Alto contraste
Música

Un año de la pandemia: así se ha movido la música en Colombia

Superlitio, Cimarrón, Doctor Krápula, Los Rolling Ruanas, Systema Solar y más artistas, nos hablan de cómo se han visto afectados los músicos en este año de cuarentena.

Anderson Labrador @zetadj
16 Mar 2021 11:07:07 AM

Todos recordamos cómo hace un año, se empezaba a hablar de la llegada de una pandemia a tierras colombianas, luego de que la la OMS declaraba oficialmente la pandemia por el brote del nuevo coronavirus causante de la COVID-19. Desde ahí, lo que pensábamos que eran días, se volvieron semanas, luego meses, y ahora cumple un año.

Y aunque son muchos los sectores que han sufrido para bien o para mal este cese de actividades, no se puede negar que la industria musical ha sido una de las más golpeadas, ya que una de sus formas de ingreso depende directamente de los conciertos u eventos donde siempre ha habido aglomeraciones de gente, lo que todo este año ha estado prohibido, por lo menos en Colombia.

Es por eso que hablamos con varios artistas, unos posicionados y otros en pleno proceso emergente, para saber cómo se han visto afectados los músicos un año después de que empezó la cuarentena.

Y es que la vida del artista siempre ha sido muy movida, están continuamente creando y buscando qué más hacer, como el caso de la cantante y compositora colombiana Lafer, que mezcla el folclor con sonidos electrónicos, R&B, música indie y alternativa, y nos contó: “Mi vida antes de la pandemia giraba entorno completamente a la música. Giras con ChocQuibTown, conciertos en bares y restaurantes de Bogotá. Generalmente siempre dedicaba dos horas de cada día a ensayos, composición o producción”.

"¿Hace un año ya? ¡Dios!”, Alea.

Mientras que para Alea, artista que presenta una comunión de la cumbia, vallenato y rancheras, con jazz y landóe, confesó: “Mi día a día era un corre corre, siempre andaba trabajando, a veces tenía varios conciertos, uno al día, me la pasaba viajando entre Colombia y New York. También asistía a shows de otras amigas, organizaba los próximos videos que quería hacer, estaba en constante producción. Recuerdo que había más reuniones, encuentros de músicos, siempre rodeada de música. ¿Hace un año ya? ¡Dios!”.

Foto prensa Lafér / Alea

Y es que al igual que muchos, los artistas también han tenido que afrontar momentos difíciles este año de cuarentena, que lo han afectado en su carrera musical de diferentes formas.

Por ejemplo Pedro Rovetto, bajista de la banda Superlitio, toca uno de los puntos que toda agrupación sufrió este año y es el trabajo presencial en grupo; Pedro asegura: “De las cosas más difíciles que nos ha tocado enfrentar en la cuarentena, ha sido el trabajo creativo a distancia. Nosotros somos una banda muy acostumbrada a tocar en vivo, al ensayo, al estudio. Ahora con la pandemia todo lo que hemos creado nos ha tocado hacerlo cada uno desde sus estudios en casa, y eso ha dificultado un poco el proceso. Eso ha sido uno de los retos más grandes que también ha traído sus cosas positivas, sin embargo ha sido difícil”.

Otro de los temas que preocupa a los artistas es el no poder dar conciertos, un tema que resalta Niko Cabrera, baterista de Doctor Krápula, quién nos confesó: “La medida del aglomeramiento, obviamente es una medida indispensable e importante que debemos cumplir, pero esa medida hace que no puedan existir los conciertos, y realmente nuestra actividad fundamental son los conciertos, nosotros hacemos discos para dar conciertos, hacer giras, pasar de ciudad en ciudad, tocar ante la mayor cantidad de público posible en diferentes escenarios, y siempre se necesita que la gente se pueda reunir, porque aparte de cancelarse eventos en nuestro país, nuestras giras internacionales también han sido canceladas; entonces eso ha sido muy difícil con lo que hemos tenido que lidiar, y que nos ha tocado repensarlo para poder seguir vigentes”.

“Estar fuera de mi ciudad, de casa, de mi familia fue un motivo bastante fuerte para sentirme afectado por la cuarentena", Eichem.

Y si seguimos indagando, vemos que también el estar lejos de casa ha sido fuerte para los músicos, como el caso del cantante y compositor de Buenaventura, Eichem, quien nos contó “El hecho de estar fuera de mi ciudad, de casa, de mi familia fue un motivo bastante fuerte para sentirme afectado por la cuarentena. El stop rotundo al ritmo que traía en cuanto a conciertos fue un golpe demasiado duro, debido que ese es uno de los ingresos más fuertes que se pueda tener como artista”.

