Alto contraste
Tendencias

Los colombianos desperdician más alimento del que creen, revela WWF

¿Cómo estamos los colombianos en materia de pérdida y rescate de alimentos? Los resultados no son muy favorables.

De Pixabay.com
Redacción Canal Trece
29 Sep 2021 4:35:35 PM

El 29 de septiembre se celebra el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, uno de los principales problemas para garantizar la seguridad alimentaria en el mundo y también causante indirecto de la crisis climática. Lo preocupante, según lo revela un nuevo estudio sobre el tema del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), es que los colombianos tienen una doble postura frente a esta realidad.

“Al igual que ocurre en otras partes del mundo, los colombianos tenemos una disonancia frente al desperdicio: decimos que no lo hacemos por vergüenza o por considerarlo éticamente incorrecto, pero lo hacemos en la práctica, e incluso nos justificamos cuando ocurre”, explica Camila Cammaert, Coordinadora de Sistemas Alimentarios Sostenibles de WWF Colombia.

El estudio 'Desperdicios: imaginarios, actitudes y comportamientos en Colombia' realizó 1950 encuestas y visitó 47 hogares en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Florencia, San José del Guaviare y Leticia, para entender si los colombianos comprenden la relación de los alimentos con el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

Entre lo que que encontró WWF está que el desperdicio es un tabú y muchas veces se esconde; que la abundancia es percibida como la principal causa de desperdicio; y que existe la creencia de que hay desperdicios más “graves” que otros. Por ejemplo, el 65% de los encuestados considera que lo que más se desperdicia es la comida ya preparada, mientras que solo el 21,7% considera que lo que más se desperdicia son alimentos parcialmente usados (media cebolla, un pedazo de fruta, etc.) Esto muestra que desechar estos alimentos no es necesariamente percibido como desperdicio, sino como una parte normal del proceso en la cocina.

Sin embargo, el desperdicio es uno de los aspectos clave del análisis, pues el 10% de las emisiones de gases efecto invernadero, causantes del calentamiento global, tienen que ver con la comida que no comemos.

Aunque algunas ciudades tienes particularidades detalladas en este nuevo estudio, un dato relevante es que los habitantes de las ciudades amazónicas encuestadas (Florencia, San José del Guaviare y Leticia) son quienes más importancia le dan a no desperdiciar alimentos. Un 94,6% considera muy importante no desperdiciar alimentos al momento de consumirlos.

Algunos consejos y tips para reducir o evitar el desperdicio de alimentos de WWF

Lo esencial es ser conscientes de qué y cuánto desperdician en su casa con mayor frecuencia, así podrán tomar medidas para evitar el desperdicio. Una forma de hacerlo es poner una hoja de papel cerca de la caneca y anotar durante una semana cada vez que se arrojen desechos de comida. Así podrán ver dónde está la mayor frecuencia e implementar medidas:

1. Si la mayor frecuencia de desperdicio está en las sobras de los platos es importante reducir las porciones. Una buena forma de hacerlo es que cada miembro de la familia se sirva directamente lo que piensa que sí se va a comer.

2. Si la mayor frecuencia está en ingredientes que se dañan o vencen antes de poder usarlos, se pueden implementar varias acciones:

En el caso de los frescos, debe aprenderse cuál es la manera adecuada de almacenarlos. Muchas veces se desconoce y eso hace que se maduren o dañen más rápido. Por ejemplo:

- Los bananos deben almacenarse lejos de otras frutas. Si se cuelgan, mejor.

- Las hojas verdes como lechugas y espinacas pueden almacenarse sacando las hojas y dejándolas envueltas en un paño seco en la nevera. Esto absorbe la humedad.

- Las papas deben almacenarse en un lugar fresco y preferiblemente oscuro. Empacadas en una bolsa de tela pueden durar más y alejadas de comidas de olor fuerte como las cebollas.

En el caso de los alimentos con fecha de vencimiento refrigerados, ubicar adelante los que tengan la fecha más próxima. En los de alacena, poner una hoja con las fechas de vencimiento para recordarlos.

3. Si los alimentos que más veces se desperdician son los olvidados en la nevera, hay dos alternativas:

- Los trozos (un pedazo de tomate, un poco de cebolla, una zanahoria blandita) La mejor alternativa es quitar con un cuchillo las partes que estén evidentemente dañadas y hacer una sopa de verduras. Muchos ingredientes también se pueden asar con un poco de aceite para incluir más vegetales o frutas en el plato.

- Sobras de comida: lo ideal es usar las sobras del almuerzo en la cena o al día siguiente. Una manera creativa de usarlas es ponerlas en un sartén a asar y luego añadir huevos revueltos para hacer una gran tortilla. Otro clásico colombiano es el calentado. En Internet hay cientos de recetas para ponerse creativo y evitar que la comida llegue a la caneca.


Encuéntranos en redes sociales como @CanalTreceCo: FacebookTwitter e Instagram para conectarte con la música, las regiones y la cultura.