluso resistir el dolor.

Ante el incremento de las habilidades de Lucy su cuerpo se va transformando en materia oscura capaz de viajar en el espacio tiempo. Ella decide contactar al profesor Samuel Norman (Morgan Freeman) para compartir sus conocimientos sobre qué sucederá cuando un ser humano alcanza el 100 % de su capacidad cerebral.

Los mafiosos persiguen a Lucy hasta el laboratorio del profesor Norman, pero al intentar acabar con ella, Lucy ya ha desaparecido en el espacio tiempo. El cuerpo de Lucy se ha transformado en una figura monolítica que sostiene una memoria USB. Cuando uno de los oficiales de la policía francesa pregunta por ella, recibe un mensaje en su celular que dice “estoy en todas partes”.

*Disponible en Netflix.

¿Qué pasará con tu vida virtual cuando abandones este mundo? ¿Cómo te la imaginas? Cuéntanos en los comentarios.

Comentarios (0)