Alto contraste
Cultura

Notre Dame, mucho más que una iglesia

Te contamos cómo la catedral más famosa del mundo ha influenciado la literatura, el cine y la música.

Redacción Canal Trece
15 Abr 2020 9:15:15 AM

Hoy se cumple un año del incendio de la catedral de Notre Dame, uno de los monumentos más visitados en París, y por esto quisimos indagar sobre la influencia de esta joya arquitectónica e histórica en la cultura pop.

El libro que salvó Notre Dame

La construcción de la catedral terminó en 1260 y, teniendo en cuenta que su edificación comenzó en el año 1163, es sorprendente cuán a largo plazo se pensaba en aquella época. Imaginemos que en nuestro país se tiene la idea de construir algo tan monumental que se demore casi un siglo en acabarse. Resulta casi impensable. 

Este monumento que recoge el arte gótico en todo su esplendor tuvo un ocaso después de la Revolución Francesa pues se convirtió en trinchera de fabricación de armas (algunas de sus campanas fueron fundidas para hacer balas de cañón) y parte de su fachada fue destruida por revolucionarios que consideraban sus figuras, exaltaciones de la realeza (en realidad retrataban a muchos santos como San Esteban o Santa Ana). 

También te puede interesar: What a wonderful Louis Armstrong

Víctor Hugo había manifestado en periódicos su molestia al ver como la huella de la gloria nacional francesa moría a punta de piedra por lo que emprendió la tarea de narrar una historia que tuviera a la catedral como protagonista. 

Si has leído ‘Nuestra Señora de París’ o si viste ‘El jorobado de Notre Dame’ puedes pensar que en realidad el hombre que custodiaba la iglesia era el personaje principal, sin embargo, muchos expertos concuerdan en que la metáfora de Quasimodo siendo atacado por su apariencia se trata en realidad de la construcción en sí. 

Cuando la novela fue publicada en 1831 fue aclamada por franceses y europeos que, sacando de sus bolsillos, lograron financiar su restauración de la mano de Viollet-le-Duc salvando esta joya. 

El jorobado que vivió

Aunque parezca una locura, Quasimodo si existió. El jorobado que hace parte de la obra de Víctor Hugo apareció en los archivos la galería de arte Tate referenciado como un escultor que se encontraba en Notre Dame en el mismo período en el que el escritor escribió su novela. 

El documento es un escrito del artista inglés Henry Sibson quien fue contratado para trabajar en la restauración del monumento y quien relató que un ‘solitario escultor jorobado también había sido contratado por el gobierno francés para dicha tarea y no le gustaba mezclarse con sus compañeros”. 

También te puede interesar: 5 revoluciones que cambiaron el mundo

Notre Dame en el cine

Muchos crecimos con la adaptación de Disney, pero en realidad la primera cinta en alusión a Notre Dame fue un cortometraje mudo francés de 1905 llamado 'Esmeralda' que fue inspirado por la novela de Víctor Hugo y dirigido por la pareja de directores franceses Alice Guy y Victorin-Hippolyte Jasset. Es la primera adaptación cinematográfica de la novela, y también la película más antigua entre las que se sabe que fueron dirigidas o codirigidas por mujeres. El cortometraje tiene una duración de diez minutos, y sólo aparecen dos personajes: el de Esmeralda y el de Quasimodo.

Otra adaptación fue 'El jorobado de Notre Dame' que se estrenó en 1923. Fue dirigida por Wallace Worsley y protagonizada por Lon Chaney como Quasimodo y Patsy Ruth Miller como Esmeralda. La película es muy conocida por los grandes decorados que recrearon el París del siglo XV, y por la interpretación y el espectacular maquillaje de Lon Chaney como el torturado campanero de Notre Dame de París.

Después de ésta vendría un aluvión de adaptaciones de 'El jorobado de Notre Dame' entre las que se destaca la de de 1939 protagonizada por Charles Laughton y Maureen O'Hara que tuvo un par de cambios en los personajes de Claude y Jehan Frollo. A los cineastas les preocupaba retratar al sacerdote como un villano porque esto violaría la política del Código de Producción de Hays, un conjunto de pautas morales de la industria para la autocensura del contenido que se aplicó a la mayoría de las películas de los Estados Unidos lanzadas por los principales estudios desde 1934 hasta 1968.

Otra adaptación fue una coproducción francoitaliana interpretada por el actor estadounidense Anthony Quinn y actriz italiana Gina Lollobrigida convirtiéndose en la primera versión de la novela 'Nuestra señora de París' hecha a color. Un año después fue adaptado al cómic. 

También te puede interesar: Arte sobre rieles: la locomotora como fuente de inspiración

Una de las más conocidas es la que Disney hizo en 1996 'El jorobado de Notre Dame' en dibujos animados y hay un pequeño guiño para la obra literaria ya que las dos gárgolas masculinas se llaman Víctor y Hugo, en un claro homenaje al escritor francés autor de la novela. 

Notre Dame, musa del metal

Notre Dame fue una banda sueca de metal formada en 1997 que publicó cinco discos antes de disolverse en 2004. Los miembros eran Snowy Shaw y Vampirella en la voz,  Jean-Pierre de Sade en la guitarra y el bajo y Maniquí de Sade en la batería. Estos dos últimos son hermanos y decían ser descendientes del legendario revolucionario escritor Marqués de Sade.

Sus sonidos se movían entre el gothic, black y el thrash y en escenario combinaban la polifonía de sus voces con cruces y vampiros.  

“Desde la lejanía, transportada por las brisas a través de la densa e impenetrable niebla, tañe la campana de una iglesia tan apagada y sobrecogedora, hacia el sonido se acerca cada noche a pie ¿a esta hora alguien se va a casar? A medida que me acerco oigo música de cámara”. Esta es su canción ‘Notre Dame Bells’ de su álbum homónimo.