Alto contraste
Actualidad

Tejidos de perdón

Edna Prada y Pastora Mira, dos ejemplos de reconciliación durante la visita del Papa Francisco a Colombia.

Nathalia Bedoya
16 Mar 2018 4:03:03 PM

Foto: Conferencia Episcopal

“El arte de hacer algo nadie ni nada se lo puede quitar de su ser”, esta frase quedó en mi mente durante toda la conversación. Con sus tres hijos y su esposo empezamos la entrevista con Edna Prada

Nació y creció en el Huila. Allí se casó y tuvo sus cuatro hijos. Tenía un negocio de minutos e internet, en ese entonces el territorio que la vio crecer era una zona de conflicto; una alerta por parte del grupo al margen de la ley que unos días antes iba a hacer sus llamadas, bastó para que dejaran toda una vida atrás y empezaran desde cero en Soacha.

Edna es empresaria innata, madre amorosa pero estricta, es la que toma las decisiones en la casa y lleva las riendas de su hogar. Su esposo, un hombre que se dedica a arreglar las máquinas del taller, que los dos hombro a hombro construyeron, es callado y meticuloso. Él no se queda atrás, siempre está pendiente de los nuevos pedidos que le hacen las diferentes empresas y hace los negocios necesarios para que nunca les falte la comida en su casa.

[Lee también] ¡Pacho all star!

Bajo el Cristo de Bojayá, cuatro víctimas del conflicto armado le contaron su historia al Sumo Pontífice en Villavicencio.  

Pastora Mira fue una de las víctimas que compartió su historia durante el Gran Encuentro de Oración por la Reconciliación Nacional que se llevó a cabo en el Parque Las Malocas.

“En 2001, los paramilitares desaparecieron a mi hija Sandra Paola. Emprendí su búsqueda, pero encontré el cadáver solo después de haberla llorado por siete años. Todo este sufrimiento me hizo más sensible frente al dolor ajeno y a partir del año 2004 vengo acompañando y trabajando con familias víctimas de la desaparición forzada y en condición de desplazamiento”, dijo Pastora.

Ella es una de las miles de víctimas que dejó el conflicto armado en Colombia. Al igual que Edna, dejó en el pasado tanto rencor y decidió dar un paso hacia la paz y la reconciliación.

“Ustedes llevan en su corazón y en su carne las huellas de la historia viva y reciente de su pueblo, marcada por eventos trágicos pero también llena de gestos heroicos, de gran humanidad y de alto valor espiritual de fe y esperanza”: Francisco

En este encuentro el máximo jerarca unió a las víctimas, victimarios y a los colombianos en una sola voz; el perdón y la reconciliación es lo único que debe importar en este momento.

Te invitamos a ver las memorias de la visita del Papa a Colombia en el documental #Francisco, a continuación:

Comentarios (0)