Alto contraste
Música

“La música coge mucha vida cuando se zafa de los parámetros de la industria”: Los Niños Telepáticos

Hablamos con una de las bandas más interesantes del circuito independiente bogotano sobre el lanzamiento de su segundo álbum llamado 'Estallados', los vericuetos que afrontaron para poder grabarlo y el futuro próximo de esta infancia extrasensorial.

Santiago Riomalo
15 May 2019 4:46:46 PM

Foto: Diana C. Ariza Monroy | Facebook Oficial Los Niños Telepáticos

“La noche nos va a brindar
la música para soñar,
los árboles son unicornios”

'El delirio' - Los Niños Telepáticos

En Bogotá siempre estamos estallados. Independientemente de las causas o circunstancias, esa sensación es compartida por todos aquellos que habitamos esta mole gris e impredecible. Es ahí, entre tanto caos abrumador, que florecen bandas como Los Niños Telepáticos, un cuarteto capitalino que recientemente publicó su segundo álbum de estudio luego de tres años de trabajo, deudas e ímpetu. Tres años que se materializaron el pasado 26 de abril en el concierto que dieron en el siempre confiable bar de Latino Power junto a Andrés Guerrero, Las Hermanas, N.Hardem y Los Yoryis.

Esa noche, a las 10:30 p.m., no cabía un alma más en el lugar y muchas otras no pudieron entrar, dejando como manifiesto algo que antes languidecía como una mera intuición: Los Niños Telepáticos son necesarios dentro de eso que, a regañadientes, llamamos la “escena alternativa bogotana”.

Ante tanta acogida y tras ese inesperado suceso, nos sentamos a hablar con Camilo y Antonio, dos de los integrantes de la banda acerca de esa noche  —que confiesan es el concierto más grande que han dado—, sobre la inminencia de un tercer disco y el demandante proceso de grabación del segundo álbum que, como homenaje a su sonido y a nosotros, los bogotanos, lleva el nombre de 'Estallados'.

¿Por qué 'Estallados'? ¿Qué los hace sentir así?

Camilo: Esa es una palabra que ha estado rondándonos hace un tiempo. Siempre tenemos problemas cuando nos preguntan qué género somos y decimos, “es rock con otras cosas”, pero no nos queda tan fácil afirmar “este es nuestro género”. Entonces empezamos a sentirnos identificados con esa palabra, con el color de la música y la sensación que nos daba el público en nuestros conciertos. Así fue que este término se convirtió en la descripción perfecta para nosotros. Además, ya teníamos una canción con ese mismo nombre, entonces no había de otra.

Antonio: Sí, y tiene también ese doble sentido de “Es-talla-dos”.

Pasaron casi tres años entre ambos discos. ¿'Estallados' es un nuevo camino para Los Niños Telepáticos o es una continuación de lo que venía de antes?

Antonio: Es otro camino. Ahorita sentimos a la banda más segura, más propia y tuvimos en cuenta cosas que habíamos ignorado para el primer trabajo. Personalmente, el anterior disco fue el primer álbum que yo había grabado en mi vida, entonces no tenía la preparación necesaria para hacer todo de manera meticulosa. Fue mucho más experimental. Ese disco lo grabamos en bloque: en un mismo día ya teníamos las nueve canciones instrumentales grabadas y al día siguiente les pusimos las voces y así quedó.

Para 'Estallados' tomamos la decisión de lanzar varios sencillos antes, encontramos un estudio favorable económicamente, nos ganamos una convocatoria de la Javeriana y así pudimos tener una mejor preproducción. Todo lo que quisimos hacer en este álbum, lo hicimos.

Sí, porque en este disco se sienten distintas texturas en cada una de las canciones, ¿no?

Camilo: Exacto, cada canción la manejamos de manera diferente. Con el primero quedamos con la espinita de que todas las canciones sonaban igual por haberlas grabado en bloque, entonces ese fue el propósito con 'Estallados': cada tema debía tener un trato especial, el trato que merecía.

Antonio: Con este álbum pudimos imaginarnos cosas y hacerlas. Por ejemplo, la canción 'Retrovisor' queríamos que tuviera un tinte más electrónico, entonces la grabamos en cinta con amplificadores de tubo y sintetizadores análogos para que tuviera cierto color y, si te das cuenta, suena muy diferente al resto de las canciones. Además de querer darles un trato especial a la hora de grabar, también hicimos un video para cada tema del Lado A del disco, lo cual le da un valor agregado a cada composición.

Suena a que este proceso necesitó de harta plata. ¿Cómo financiaron 'Estallados'? ¿Querían sacar este álbum antes, pero por plata no pudieron?

Camilo: Este disco se financió con conciertos. Obviamente pedimos préstamos porque para grabar en estudio toca llegar con la plata, pero gracias a los toques hemos podido ir recuperando la inversión. Es un disco totalmente autogestionado. Cuando terminábamos de pagar una canción, nos volvíamos a endeudar para grabar la siguiente y cubríamos esa deuda con conciertos. Eso hizo que el proceso con cada tema fuera como de tres meses, por eso fue que el álbum se demoró en salir.

