Alto contraste
Tendencias

¿La era más fuerte de los contenidos audiovisuales?

Canal Trece de la mano de la Universidad Politécnico Grancolombiano ha abierto este espacio para que los jóvenes universitarios nos cuenten sus historias. Esta es una entrega en donde se analiza el papel de los contenidos audiovisuales en los medios de comunicación.

Paula Beltrán Trujillo
26 Oct 2018 6:00 AM

Imagen: tomada de Pexels.com (CC0).

Los medios de comunicación han buscado la forma de generar en la audiencia algún tipo de respuesta; conocer qué opina y cómo actúa esta ante ciertos contenidos se ha vuelto fundamental; así, hoy en día, no se trata de hablar exclusivamente ­­­de lo que se comunica, sino de lo que genera y del poder que se tienen.

La televisión es el medio con mayor audiencia, según lo muestra un estudio realizado por el Centro Nacional de Consultoría. La televisión es el medio más consumido por los colombianos, seguido de internet, la radio, las revistas, los periódicos y el cine que se ubica en el sexto lugar. La pregunta que queda en el aire es: ¿por qué tiene tanta fuerza lo audiovisual?

“Al ver las encuestas del DANE, prácticamente, todos los hogares urbanos tienen televisor. Casi la mitad de los hogares del país tienen internet. Aquí existe una barrera, los problemas de la cobertura del medio”, explica Fabricio Alarcón, vicepresidente de la unidad Marca y Medios del Centro Nacional de Consultoría.

El último registro del DANE sobre el Consumo Cultural en Colombia, realizado a hombres y mujeres de los 12 años en adelante muestra lo siguiente:

La televisión es el medio más consumido por los colombianos con el siguiente porcentaje:

TV en Colombia Consumo

Internet está en el segundo lugar. Donde se evidencia que la diferencia entre quienes no consumen televisión y quienes no consumen internet es de 25.9%

Internet

Las encuestas del DANE confirman el estudio realizado por el Centro Nacional de Consultoría, donde la radio es el tercer medio más consumido por los colombianos:

La barrera existente para la mayoría de colombianos impide una completa conexión entre las personas y el internet, esto sucede porque las personas que viven en zonas rurales, que tienen baja escolaridad o incluso las de la tercera edad, no tienen acceso o no cuentan con el conocimiento para acceder a las plataformas digitales; de esta manera, los medios tradicionales concentran gran parte de la audiencia poblacional, pero ¿qué sucede con la radio? y ¿Por qué los niveles de audiencia son mayores para el internet que para la radio?

Según Fabricio Alarcón, la radio tiene momentos de consumo y esto sucede específicamente en horas donde las personas salen de sus casas al trabajo o viceversa, es decir, entre las 8 y 10 de la mañana y las 4 y 5 de la tarde; sin embargo, esta no es la única razón. El internet es un medio que tiene la capacidad no solo de brindar entretenimiento, sino de informar y lo que resulta hoy en día realmente importante: el internet es un medio totalmente interactivo; por esto los medios convencionales han tenido que acoplarse y evolucionar.

Los medios audiovisuales se han democratizado en el sentido que existen plataformas no solo para ver contenidos sino también para producirlos. En esta medida, es importante conocer cómo el receptor recibe la información y cómo actúa frente a esta”, explica Darío Uribe especialista en programación y producción de televisión, mágister en escrituras audiovisuales y profesor de la Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano.

A pesar de que los contenidos audiovisuales han cambiado, siempre se ha tenido claro que buscan generar una conducta o respuesta en el receptor; el poder audiovisual ha sido tan grande que los medios audiovisuales han servido de escudo para esconder realidades y mantener a la población entretenida. Un ejemplo de esto es el caso de Argentina y la dictadura que se vivió desde el año 1978.

Rafael Videla, a través del entretenimiento con el Mundial de 1978, logró ocultar las masacres cometidas, en ese mundial Argentina ganó la copa. Esto muestra, como el poder audiovisual impacta en la sociedad en la medida que tiene la capacidad de ofrecer al público una información para ocultar otra.

Pero el poder audiovisual es más complejo, para Darío Uribe, este poder es inmenso y está menos ligado a lo tecnológico y más a lo narrativo

“Cuando yo logro alcanzar un nivel de identidad con el espectador es cuando el poder de la comunicación audiovisual se hace fuerte, de lo contrario son solo ejercicios narrativos”, menciona.

Ese objetivo se logra cuando el nivel de identidad con el espectador se genera a través de contenidos capaces de contar una historia no solo informativa, sino que a la vez sea entretenida y atrape visualmente a la audiencia con facilidad.

“No es lo mismo contar como se aparean los sapos, a crear una telenovela con un sapo, una rana y su familia” agregó Darío Uribe al profundizar sobre la identidad del espectador con la producción audiovisual.

Un ejemplo de esto es el comercial sobre cáncer de próstata de la Liga Contra el Cáncer que se realizó en conjunto con el Politécnico Grancolombiano; pues con los actores y el contexto deportivo se logra una mayor conexión e identidad entre los hombres que ven este comercial.

Los contenidos audiovisuales desde la universidad

Las universidades ofrecen diferentes tipos de carreras profesionales que están relacionadas directamente con la producción audiovisual. Carreras como comunicación social, periodismo, medios audiovisuales, comunicación audiovisual, comunicación digital, artes audiovisuales, entre otras; forman parte de la posibilidad formativa en pregrado referentes a profesiones afines a la realización audiovisual.

