Alto contraste
Cultura

Grafitis, una forma de habitar la ciudad

Nuevas obras de arte le están dando vida a las calles de Bogotá. ¿Quiénes son los rostros que están revitalizando el centro de la ciudad?

Andrés Cristancho
28 Oct 2018 10:00 AM

Recorrimos varias de las calles del centro de Bogotá junto a Jeicoth Caicedo y Juan Camilo Restrepo, dos artistas urbanos que nos compartieron sus comienzos en el arte urbano, sus primeras rayadas y cómo el grafiti está construyendo una nueva cultura en los jóvenes.

Grafitis, una forma de habitar la ciudadFotos: María Alejandra Villamizar - Canal Trece.

Juan Camilo (izquierda), es un joven de 27 años que vive en la localidad de Santa Fe y es integrante de un grupo que se llama Bogotarros Crew. Junto a Jeicoth (derecha), de 26 años, hacen parte de la mesas locales de grafiti de la localidad de Santa Fe y La Candelaria, espacios que buscan promover el grafiti como una práctica artística más que un acto vandálico.

“Pienso que el grafiti nos enseña cada día algo distinto. Vivo en La Candelaria, habito en ella. Va a sonar chistoso, pero yo recupero también el patrimonio de La Candelaria”, nos cuenta Jeicoth.

Ambos fueron galardonados con la Beca Ciudad de Bogotá de Arte Urbano 2017 que otorga el Distrito para apoyar el arte urbano en la capital.

Experiencias de ciudad, tejido social, naturaleza, historias de barrios, memoria y cultura hacen parte de los colores que se pueden descubrir cuando se recorre Bogotá con grafiteros.

¿Cómo llegaron al grafiti?

Juan Camilo: "Llegué al grafiti de niño, uno comienza a hacer las cosas como un juego. Uno hace bocetos de su nombre en sus cuadernos sin saber si es grafiti o no.

Grafitis, una forma de habitar la ciudadFoto: María Alejandra Villamizar / Canal Trece.

A los 13 años empiezo a seguirle los pasos a un muchacho que se llama Esteban Bolívar, el tipo tenía buenas letras. Ya estábamos en octavo y me dediqué al tema del grafiti, dejé de ser tan 'caspa'. Comencé a comprar los blackbooks, marcadores, sharpies para practicar y practicar. Hasta el grado 11 alcancé a tomar un buen nivel. Luego de eso emprendí la compra de mis propios aerosoles para salir a la calle y hacer grafiti".

Jeicoth: "Eso fue cuando tenía unos diez años que estaba como en quinto de primaria. Había visto una revista de grafiti y en una de sus páginas estaba una tabla de surf con unas letras que me llamaron la atención. Yo tenía el talento de dibujar, siempre copiaba los dibujos de 'Dragon Ball Z', y comencé a escribir mi nombre en letras. Todo inició como un juego en el colegio. Ya en 11 me interesé por el grafiti, qué estilos existían, por qué y de dónde venía todo este tema.

Grafitis, una forma de habitar la ciudadFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece.

En ese entonces no conocía los aerosoles profesionales, me tocó de esos con una presión muy fuerte. Recuerdo que el color de mi primer aerosol era café".

¿Qué tan cercana es la música con el grafiti y qué tanto influye en su obra?

Grafitis, una forma de habitar la ciudadFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece.

Juan Camilo: "Yo escuchaba mucho rap desde niño y por eso mismo comencé a pintar. Me enamoré de ese estilo de vida que para mí es muy chévere".

Jeicoth: "El rap y el reggae siempre han estado ahí, aunque eventualmente escuchaba rock alternativo. Los audífonos, la música te separa del entorno en donde estés. Es como cuando quieres meditar y no deseas escuchar a nadie. Yo me separo del mundo, estoy solo con mi música y el muro".

¿Qué bandas escuchan mientras pintan?

Juan Camilo: "Me gusta escuchar mucho La Etnnia, siempre la he escuchado desde pequeño. Yo vivo en la localidad de Santa Fe y esas son mis influencias. De vez en cuando escucho cosas de afuera pero siempre me inspira lo de adentro".

Jeicoth: "Aparte de hacer grafiti yo hago rap. Anteriormente la gente practicaba las cuatro ramas de la cultura hip hop: grafiti, brake dance, hip-hop y rapeaba. Creo que si Leonardo Da Vinci podía hacer mil cosas yo puedo rapear y grafitear a la vez. Aquí me puedo ir por localidades, pero lo que es Realidad Mental son unos tesos. Creo que Todo Copas son un grupo muy del centro de Bogotá, ellos definitivamente deben estar en esta lista".

¿Quiénes son los amigos del grafiti?

Juan Camilo: "Nosotros mismos los artistas, los que tomamos esto como un estilo de vida y que realmente hablamos de este tema. Existe mucha gente que le gusta pintar y también son muy amigos de nosotros. Cuando vemos tanta gente que nos acompaña en estos tours sabemos que les hemos llegado con este tipo de intervenciones y les ha gustado".

Grafitis, una forma de habitar la ciudadFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece.

Jeicoth: "Mi mamá, mi papá, la comunidad, la gente que entiende que el grafiti es un acto de resistencia".

¿El grafiti pelea con el patrimonio?

Jeicoth: "Podemos decir que en el 99%, el grafiti pelea con el patrimonio. Para las entidades un muro que se está cayendo es patrimonio. Lo recuperamos y dicen que estamos atacando el patrimonio, pero nosotros le estamos dando vida.

Grafitis, una forma de habitar la ciudadFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece.

Existen momentos en los que hacemos un pausa y personas como yo entendemos que el patrimonio no se puede pintar por la forma en que está construida una casa. Pero también tenemos que entender que una pared que se está muriendo la podemos revivir a punta de colores y puede cambiar el entorno".

