Alto contraste
Cultura

El Museo Arqueológico Nueva Esperanza abre sus puertas en Cundinamarca

Este proyecto de la Transmisora Colombiana de Energía (TCE) y la Universidad Minuto de Dios, que se inauguró el viernes pasado tras un año de trabajo, operará como un espacio de exhibición de dieciséis toneladas de patrimonio arqueológico del departamento.

Fotos: Cortesía Uniminuto
Redacción Canal Trece
28 Feb 2022 1:41:41 PM

Cundinamarca tendrá un nuevo espacio para la exhibición de su patrimonio arqueológico. Se trata del Museo Arqueológico Nueva Esperanza (MANE), un proyecto cuya construcción emprendieron hace un año la Transmisora Colombiana de Energía (TCE) y la Universidad Minuto de Dios para resguardar los hallazgos que la empresa ha realizado durante sus trabajos en el departamento: dieciséis toneladas de restos, piezas prehispánicas y otro material arqueológico.

El MANE está localizado al interior del Agroparque Sabio Mutis entre los municipios de La Mesa y Tena, a pocos kilómetros de la capital. Allí se exhibirá una colección conformada por objetos en arcilla cocida (cerámica), restos óseos humanos y animales, además de artefactos en piedra, hueso y metal transformados en diversos elementos que se usaban en tiempos prehispánicos que se remontan del período Herrera (400 a.C.) hasta el muisca tardío (1.600 d.C.). La primera piedra, con la que se dio inicio a la construcción, fue llevada desde el Salto de Tequendama.

Interior del Museo Arqueológico Nueva Esperanza. Foto: Cortesía Uniminuto 

“Conocer nuestra historia es relevante para proyectarnos al futuro: esta es una labor que requiere de experticia y de un trabajo conjunto”, dijo Vinicius Andrade, director del TCE, en la presentación del nuevo centro cultural. El lugar será administrado por la Corporación Minuto de Dios, según informó el Ministerio de Cultura, teniendo en cuenta su idoneidad cultural, científica y académica. El padre Diego Jaramillo, presidente de dicha institución, resaltó por su parte la importancia de la puesta en marcha de ese espacio de exhibición e investigación para los cundinamarqueses y la preservación de su memoria: “El MANE trata de indagar a través del tiempo lo que fue la historia del hombre que vivió estas regiones. Hemos encontrado, con la ayuda de científicos y apoyo económico, la manera de exponer en un museo cómo vivieron nuestros antepasados y qué podemos nosotros aprender de ellos hoy, veinticuatro siglos más tarde”.

Además de resguardar las piezas encontradas, el museo busca sumarse a las actividades de investigación de material arqueológico de la Uniminuto. Según el equipo detrás de la operación de este recién inaugurado espacio cultural, el MANE también se entroncará con el proyecto arqueológico “Compartimos una misma historia”, una iniciativa que busca que los ciudadanos se involucren para promover, proteger y divulgar el origen de la riqueza cultural y arqueológica de Colombia.

Son dieciséis toneladas de material las que reposan en el MANE. Foto: Cortesía Uniminuto 

El avance de algunos proyectos 4G, según datos de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), ha llevado a un auge de nuevos espacios de divulgación del patrimonio cultural hallado en las obras. Son 2.487.469 hallazgos localizados en aproximadamente 420 sitios arqueológicos, donde se han recuperado vasijas, hachas, fragmentos cerámicos, piezas completas, líticos, orfebrería, elementos óseos humanos y de fauna, entre otros.

Uno de los corredores viales que registra mayores hallazgos es el Perimetral de Oriente de Cundinamarca, con aproximadamente 1.025.003 piezas, donde, para las autoridades, “ha sido evidente el buen estado de conservación de los elementos recuperados en zonas que fueron habitadas por diferentes grupos humanos en distintas épocas”. En este proyecto se localiza uno de los sitios más importantes para el país por su excepcionalidad y antigüedad, en lo que hoy es la ruta entre los municipios de Sesquilé y Cáqueza.

Se busca que el destino final de estos hallazgos garantice su protección y conservación. Por esto, con el aval del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) y luego de realizar los análisis necesarios, se ha podido lograr que, mediante las concesiones de la ANI, este patrimonio arqueológico se destine a universidades, museos y casas de la cultura, como el nuevo MANE.

Como concluye Natalia Sofía Angarita, investigadora del ICANH y curadora del museo: “La exposición que encontrarán en el MANE tiene la intención de que los visitantes hagan un recorrido por los dos mil años de ocupación humana que tuvo el sitio en el pasado. A través de la metáfora de la casa como lugar central y común de la vida familiar y comunitaria se presentan, a través de los objetos, prácticas y manifestaciones sociales, políticas y económicas de los antiguos habitantes de este lugar”.


Te puede interesar:


Encuéntranos en redes sociales como @CanalTreceCo: FacebookTwitter e Instagram para conectarte con la música, las regiones y la cultura.