Desde la academia se están generando diferentes producciones de calidad profesional que enriquecen el menú de la televisión tradicional y para plataformas digitales. Las producciones que se hacen desde las aulas de clases cuentan con la orientación de los docentes, el empeño y proceso de aprendizaje de los estudiantes y la infraestructura tecnológica de las instituciones.

La comunicadora social Diana Salas Cadavid, especialista en multimedia y diseño de medios digitales, cuenta con la experiencia de producción y realización de diferentes productos audiovisuales donde ha tenido la oportunidad de desarrollar diversos contenidos incluso para cine, durante su desarrollo profesional ha llegado a la academia y desde su punto de vista se puede hacer el reconocimiento del trabajo que se hace en las universidades en el campo audiovisual.

“Como docente en el Politécnico Grancolombiano, y otras universidades, he podido trabajar la producción audiovisual de una manera diferente. Contar con un equipo de trabajo de solo estudiantes es un gran reto, porque se asume una labor desde la inexperiencia de ellos y es necesario orientarlos perfectamente para que se haga un buen proceso de aprendizaje y además se consigan productos de calidad que puedan ser competitivos”, afirma la docente Diana Salas.

Otro reto que referencia la profesora corresponde al manejo de los tiempos, “el proceso creativo con los estudiantes se da en unos tiempos distintos a los impuestos en la industria audiovisual en Colombia, pero los estudiantes deben asumir riesgos y superar obstáculos como sucede en el sector externo a la universidad”.

Los procesos en las universidades responden a espacios semestrales, “por ejemplo, si tú haces un corto o un largo para la industria colombiana puede tardar hasta tres años en realizarse; en cambio, en la academia la idea es que los chicos entiendan y piensen en lo audiovisual antes de producirlo y posteriormente realizar un producto en un semestre”, explica Diana.

Los equipos conformados por diferentes profesionales son clave para desarrollar un buen audiovisual, el contar con conocimientos diferentes, que brinden distintas miradas, ayuda a construir el éxito de un producto.

“En El Poli contamos con una unidad de práctica aplicada llamada De Contacto, en donde estudiantes de medios audiovisuales (fotografía, sonido, televisión y cine), comunicación social y diseño gráfico conforman un equipo de trabajo para hacer el desarrollo de producciones audiovisuales y contenidos periodísticos. Esos productos se hacen para clientes externos, lo cual exige una máxima calidad”, afirma la profesora Salas.

Diana también agrega que es vital llevar más allá de las aulas la producción audiovisual que se hace en las universidades:

“Es muy importante participar en concursos, licitaciones, ruedas de negocios, premios, festivales y contar con clientes externos en donde los estudiantes sientan la motivación de que lo que están haciendo es más que una tarea. Que un estudiante se gradúe con un portafolio amplio y el haber trabajado para organizaciones diferentes a la universidad es de vital importancia para su futuro desarrollo profesional”, sostiene.

Como lo comenta la profesora Diana Salas, hoy la universidad se alía con las productoras, canales y plataformas digitales para la producción de contenido. Ella enfatiza en que los nuevos contenidos deben ser multiplataforma y no se pueden pensar para un solo canal de emisión.

¿Cuál la posición de las productoras frente a la producción audiovisual hoy en día?

“Cada medio tiene su propia manera de comunicar y su propio imaginario. Por ejemplo, cuando uno va a una obra de teatro entiende el lenguaje de esa historia. No obstante, ese mismo lenguaje no sirve para televisión y tampoco para internet porque la audiencia es diferente”, así explica Alessandro Angulo, director de cine y televisión y productor general de productora Laberinto.

Las productoras pueden producir todo el contenido que exige un cliente, o puede también comprarlo. Laberinto, es una productora de cine y televisión que realiza todos sus contenidos y lo hace a través de mesas creativas donde se reúnen escritores, productores y directores y a partir de una curiosidad o de una necesidad de un cliente se empiezan a elaborar las historias.

Lo más importante para esta productora en un contenido audiovisual es “lograr mezclar la parte artística y la conexión con el de público al 100%. Los contenidos audiovisuales ideales deben mezclar lo que uno quiere contar como autor con lo que el público quiere escuchar y quiere ver” explica Alessandro. Así, la clave para un buen producto audiovisual es captar la atención del espectador y que él sienta curiosidad de como continuará la historia.

El éxito de lo audiovisual hoy

“Yo creo que es un lenguaje absolutamente empático con el cerebro humano, pues es un lenguaje muy fácil de entender que requiere poco esfuerzo. Hoy en día la tecnología ha permitido que se generen más contenidos a menor costo, esto ha contribuido porque la disposición de material es bastante amplia y ha permitido una democratización de producción”, sostiene Fabricio Alarcón.

“Yo creo que el ejercicio comunicativo audiovisual le ha demostrado a la sociedad que sí puede cambiar mentes y ese es el éxito que tiene hoy lo audiovisual. Entender a la industria no solo audiovisual, sino a la sociedad en general permite una conexión entre los productos audiovisuales y su audiencia”, Darío Uribe.

“Pienso que el éxito de lo audiovisual hoy es hacer un producto o un contenido que sea multiplataforma, es decir, que no sea solamente para un medio específico, sino que ese contenido tenga el formato apto para la web y para todos los medios. Los contenidos audiovisuales hoy deben ser multiplataforma y ese es su éxito", Diana Salas.

“Una buena historia que nos llame la atención es el éxito de lo audiovisual hoy y por esto siempre ha sido el éxito, eso no ha cambiado. Una historia que sea capaz de meternos en un mundo diferente y que nos haga sentir cosas; eso puede pasar con un documental, un youtuber o una serie de televisión”, Alessandro Angulo.

Comentarios (0)