Alto contraste
Música

El dream pop azul de Valsian

Este dúo de Cuernavaca se está convirtiendo en unos de los proyectos más llamativos del pop alternativo latino.

Juan Sebastián Barriga
30 Ago 2019 5:41:41 PM

Foto: Facebook oficial de Valsian

La música de Valsian es lo que sonaría en un baile de gala celebrado en un futuro estilo steampunk. Es una especie de vals de otra época, pero no de un tiempo pasado, más bien de un universo paralelo donde se unen la elegancia y la nostalgia del siglo XIX con las máquinas y los colores del XXII.

El sonido de este dúo de Cuernavaca une las tonalidades de la música tradicional mexicana como el bolero, los tríos y el vals, con beats electrónicos estilo pop que a veces son tranquilos e inocentes  y a veces nos invitan al delirio y el desenfreno. Es una música juguetona que de entrada parece inocente e ingenua, pero en verdad está llena de una malicia que nos invita a adentrarnos dentro de un mundo lleno de paisajes melancólicos y a veces oscuros.

Valsian se creó en 2013, cuando Eunice Guerrero (voz) y Oscar Domínguez (composición), amigos desde hace varios años y estudiantes de artes visuales, empezaron a  experimentar con la música y sobre todo con las formas del vals, palabra que conforma la primera mitad del nombre de la banda. “Teníamos esta inquietud de explorar diferentes ritmos, nos gusta el bolero y el vals. Fue algo extraño, es de estas cosas que te llaman de forma inconsciente y te hacen sentir algo especial, así que empezamos a experimentar con esos compases de tres cuartos”, cuenta Eunice.

Esta experimentación se unió a la influencia de bandas contemporáneas como: Radiohead, Beach House o Kings Of Convenience, y de forma muy orgánica, casi sin ser calculado nació el sonido de Valsian. “Pusimos ahí lo que nos gustaba e íbamos decidiendo sin pensar mucho el por qué. Se ha dado que han surgido esos puntos de encuentro, en el que se unen referencias de ritmos tradicionales y contemporáneos”, complementa Eunice.   

Una vez que empezaron a definir y experimentar con su sonido, este dúo de músicos y artistas comenzó a resonar en la escena musical de Cuernavaca y la Ciudad de México, que queda a poco más de una hora de viaje por tierra. Con sencillos como ‘Esperaré’ y ‘Círculos’, que nos muestran esa dulce melancolía del dream pop, canciones como “De este mar”, que nos invitan al descontrol o con reversiones como la de ‘Canción de las simples cosas’ que es el ejemplo perfecto de ese vals futurista, Valsian empezó sonar cada vez con más fuerza en su país. Tanto así que su música saltó las fronteras y llegó a los oídos de Shirley Manson, vocalista de Garbage, quien elogió el trabajo de Eunice y Oscar.

Ahora estrenaron sus dos nuevos sencillos, ‘Desbarátate’ y ‘No me quieras convencer’, las cuales se produjeron de forma simultánea y en los que trabajaron los productores Phil Vinall, Ángel Mosqueda y Jesús Báez de Zoe y José Salinas de Dapuntobeat. Estos temas resumen perfectamente el universo de Valsian y esa mezcla entre dulzura, delirio y oscuridad. Eunice explica que ‘Desbarátate’ tiene una atmósfera psicodélica la cual está llena de ingenuidad y malicia, mientras de “No me quieras convencer” está ligada a la música popular mexicana, “pero con sonidos que la vuelven más global”

Pero a parte de su música, Valsian tiene una propuesta visual que se alimenta de su formación como artistas. A parte de cantar, Eunice también pinta óleos, tiene una marca de ropa y está incursionando en el arte del tatuaje. Estos elementos son una invitación a pensar la música de forma sinestésica, para descubrir los distintos paisajes que este grupo pinta con el sonido. 

Lo visual es tan importante para la banda que precisamente la segunda parte de su nombre está compuesto por la palabra sian, una tonalidad azul. “Este es un color que me gusta y con el que me identifico mucho. Siento que si se puede traducir en un sonido serio como dulce pero misterioso. Puede ser nostálgico y melancólico, pero también puede ser duro y amable. Además fonéticamente nos gusto mucho y tiene que ver con el sonido y una exploración entre lo emocional que se puede volver más nostálgico y atmosférico”, explica Eunice. 

Valsian está buscando llevar su paisajes sonoros a nuevos oídos y nuevas latitudes mientras continúa en este proceso de jugar con la luz y la oscuridad en sus composiciones.

También te puede interesar:

Comentarios (0)