El 26 de abril lanzaron oficialmente este álbum en Latino Power y fue impresionante la cantidad de gente que cayó. ¿Esperaban a todo ese parche?

Camilo: No, no esperábamos que hubiera esa fila tan larga. Nosotros teníamos una cuentas más modestas de la gente que iba a ir, pero nos sorprendió ver toda las personas que se quedaron por fuera del lugar. Nos dimos cuenta de que ahorita hay mucho más público y que hay más gente que nos está copiando. ¡Fue bien emocionante! Esa noche nos dejó con ganas de seguir dándole al tercer disco.

Antonio: Yo creo que sí lo presentíamos un poquito. Estábamos seguros de nuestro disco, teníamos algo que mostrar y en el ambiente se sabía. No somos la banda que suena igual siempre y ese es uno de nuestros puntos a favor: no todo está medido y cada vez que vamos a tocar hay algo crudo que nos permite sorprender y, sobre todo, sorprendernos a nosotros mismos.

Los Niños Telepáticos en el lanzamiento de su disco 'Estallados'. Foto: Cortesía Rafael PérezFoto: Cortesía Rafael Pérez

Hablemos de Gámez, el nuevo bajista de Los Niños Telepáticos. ¿Cómo llegó a la banda y cómo les ha ido teniendo en cuenta la diferencia de edad que hay entre ustedes y él?

Antonio: A nosotros nos ha tocado hacer dos reemplazos en los cinco años que lleva el grupo. Edgar, el bajista original, hace unos años se fue a México y ahora está haciendo una maestría en Barcelona, entonces en su momento Juan Sebastián Monsalve confió en nosotros y nos ayudó con el bajo. Pero como el man es un duro, tenía muchos compromisos y a veces era complicado coincidir con él. Me acuerdo que alguna vez teníamos un toque y al man se le cruzaba con el concierto de Marc Ribot, y nosotros le dijimos, “no, pues fresco, vaya y toque con Ribot obviamente”.

Un día llegó Gámez y nos dijo que era fan del grupo y que se sabía todas las canciones. Ensayamos y quedamos como: “Uy, este chino qué”. Se sabía todo de memoria y tocó los temas con un groove muy pesado, entonces nos quedamos con él.

Camilo: Sí, y es muy chévere porque como fan de la banda le mete esa energía, ese cariño a las canciones y eso se siente un montón. Estamos muy contentos con lo que Gámez ha hecho. Y la verdad es que se da garra, toca más que todos nosotros.

¿Y qué ha pasado con el Festi-Mugre? ¿En qué va eso?

Camilo: El Festi-Mugre son Los Niños Telepáticos. Ese es nuestro sello y tenemos un amigo que se llama Carlos Quebrada, que vive en Buenos Aires, sacando discos allá bajo ese nombre. Discos de otras bandas, no solo los nuestros. Ahorita tenemos un catálogo como de 15 discos de Colombia y Argentina. 

Y bueno, también estábamos haciendo un festival que se llama así, pero es que estaba muy rudo el tema de que la gente no vaya a los conciertos cuando uno hace algo chévere, a buen precio y con buenas bandas. Entonces entendimos que no es para estar haciéndolo todo el tiempo. No significa que no vaya a seguir, pero estamos esperando el momento indicado para volver a hacerlo.

El año arrancó con toda con el lanzamiento de 'Estallados'. ¿Qué se viene ahora?

Antonio: Ahorita tenemos que publicitar y mover más el disco. Tenemos un link online donde lo estamos vendiendo para recuperar la inversión que hicimos. No hemos terminado de pagarlo. También estamos hablando con Andrés Guerrero para hacer una gira por varias ciudades de Colombia y queremos meterle la ficha al tercer disco. No creemos que lo podamos prensar este año por el tema de la plata, pero ya tenemos la idea y va a ser la bomba.

¿O sea que para el próximo año vamos a tener nuevo disco de Los Niños Telepáticos?

Camilo: Sí, por mucho para el próximo año. El segundo álbum no es tan nuevo para nosotros, ya llevamos tres años tocándolo, y en ese tiempo hemos ido creando el tercero que ya está hecho hace rato. Lo que nos falta es grabarlo.

¿Cómo es hacer rock experimental y psicodélico en una época donde la música está tan automatizada?

Camilo: Uf, es muy liberador. Uno podría estar haciendo lo mismo que todo el mundo, es una opción, y no está mal, pero la música coge mucha vida cuando uno se zafa de los parámetros de la industria y hace lo que realmente le gusta. Independientemente de si es rock piscodélico o no, este es un espacio donde hacemos lo que nos gusta y nadie nos puede decir, “no, eso no es así”. Eso da libertad y es lo que seguiremos haciendo como Los Niños Telepáticos.

Los Niños Telepáticos en el lanzamiento de su disco 'Estallados'. Foto: Cortesía Rafael PérezLos Niños Telepáticos en el lanzamiento de su disco 'Estallados'. Foto: Cortesía Rafael Pérez


Te puede interesar:

La emergencia se toma Bogotá

OneBeat Colombia presenta su residencia musical y artística de intercambio

Comentarios (0)