Alto contraste
Cultura

Adiós a Roberto Burgos Cantor, uno de los grandes de las letras caribeñas

El escritor cartagenero, ganador del Premio Nacional de Novela 2018, falleció en Bogotá tras un paro cardiaco.

Redacción Canal Trece
16 Oct 2018 8:29:29 PM

Narrando a Cartagena como centro de sus historias, este escritor que ya cumplía 70 años fue el último galardonado por el Premio Nacional de Novela, uno de los más importantes de la literatura nacional con su novela 'Ver lo que veo'. 

Cuando se enteró sobre el reconocimiento en el pasado mes de julio, Burgos afirmó que: "era un estímulo alegre a esa labor solitaria de escribir novelas y cuentos”.

Escritor Roberto Burgos Cantor MuereFoto: Periódico El Espectador

Con libros como 'El patio de los vientos perdidos', 'El vuelo de la paloma', 'Pavana del ángel', 'La ceiba de la memoria' y 'Ese silencio' se convirtió en uno de los escritores de la Costa Caribe colombiana que han dejado entre sus páginas el sabor de una de las tierras más maravillosas pero también que más ha sufrido la realidad de este país.

Allegados al escritor confirmaron que el escritor sufrió un paro cardiaco en la tarde de este martes 16 de octubre y falleció en las instalaciones de la Clínica Marly en Bogotá luego de un viaje por el Caribe en donde el autor había estado preparando material para un nuevo proyecto. 

Recordamos algunos fragmentos de lo que fue su obra que nos queda como su mayor legado:

Fragmento 'La Ceiba de la Memoria' - Roberto Burgos

"No hay ruego. No hay petición. No hay plegaria. No hay imprecación. No hay sollozo. Ni gratitud. Ni promesa. No hay templo. Ni castillo de horror y sangriento. En la luz plana de aire acerado y temperatura de hielo se abre paso, lenta, indetenible, la imagen lejana, desde el otro lado del Atlántico, aquí ahora, de las fortalezas de Cartagena de Indias. De los amantes que las recorren y se acarician y se entrometen con ahínco en las garitas y entre los nidos de los cañones. Todos sufren, sin entenderlo, la desgracia del desamor y en la ausencia de los enamorados que un día se supieron indestructibles, aparece reiterada la sensación de ese horizonte de mar, de esa brisa con espesuras, de ese salitre cálido que se pega al recuerdo y se vuelve óxido de la memoria".

 

 

Comentarios (0)