Alto contraste
Cultura

BLAA: una biblioteca en tiempos digitales

Hablamos con Ana Roda, quien asumió en este año la dirección de la Biblioteca Luis Ángel Arango sobre los retos que significa la existencia de una biblioteca en estos tiempos de desarrollos tecnológicos en el que los libros deambulan en el universo digital.

Lala Ocampo
26 Abr 2019 8:10:10 AM

Las bibliotecas han sido, a lo largo de la historia de la humanidad, espacios de reserva cultural. Entre sus paredes se conserva la historia de las sociedades y las páginas de los libros, que habitan estos escenarios, son los testigos de todo el tiempo que ha corrido.

La Biblioteca Luis Ángel Arango hace parte del patrimonio nacional cultural y cuenta con una red de bibliotecas en más de 29 ciudades en todo el país. Es, posiblemente, una de las más importantes y en sus muchas ‘habitaciones’ reposan años y años de historia colombiana. En este 2019 estrena directora, Ana Roda, filósofa bogotana que además cree que las bibliotecas deben dejar de ser solamente repositorios bibliográficos para convertirse en escenarios de participación y convivencia cultural ciudadana.

Dale clic a la imagen: 

Ana Roda - Directora Biblioteca Luis Ángel ArangoAna Roda - Directora Biblioteca Luis Ángel Arango / Foto: Chucho Suárez - Canal Trece

Para Ana, es una gran satisfacción estar en esta biblioteca que ha marcado la historia de generaciones y generaciones de colombianos. Considera que lo más difícil es poder entender cuál es la mejor manera de mantener una biblioteca de este tamaño e importancia en una época de tantos cambios tecnológicos y sociales, cambios sociales que como ella misma dice: “tienen que ver con las prácticas de lectura de escritura, con las formas de acceder al conocimiento e incluso todo lo que pasa con las redes sociales hoy en día, con las falsas noticias. Es importante preguntarse ¿cuál debe ser ahí el papel de una biblioteca pública?”.

Hablamos con ella sobre este rol que asume después de haber sido directora de la Biblioteca Nacional y sobre las características de la lectura de los colombianos.

[También puedes leer]: Los libros más extraños y raros de la Luis Ángel Arango

Canal Trece: ¿Cuál es el mayor reto a asumir como directora de la BLAA?

Ana Roda: Me interesa mucho pensar en la reflexión sobre ¿qué es lo que debemos ser hoy?. Hay un plan estratégico que ya se viene pensando desde hace mucho tiempo y que tiene que ver con esas preguntas que nos hacemos hoy en día: ¿cómo debemos ofrecer todos los servicios de la Luis Ángel ?, ¿cómo aprovechar las nuevas tecnologías para ofrecerlos a públicos diversos?, ¿cómo llegar a nuevos públicos?, es decir, ¿quiénes son esos públicos que no usan las bibliotecas y qué les podríamos ofrecer?

Otra pregunta que está en el centro de la reflexión de la BLAA, es ¿cómo divulgar más y mejor toda la riqueza de colecciones que tenemos?, ¿cómo hacer que esa enorme riqueza de colecciones se convierta en riqueza social y cultural? Esa es la pregunta más grande para mí y la última que resume lo que es la biblioteca en este momento.

Exposición 60 años de la BLAAExposición 60 años de la BLAA / Foto: Chucho Suarez - Canal Trece

CT: ¿Será que las bibliotecas van a desaparecer?

AR: Creo que lo que está pasando es todo lo contrario, porque sí, las bibliotecas definitivamente son un repositorio bibliográfico, pero cada vez hay más públicos que encuentran la biblioteca como un espacio de encuentro. Claro, pasa que las bibliotecas siguen siendo espacios para la investigación, pero definitivamente hoy en día están siendo también de lugares para la creación cultural, en donde se puede dar un encuentro cooperativo, espacios que unen a las personas y en donde se pueden compartir experiencias y conocimientos.

Ana Roda, trabajo hace un poco más de 10 años, con la Secretaria de Cultura de Laura Restrepo, un lugar en donde surgieron iniciativas como 'Libro al viento' y las 'Bibloestaciones'.

[Te puede interesar]: Cinco bibliotecas colombianas que todos deberíamos leer

CT: ¿Crees que desde la Luis Ángel Arango puedan surgir otras iniciativas como estas?

AR: Creo que tanto Libro al Viento como las Bibloestaciones son iniciativas que respondieron a una necesidad como la que había en el 2004 y es que entonces había muchos niños en colegios o jardines infantiles que no tenían como acceder a los libros en una buena parte de la ciudad. Libro al viento y Bibloestaciones cumplieron muy bien con ese papel. Pero esas son dos posibilidades entre muchas para responder a necesidades de una ciudad, habría que ver hoy en día cuáles podrían ser los mecanismos y las iniciativas para acercar los libros a las personas y responder sobre todo a necesidades actuales.

Comentarios (0)