Alto contraste
Cultura

“Colombia es un país de ficción y nosotros somos expertos en hacer ficción”: Fabio Rubiano

Las artes escénicas, al igual que muchos formatos audiovisuales, manejan una conversación alrededor del conflicto, postconflicto o la realidad de un país. ‘Cuando estallan las paredes’ la obra del actor y director Fabio Rubiano no es la excepción. Hablamos con él.

Jenn Sepúlveda
12 Ago 2018 12:20:20 PM

Foto: Jessica Ballesteros - Canal Trece

Como una mirada desde la víctima y el victimario, la obra se presenta después de ‘Labio de Liebre’, otro de los proyectos de Fabio Rubiano que habla sobre terrorismo, perdón y olvido.

¿Cómo nace ‘Cuando estallan las paredes’?

A diferencia de ‘Labio de Liebre’ en la que las víctimas eran los campesinos – población rural-, en ‘Cuando estallan las paredes’ las víctimas son personas de clase alta, quienes tienen todos los privilegios pero que también pueden ser víctimas.

“Nace mucho antes que ‘Labio de Liebre’, sabíamos que debíamos hablar de ambos puntos de vista. Empezamos a ver quién ejerce el terror y nos dimos cuenta que en estas familias también había terrorismo”.

“Luego empezamos a preguntarnos, ¿quién necesita el terror, quién es capaz de decir: ustedes no pueden firmar la paz?, ¿ustedes cómo me van a hacer esto, ¿cómo se les ocurre disminuir los muertos?, ¿cómo se les ocurre no volver a poner bombas?  Esas son las variaciones de terrorismo.”

Muchas de las obras de Teatro Petra están enfocadas en una conversación sobre el terrorismo ¿cuál es la razón?

“Yo creo que todas las obras hablan del país donde uno vive, así no hablen de él directamente”.

Fabio cuenta que, si miramos entre el 2002 y 2010, etapa en la que hubo muchas masacres, la mayoría de las personas estaban haciendo comedia, pero y ¿qué pasaba con el conflicto?

[Lee también: Siete Artes: la riqueza cultural de agosto]

“Si en medio de un conflicto hay una sociedad que hace comedia, eso no quiere decir que esté mal, quiere decir que es una sociedad que quiere escapar y eso es significativo. Entonces nosotros vamos por el otro lado, hablamos de lo que está sucediendo, pero no lo hacemos en términos ni noticioso, ni económico, ni histórico, ni sociológico, ni filosófico. Lo hacemos en términos teatrales, porque nos interesa mucho indagar dónde está el drama”

Una de las razones que hace que el grupo de Teatro Petra se interese mucho en saber dónde está el origen de la fractura, es poder entender cuándo perdimos el valor de la vida, cuándo dejamos de respetarla “y eso solamente se encuentra en el corazón de los personajes”.

 “Por eso nos gusta explorar los personajes y que ellos hablen con su propia voz, sin imponerles una voz y eso nos lleva a crear cercanía con personajes que creíamos lejanos. Podemos ser más parecidos a ellos de lo que imaginamos”.

Realización: Jessica Ballesteros - Canal Trece

¿Cómo el teatro puede ayudarnos a entender la postura del otro?

El teatro ayuda a establecer diálogos, “me atrevería a decir que los personajes que aparecen en nuestras obras piensan diferente a como pensamos nosotros”.

Rubiano les da voz propia a los personajes, los refleja como un ejemplo de confrontación de ideas. “En las obras de teatro se hacen grandes preguntas, más que dar tremendas respuestas”.

Fabio pone el ejemplo de una mujer que deja a su hijo en un basurero, explicando que la primera reacción de la gente sería llamarle “monstruo, eso no es una madre, esa mujer debe tener pena de muerte”. Sin embargo se cuestiona, qué sucedería si vamos a donde ese personaje y miramos lo que existe en su corazón. Cuáles son las razones y cuál es el origen para entender cómo es que esta persona actúa así. “Tal vez entenderíamos la postura del otro”.

¿Cómo el teatro aporta a la construcción de memoria, en un escenario de postconflicto, cuál es su voz?

“Shakespeare decía que el teatro es la memoria de sus pueblos”. Afirma que el teatro tiene una presencia muy grande en esto, pero es una construcción de memoria poética, porque la histórica y el periodismo está en los periódicos. “Pero el arte tiene otra forma de ver la vida, nosotros tenemos un papel importante en esto y es que somos expertos en la creación de referentes simbólicos”.

Agrega además que somos un país donde los referentes simbólicos están desdibujados, hace referencia al dinero fácil, el irrespeto a la vida, la envidia, entre otras, enfatizando en que es necesario renovar los referentes y empezar a hablar de respeto y de inclusión.

“Nosotros decíamos que no sabemos que es vivir en un país en paz, es un país de ficción y nosotros somos expertos en hacer ficción. Porque sabemos cómo manejarla”.

“Tenemos que renovarnos en contenidos estéticos, renovar ideas, renovar relaciones, debemos empezar a renovarnos. Debemos empezar a investigarnos a ser autocríticos, para eso sirve el teatro”.

Fabio Rubiano obras, Cuando estallan las paredesFoto: Jessica Ballesteros - Canal Trece

¿Qué crees que te han dejado las voces o personajes que has tenido en el escenario?

“Uno tiene unos personajes o tiene unas obras que tiene una validez en cuanto se establezca un diálogo con el espectador. Porque yo puedo tener una obra maravillosa pero donde ningún espectador se entere de que fue lo que paso. Me interesa la relación que se establece con los espectadores”.

