Alto contraste
Música

La nueva cara del Bronx, en Bogotá, está hecha de música

Uno de los antiguos puntos con mayores problemáticas sociales de Bogotá, ahora se reinventa como un espacio cultural. ¡El Bronx renace!

Ana Lucía Rey González
12 Feb 2018 5:33:33 PM

Fotos: María Alejandra Villamizar Assaf- Canal Trece

Al ritmo de hip hop, rock y cumbia psicodélica, más de 3.000 personas, según cifras de la Alcaldía de Bogotá, se dieron cita en la calle La Milla (carrera 15 entre calles 9ª y 10),  durante la novena edición del Festival Centro.

Una apuesta del Festival que invita a los tradicionales asistentes a este evento a vivir el centro de la ciudad, a través de la música.

"Ni East coast, ni West Coast, mi ciudad es diferente... Aquí se vive otro ambiente"

El hip hop de Ali A.K.A. Mind fue uno de los protagonistas. A las 5 p.m., el rapero bogotano llenó de beats el escenario, con un recibimiento multitudinario. Líricas urbanas y profundas, que recrean historias en cada esquina de la ciudad, exaltan el amor de familia e invitan a vivir en paz. Una presentación que no solo tuvo la asistencia de la comunidad rapera bogotana.


El dúo Electric Mistakes pisó la tarima con una apuesta sencilla,  en la que la batería y la guitarra sonaron al ritmo de rock alternativo. 

Por su parte, la agrupación Nanook El Último Esquimal, con su irreverencia, retomó la onda rockanrollera. 

La noche dibujaba sus primeros trazos y una audiencia multicultural, completamente diversa, era testigo de la transformación de La Milla en un espacio en el que la música cohesionaba las diferencias. Un escenario sin limite de edad, ni creencias y mucho menos, gustos musicales.

“Se dieron cuenta que pueden llegar de forma segura. Que pueden vivir una fiesta tranquila y muchos, por primera vez, pudieron conocer un espacio increíble que antes era considerado prohibido para la gran mayoría de los bogotanos”: dijo Mónica Ramírez Hartmann, directora de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño (FUGA),


Y así, el flow  psicotrópico de Systema Solar encendió la fría noche bogotana, con su "sabor y wepa jé". Una puesta en escena llena de energía y con los inconfundibles sonidos de esta banda que encontró en los ritmos colombianos la mejor manera de prender la fiesta.

La Milla, ubicada entre dos imponentes construcciones patrimoniales, a pocos metros de lo que durante mucho tiempo fue uno de los expendios de droga más álgidos de Bogotá; reconstruyó sus ruinas gracias al poder de la música.


Ahora puedes recibir notificaciones de la programación de Canal Trece. Regístrate y no te pierdas nuestros mejores contenidos.


 

Comentarios (0)