Por su parte la agrupación Los Rolling Ruanas, que adoptan la música campesina de los Andes colombianos, la carranga, y la enlazan con el rock, nos habla de otra de las dificultades más grandes que han vivido varios artistas, la parte financiera: “No es un secreto que el show en vivo es el ingreso más importante para la mayoría de los artistas, y nosotros ya teníamos estructurada una gira en Colombia y en Europa 2020, que al cancelarse nos afectó en gran medida la proyección del año. Ese ha sido un gran reto”.

Foto prensa Superlitio / Eichem / Doctor Krápula

Y ante esta difícil situación de algunas personas, quisimos consultar si los artistas han tenido que hacer un trabajo alterno a la música en este año de cuarentena.

Marko M4, artista que mezcla hip hop, R&B y dancehall, nos comentó al respecto: “Ahora también me dedico a la comunicación digital para pequeñas y medianas empresas en redes sociales, aun así es un conocimiento y habilidad que aprovecho para gestionar mi carrera musical en el escenario digital, el cual es por ahora lo único que tenemos para seguir avanzando en nuestra carrera”.

"Internet es la herramienta que en este momento nos permite desarrollar más cosas sobrepasando los escenarios físicos”, Martinika.

Por su parte, Martinika, cantante de la agrupación Alto Grado nos contó: “También soy productora de eventos, entonces he desarrollado más estrategias; empecé a estudiar marketing digital, mercadeo, e hice algunos cursos de promoción para redes sociales en cuanto al enfoque artístico. Hice un equipo de trabajo de mujeres para hacer una especie de empoderamiento hacia el cuerpo. Y vendí accesorios por internet; la verdad ha sido bien grato aprender mucho de todo el tema de redes para potencializar y trabajar en campañas importantes por medio del internet, que es la herramienta que en este momento nos permite desarrollar más cosas sobrepasando los escenarios físicos”.

Foto Facebook oficial Marko M4 / Martinika

De igual forma, no todo ha sido malo, pues en medio de todo este difícil proceso, también se han aprendido varias cosas en este año de cuarentena, que de seguro se van usar más adelante para su carrera musical.

Es así como lo percibe Ana Veydó de Cimarrón, agrupación que ha creado su propia sonoridad a partir del joropo tradicional y elementos indígenas y africanos; y nos compartió: “La pandemia nos demostró que nada está escrito para ningún proyecto musical. Lo que aprendí es que los artistas debemos estar conscientes de que los grandes cambios son repentinos y no dependen de nosotros, así que la adaptación es el único camino seguro que tenemos. No tuvimos escenarios, se cancelaron todos los conciertos y festivales internacionales, pero la virtualidad nos permitió llegar a nuevas audiencias. Nos tocó aprender lo que antes estaba garantizado: todos los aspectos técnicos y de logística detrás de un concierto”.

Momentos como estos también han servido para hacer un alto y revisar lo que está bien en tu proyecto, como es el caso de Martinika de Alto Grado, que nos contó al respecto: “Aprendí a tener más que un plan A, un plan B y un plan C. También a aprovechar el tiempo libre para crear, para generar estrategias de contenido para mis redes en cuanto a mi música. A generar mucha parceria entre bandas amigas y a hacer alianzas y grupos de trabajo o colectivos. A tomarme un tiempo y pensar qué estoy haciendo bien, qué no debo repetir, y qué debo trabajar y reforzar. Creo que en realidad fue un año de mucho aprendizaje”.

Por su parte, Jhon Pri, cantautor, compositor y MC de Systema Solar, rescata el poder de la música y nos asegura: “Aprendimos que la música es un factor importante en la vida de nosotros y de la humanidad, y eso nos mantuvo a todos este tiempo en conexión y conectados para seguir haciendo más música”.

“Aprendimos que la música es un factor importante en la vida de nosotros y de la humanidad", Jhon Pri de Systema Solar.

Maite, joven promesa del pop alternativo, también reflexiona del trabajo hecho este año y declara: “Este año aprendí que aunque hagamos mil planes al final la vida es la que decide lo qué pasará. Que debemos acoplarnos a la situación y actuar sobre eso. Que si se trabaja en equipo se logra todo, por más imposible que se vea en el momento, y que finalmente nos terminamos adaptando a todo. ¡Si se quiere, se puede! Así fue este año con mi música y no puedo estar más agradecida con mi equipo y los resultados que logramos juntos”.

