Alto contraste
Cultura

Ojo al Sancocho: el cine de las periferias

Ojo al Sancocho es un festival internacional de cine y televisión comunitaria que le ha cambiado la cara a una de las regiones de la periferia bogotana.

Lala Ocampo
15 Mar 2019 4:56:56 PM

Hace poco menos de dos semanas se llevó a cabo la entrega de uno de los premios más importantes de la televisión y el cine colombianos, el FICCI y los Premios India Catalina,  un evento que anualmente se celebra en la ciudad de Cartagena y que reconoce a las mejores producciones audiovisuales nacionales.

Sin embargo y aunque el FICCI surgió como una oportunidad para el cine social, alternativo e independiente colombiano y para abrirse como una ventana internacional de lo que se estaba haciendo en el país, algunos escenarios menores, con un impacto mucho más local han quedado por fuera de este y de los demás festivales nacionales e internacionales.

Ojo al sancocho festival Foto: Facebook Ojo al Sancocho

Es esta la principal razón por la que en la localidad de Ciudad Bolívar al sur de Bogotá nació un evento como la extensión de una escuela popular de cine: 'Ojo al Sancocho', un festival de cine comunitario que nació promulgándose como internacional desde el inicio y cuyo principal objetivo es el de ser una ventana para mostrar la periferia de las grandes ciudades.

Daniel Bejarano, quien hace parte del equipo fundador de Ojo al Sancocho afirma que “una de las razones para crear este espacio se debía a la necesidad de cambiarle la cara a Ciudad Bolívar porque suele ser un lugar con un rol negativo, cargado de estigmatización por la información que circula en medios de comunicación; por lo que dicen las personas del común, incluso de algunos que viven en la localidad y que estigmatizan sus propios barrios”.

Ojo al SancochoFoto: Facebook Ojo al Sancocho

En el 2005 la Escuela Popular de Cine Comunitario inició la producción de unas piezas documentales llamadas ‘Experiencias sociales’ con las cuales se hacía visible un lado diferente de lo que tradicionalmente se conocía de Ciudad Bolívar. En estos proyectos la gente de la comunidad comenzó a apropiarse de los roles de la industria cinematográfica. Así, algunos se convirtieron en sonidistas, fotógrafos, camarógrafos, guionista, directores y actores.

Sin embargo, lo siguiente que pasó, según Daniel Bejarano, fue que esas producciones comunitarias no tenían asidero en los festivales internacionales de Colombia, en algunos casos por temas de calidad en otros porque los asuntos comunitarios no clasificaban en las categorías. Fue entonces cuando vieron la necesidad de tener un espacio que fuera ventana para esos proyectos, no únicamente de Ciudad Bolívar sino de las periferias de muchas ciudades del país; así nació el Festival Internacional Ojo al Sancocho.

Ojo al sancochoFoto: Facebook Ojo al Sancocho

Así, en 2008, en una época convulsionada por el contexto social, en donde los jóvenes no hallaban un espacio para identificarse y en donde comenzaron a sonar asuntos como los falsos positivos, Ojo al Sancocho se convirtió en una posibilidad para verse reflejados de una manera diferente a lo que estaban acostumbrados. “Ciudad Bolívar era una guerra todos los días, veía uno a la policía y tocaba salir corriendo o habían días de mucha zozobra, mucha intranquilidad y mucha oscuridad por eso es una época en la que también surgieron muchos colectivos de jóvenes que comenzaron a pensar qué podíamos hacer para cambiar el estigma, a través de espacios pacíficos de actividades de convivencia” asegura Daniel.

Ojo al Sancocho, un nombre que responde a la diversidad que se cuece en las calles no solo de la localidad sino en todo el país, logró que viéramos a Ciudad Bolívar como un lugar lleno de expresiones culturales: “el festival es un espacio de convivencia y de encuentro entre diferentes maneras de pensar en donde las personas pueden ir hablar con tranquilidad, hablar de los temas que les preocupa, de los sueños que tienen”.  

Además de los logros en términos sociales que Ojo al Sancocho ha significado dentro de la comunidad al ayudar a que la gente se identifique a sí misma de una manera distinta, el festival también ha ayudado a hacer visibles otros aspectos de la localidad como las condiciones de vida de las comunidades indígenas desplazadas que hoy en día son vecinos de Ciudad Bolívar.

En este 2019, Ojo al Sancocho tuvo la oportunidad de participar en el Festival Internacional de Cine de Cartagena con la muestra de cuatro cortometrajes documentales y con la invitación de cuatro niños de la comunidad que hicieron parte del FICCI. “Queríamos mostrar que acá estamos y por eso en esta ocasión enviamos una solicitud al FICCI, a Felipe Aljure y a y gracias a esto logramos que fueran cuatro niños con sus mamás que nunca habían conocido el mar y para quienes era importante hacer parte de este escenario”.

De esos cuatro documentales uno se hizo con el Sahara occidental en África y otro, que está aún en etapa de realización, se está haciendo con niños hijos de inmigrantes en Francia, en un lugar cerca a parís. “Aquí volvemos sobre el asunto de visibilizar la vida desde las periferias. Desde las periferias se ve el mundo. Y desde Francia en estas periferias de la ciudad de parís también nacen historias que necesitan ser visibilizadas" asegura Daniel Bejarano.

Ojo al Sancocho es, definitivamente, una muestra palpable de que los festivales pueden ser una gran ventana para evidenciar las diferentes realidades de un país, en este caso de la periferia de la capital colombiana.

En este 2019 Ojo al Sancocho se llevará a cabo entre el 5 al 12 de octubre.

Comentarios (0)