Alto contraste
Tendencias

¿Qué pasó en la toma del Palacio de Justicia de 1985?

Un 6 de noviembre de 1985, hace 33 años, se produjo una de las noches que quedaría marcada en la historia del país como una de las más oscuras y dolorosas.

Investigación Canal Trece
06 Nov 2018 8:19:19 AM

El miércoles 6 de noviembre de 1985 a las 11:30 de la mañana un comando del movimiento 19 de abril, M-19, llevó a cabo la toma del Palacio de Justicia.

28 guerrilleros del Comando 'Ivan Marino Ospina', bajo el mando de Luis Otero y Andrés Almarales llevaron a cabo la operación “Antonio Nariño por los derechos del hombre”, ingresaron a las instalaciones del edificio ubicado en el costado norte de la Plaza de Bolívar en Bogotá y retuvieron a varias personas que en ese momento se encontraban al interior del lugar. 

Toma del palacio de justicia - BogotáFoto: Radio Nacional

La operación realizada por el M-19 buscaba hacer un juicio público al gobierno por haber incumplido el cese al fuego con las organizaciones guerrilleras, sin embargo, durante el transcurso de las siguientes 27 horas el país fue testigo de uno de los episodios más oscuros de su reciente historia, que la Corte Penal Internacional ha considerado una masacre.

La toma del palacio había sido anunciada. Los guerrilleros entraron por uno de los sótanos, dispararon contra dos vigilantes e hirieron a un policía que se encontraba cerca, rápidamente lograron el control del primer piso, se atrincheraron y empezaron a gritar consignas. En las afueras del lugar la policía y el ejército se ubicaron en las edificaciones cercanas.

Toma del Palacio de Justicia Foto: Periódico El Tiempo

El día de la toma, los guerrilleros entraron por uno de los sótanos, dispararon contra dos vigilantes e hirieron a un policía que se encontraba cerca, así rápidamente lograron el control del primer piso. En las afueras del lugar la policía y el ejército empezaban a ubicarse en las edificaciones cercanas. Pasadas apenas unas horas ya había tanques estacionados en los costados del edificio. Primero intentaron ingresar al sótano, donde se libraron los primeros enfrentamientos. Después se dio la orden de que los tanques entraran por el frente del edificio, lo que obligó a los guerrilleros a trasladarse a los pisos superiores junto con los rehenes. La comunicación entre los rehenes, entre quienes estaban varios magistrados y el presidente de la corte Reyes Echandía, y el gobierno no fue posible.

Los combates continuaron hasta entrada la noche. Los bomberos intentaron apagar el fuego pero su labor no dio frutos. Una de las teorías sobre la toma afirma que el incendio fue producido por narcotraficantes para quemar los expedientes de los extraditables, sin embargo, esta versión ha sido desmentida.

Desde adentro del edificio los rehenes intentaban apagar el incendio. Al final de la madrugada algunos retenidos fueron rescatados y conducidos a instalaciones militares, como la Casa del Florero, lugar donde se ubicó el comando del ejército, o al hospital militar.

Toma del palacio de justiciaFoto: RCN Radio

En la mañana del 7 de noviembre al interior del Palacio continuaban las explosiones, y se presume que para esa hora varios rehenes ya habían muerto. El saldo final fue de 98 personas asesinadas y 11 personas desaparecidas. Algunos testimonios registrados por periodistas como Alfredo Molano indican que ningún cadáver tenía disparos de los fusiles de la guerrilla y la justicia ha comprobado que varias personas que aún hoy permanecen desaparecidas salieron con vida de la edificación.

Hasta el momento permanecen 5 personas desaparecidas, mientras algunas otras han sido plenamente identificadas, lo que constituye un paso en el camino del esclarecimiento de los asesinatos de muchos trabajadores, visitantes e incluso magistrados. Los desaparecidos son un testimonio de la barbarie con la que se llevó a cabo la retoma. Esa misma noche al país se le obligó a ver un partido de fútbol por televisión nacional, ocultando el asesinato de decenas de colombianos.

La Comisión de la Verdad, creada en el 2005 por ex-magistrados de la Corte Constitucional, estableció como responsables del holocausto de Palacio al M-19, al entonces presidente Belisario Betancur y al Ejército de Colombia.

Comentarios (0)