Para Fabio, el teatro genera muchas emociones y lo importante es que quien las reciba, se entere de qué está pasando en el escenario. “Cuál es la historia que estamos contando y cuáles preguntas se están planteando”.

¿Prefieres escribir o dirigir?

Rubiano hizo una apuesta literaria hace un año, sin embargo, asegura que para él es muy extraño entregar un texto sin que se pruebe en el escenario.

“Siempre que tengo los textos empiezo a probarlos con un grupo en el escenario. Yo creo que la escritura y la dirección están unidas. Lo que sí podría dejar seria la actuación y no es que sea un ejercicio de menos importancia, pero si en algún momento debo decidirme, dejaría eso”.

Fabio Rubiano, Cuando estallan las paredes

[Sigue la otra parte de la entrevista a Fabio Rubiano en Instagram TV de Canal Trece]

¿Cómo inicia tu pasión por el teatro?

Desde muy niño el director veía obras de teatro, recuerda especialmente dos: ‘Toma tu lanza, sintana’ y ‘Golpe de suerte’.

“Ya había hecho teatro en el colegio. Luego entré a la escuela de teatro y conocí a Marcela Valencia con quien armé un grupo en 1985. Recuerdo que en esa época yo trabajaba como técnico de un grupo argentino, fuimos al festival de Manizales y nos encontramos con grupos buenísimos de teatro y fue entonces cuando dijimos, ¡no queremos hacer otra el resto de nuestras vidas!”.

¿Cómo está la industria del teatro en Colombia?

Opina que aún no se le puede llamar industria, sin embargo, es un fiel creyente de que estamos viviendo un momento muy importante, pues la gente está desarrollando sus propias labores culturales sin esperar a que los llamen “el gran teatro o gran productor”.

“Hemos sido privilegiados, hemos tenido co-producciones del Ministerio de Cultura, de IDARTES, becas, premios, pero la gestión mayoritaria ha sido autogestión”.

Agrega también que es importante trabajar en procesos de productividad para que las obras sean autosostenibles. “No que todo el teatro sea autosostenible porque eso sería descargar toda la responsabilidad en el Estado que igual tiene unos compromisos con la cultura”.

“No es que nos mantenga, nunca lo ha hecho, pero debe haber un compromiso, así como lo hay con el deporte”.

Fabio Rubiano, Cuando estallan las paredes, obrasFoto: Jessica Ballesteros - Canal Trece

¿Por qué formar una sede nueva, cuál es la apuesta?

El primer interés de Rubiano era presentar las obras en temporadas largas, sin embargo, pese a tantas giras no lo han podido hacer, pero asegura que lo importante es que esta sede sea un centro de creación en todos los niveles.

“Que haya estudios académicos, formación como talleres de investigación, formación de estudio, que todos los espacios sean creativos. Por eso insistimos mucho en la cafetería, porque la cafetería son los espacios donde la gente se reúne, charla, crea las ideas, hacen negocios, es donde suceden grandes cosas”.

La idea que tienen es que toda “la casa sea un lugar para la creación en la actuación en la dramaturgia, en la parte técnica, de construcción, de humor”.

¿Cuál es el reto de las artes escénicas para construir identidad en un país?

Rubiano señala que el teatro colombiano tiene una fortaleza y es que empieza a tener una identidad, debido a que hay teatro de todo tipo: “extranjero con compras de derechos o colombiano que gira mucho alrededor del conflicto, que es un teatro que nos narra”.

Asegura además que la violencia está muy ligada a las expresiones culturales colombianas en todos los niveles, “uno ve las novelas, las series y están muy ligadas. El teatro también, pero desde otra perspectiva, diferente a como suceden en un medio audiovisual. Creo que hay una gran identidad y eso lo dicen mucho en otros países”.

Cree también que los Colombianos no somos muy identificables, cuando conocemos personas de otros países descubrimos a qué cultura pertenecen, pero nosotros somos muy distintos “somos un ejemplo de mestizaje muy potente y así mismo el teatro, pero con cargas muy poderosas”.

“¿Cómo se construye eso?, se construye corriendo el riesgo de hablar de lo que uno quiere hablar".

¿En temas de violencia hay quienes cuestionan, por qué se muestran las cosas “malas del país”, cuál es tu opinión?

“Yo siempre pongo el ejemplo en un festival en el Perú o en México, que llevamos ‘Labio de Liebre’ y hacían un foro después de la obra y de pronto una colombiana se acercó y nos preguntó: “habiendo tanto que contar, por qué muestran lo malo de Colombia”?.

Marcela le respondió: “Nosotros convertimos la barbarie en poesía y eso no habla mal de un país, eso habla bien”

Buscar la raíz de nuestra composición mental y emocional es una buena forma de hablar sobre el conflicto, afirma, haciendo énfasis en que las personas dicen que está mal hablar de la guerra de Vietnam o que está mal que los alemanes sigan haciendo películas de Hitler, pero no está mal, están hablando de algo que todavía pesa y todavía vibra en el ambiente.

“Ahora, si uno va a competir con los noticieros, mostrar masacres y cosas así, es una decisión personal, pero creo que eso es inútil porque el teatro está para otra cosa.”

Llega a Teatro Petra 'Souvenir Asiático', la quinta producción escénica de la compañía teatral Los Animistas, especializada en teatro de animación de títeres y objetos y su relación con el teatro de actores. Obra ganadora de la Beca de montaje de Dramaturgias Colombianas 2017 del Ministerio de Cultura de Colombia.


Mantente atento a nuevos contenidos de #SieteArtes en nuestro sitio web, Instagram TV y canales digitales de Canal Trece.

 

 

 

 

 

 

Comentarios (0)