Y es así, con ese ímpetu que los artistas quieren afrontar lo que se viene para poder seguir creciendo, y ya planean y visualizan cómo será el siguiente año hasta marzo del 2022; es el caso de Linda Habitante, cantautora colombiana que presenta una propuesta influenciada por ritmos latinos, rock, pop, rap, música colombiana y flamenco, y nos habla de sus planes para este siguiente año: “Tengo muchos planes, acabo de ganarme un estímulo de Idartes que se llama “Beca es cultura local”, hice un proyecto que se llama “Producción y lanzamiento de Linda Habitante”, este se va a lanzar el 13 de junio, por un concierto narrativo con 5 temas en colaboración con diferentes artistas, no se lo pueden perder porque uno de los temas tiene un género distinto que se llama Spoken Word, y estamos experimentando con diferentes áreas del arte”.

Foto prensa Linda Habitante / Maite. Facebook oficial Systema Solar.

Finalmente, después de escuchar a tantos artistas de nuestro país, se evidencia que algo ha cambiado para siempre en la música en Colombia y el mundo luego de este primer año de pandemia.

Apolo 7, banda de Zipaquirá, en Cundinamarca, y con su rock con bravura, nos habló del tema y nos dijeron: “Claramente la industria musical  no será la misma después de la pandemia ya que se encontraron nuevas maneras y estrategias de difusión, además se logró ver una nueva ola de ingenio y creatividad por parte de los músicos y creadores en el contenido de la música y todo lo que gira en torno a ella, por este motivo se entiende que al estar en una situación de estrés y alejados de la zona de confort es cuando realmente se pueden cruzar esos límites que hacen que la música evolucione y trascienda”.

Por su parte, Los Rolling Ruanas también hablaron del cambio y comentaron: “Sentimos que principalmente los músicos y la industria en general nos dimos cuenta que de ahora en adelante la relación con la audiencia no será la misma. La pandemia reafirmó la importancia e influencia de la era digital en nuestros días, y en ese sentido puso en el radar un montón de nuevas formas y lenguajes para llegarle al público”.

"La pandemia reafirmó la importancia e influencia de la era digital en nuestros días", Los Rolling Ruanas.

Ana Veydó de Cimarrón señaló que: “En muchos casos se democratizó el acceso del público a propuestas artísticas de altura y ahora hay millones de personas conectadas a un teléfono y demandando una calidad más alta a todos los músicos. En otros casos, ya sin luces y sin tarimas, quedó develado el verdadero valor artístico de los músicos y lo que verdaderamente pueden ofrecer, en las mejores condiciones y en las condiciones más precarias. Tenemos ahora una responsabilidad más grande como artistas”,

Niko Cabrera, baterista de Doctor Krápula, también se pronunció con el tema y dijo: “Cambió la manera de relacionarnos, con las personas, con nuestros seguidores; la virtualidad es una herramienta que se convirtió en algo fundamental, muy necesaria y que nos ha permitido seguir adelante, gracias a la virtualidad podemos seguir creando música, las composiciones siguen adelante, las plataformas digitales se han llenado de más contenido, la creación de música se ha visto beneficiada porque hay más tiempo en casa y también las herramientas y la tecnología necesaria, entonces esa virtualidad llegó para quedarse”.

Pedro Rovetto de Superlitio remata comentando: “Muchos artistas se han dado cuenta que tienen que hacer un esfuerzo por ser creativos en el estudio, en su proceso de grabación, en su proceso de sacar música y no sólo ser creativos en el tema del marketing y los conciertos. En el caso nuestro, hemos estado trabajando entre dos y tres discos a la vez. Creo que la pandemia ha traído ese re-enfoque un poco en el aspecto musical de tener una banda o ser artista, y no solo estar pensando en el tema de redes sociales, marketing y promoción”.

Esperamos las cosas se empiecen normalizar para todos los sectores, y a los músicos, muchas gracias por estar en la pelea y distraernos de las malas noticias de estas épocas, con su buena música y energía. Esperamos también muy pronto estar hablando de nuevo de conciertos y festivales en Colombia, porque música, es lo que tenemos.

Foto prensa Apolo 7 / Los Rolling Ruanas / Cimarrón.

 


Encuéntranos en redes sociales como @CanalTreceCo: FacebookTwitter e Instagram para conectarte con la música, las regiones y la cultura.