¿Cómo cambiar la percepción del grafiti?

Jeicoth: "En La Candelaria existe una galería que expone cuadros de los artistas del grafiti. Entonces la gente llega, ve y se pregunta '¿esto lo hace un grafitero?'. Con el tiempo nos hemos ganado espacios; estamos haciendo ropa, gorras, aerografías sobre carros, e incluso cuadros para las casas. Ahora viene lo duro que es hacerle entender a la gente que el arte vale; mucha gente piensa que como es el grafitero le voy a dar unos aerosoles y no es así".

Grafitis, una forma de habitar la ciudadFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece.

[Tanto Jeicoth como Juan Camilo hacen parte de colectivos que organizan recorridos en los que invitan a los ciudadanos a conocer las historias de sus obras. Allí las personas los bombardean con preguntas que ellos intentan responder para generar conciencia].

¿Cómo es su estilo a la hora de pintar?

Juan Camilo: "Mi estilo es un poco más del tipo que llamamos 'salvaje'; la letra sin mucho relleno, bien fondeado y agresivo, que se vean demasiadas fracturas y flechas. Las caricaturas también me gustan mucho".

Grafitis, una forma de habitar la ciudadFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece.

Jeicoth: "Soy más del cómic y el 3D. Pasan momentos en los que estoy haciendo bocetos en mi blackbook, soy padre así que siempre pienso en mis hijas. En la mayoría de ocasiones aparece el tema de 'sin banda' puesto que yo no pertenezco a ningún crew o agrupación de grafiteros. Cuando voy a una comunidad o territorio me inspiro en la lucha de ellos".

¿Cómo conservar la memoria a través del grafiti?

Juan Camilo: "Esa es una muy buena pregunta. Existen muchos artistas que se han dedicado a pintar de esa manera. Me gusta mucho lo que ha hecho Carlos Trilleras, él logra sacar lo colombiano en las pinturas. El Amazonas, las historias de barrio, actores de la calle y las historias fundacionales de los barrios son algunos de los que temas de los que él se ha dedicado a sacar imágenes.

Para conservar la memoria de mis grafitis lo hago por medio de fotos, que es una manera válida de registrarlo. En Instagram tenemos una cuenta que se llama @bogotarroscrew5031, allí mostramos muchas de las cosas legales que nosotros hacemos".

Grafitis, una forma de habitar la ciudadFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece.

Jeicoth: "Creo que van a pasar 200 o 300 años y van a encontrar los puentes pintados como encontraban las cuevas con arte rupestre. Es ahí donde vamos a depositar la memoria de nuestro pueblo. Nosotros nos vamos y el grafiti va a estar ahí; evolucionará o morirá, eso no lo sabemos.

Para mis obras suelo guardar las imágenes en fotografías o conservar los bocetos. Sabemos que lo que pintamos nos lo van a borrar al siguiente día, pero el boceto siempre quedará ahí".

¿De qué vive un grafitero?

Grafitis, una forma de habitar la ciudadFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece.

Juan Camilo: "Cuando un grafitero tiene un reconocimiento puede vivir de su arte. Mientras tanto le toca el camino de la doble vida, hay que trabajar fuertemente para poder vivir bien".

¿Con qué grafiti identificarían a Bogotá?

Jeicoth: "El grafiti que para mí representa a Bogotá es el de Jaime Garzón sobre la 26. En este momento estamos viendo la novela de Jaime, pero sabemos que la mayoría de cosas son mentira. Están camuflando su personaje. Cuando una persona, que tuvo la oportunidad de estudiar en una universidad, pronunció el discurso de que cambiemos el país, lo asesinaron. Lo que no se ha entendido es que él dejó plantada varias semillas. Creo que Jaime Garzón es uno de los iconos del grafiti en Bogotá".

¿Cuáles son sus grafiteros favoritos?

Juan Camilo: "Uno de los pintores que más nos gusta se llama Load, él tiene un estilo de letras que es bastante bueno. Me gusta también lo que ha pintado Offspin que se ha mantenido con un estilo original. Esta chica Ledania es otra de mis favoritas. Existen muchos grafiteros que me gustan como Cazdos, Yurika y Purochino que son artistas bogotanos.

Durante nuestro recorrido nos encontramos con Ledania, una de las ilustradora y muralista más importantes en la escena del grafiti latinoamericano.

Grafitis, una forma de habitar la ciudadFoto: María Alejandra Villamizar - Canal Trece.

Jeicoth: "No he parchado con él pero uno de mis favoritos, es Woe, un artista que maneja muy bien el realismo y el 3D. Casi cualquier estilo queda con él. Admiro la manera como llegó al grafiti, no es de las personas de la escena popular. Es alguien que trabaja por el grafiti y por eso lo respeto". 

¿Cómo ven el futuro del arte urbano en Bogotá?

Juan Camilo: "El futuro se ve muy bueno. El tema de las becas es excelente porque le da la posibilidad al artista de superarse, hacer cosas muy buenas para la ciudad y obtener los recursos. Cada aerosol está entre los 15 y 18 mil pesos, entonces imagínese cuánto cuesta hacer un grafiti de gran formato. Estas oportunidades llegan a la gente que no es demasiado conocida pero que es buena en lo que hace".

Comentarios (1)

Alejandro Tovar Ruiz
02 Mar, 2018
Interesante que también cubran el evento de tome pa que pegue , pues cada día la cultura sticker se consolida mas en Bogotá como parte de la expresión urbana..... https://www.facebook.com/events/905203606323081/ https://www.instagram.com/loboazul79/ http://resaka.co/index.php/arte/264-alejandro-tovar-ruiz