Alto contraste
Tendencias

Emilio Yunis, vida y obra del padre de la genética en Colombia

Emilio José Yunis, creador del Instituto de Genética de la Universidad Nacional, falleció a sus 80 años por un paro cardiorespiratorio.

Ana Lucía Rey González
23 Mar 2018 10:45:45 AM

Foto: Twitter @jjyunisl

“Nos deja hoy una mente brillante, mi ídolo, mi padre, mi amigo, y mi profesor. Te tendré conmigo siempre padre mío”, así anunció Juan José Yunis, hijo del genetista, el deceso de su padre.

Cuando la genética no existía en América Latina y los profesores de las universidades en Colombia no sabían qué era el ADN, Emilio José Yunis logró que esta fuera objeto de estudio en Colombia.

Este sincelejano, proveniente de una familia de cinco hijos, se graduó de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia y, si bien, estaba enfocado en medicina interna, recibió una propuesta que cambiaría su rumbo profesional. La Universidad Nacional de Colombia estaba creando el departamento de Biología y quería que él fuera parte del proyecto. Sin pensarlo, aceptó.

Su obsesión por investigar células madre y el código genético logró que el estudio del ADN no se quedara en la teoría. `Él sabía que su campo de acción era amplio, pero también inexplorado, así que decidió lanzarse a hacerlo.

Sus estudios quedaron plasmados en obras como 'El ADN en la identificación humana' y su trabajo logró revelar tres enfermedades genéticas, una de ellas con su nombre Síndrome de Yunis-Varón.

Además, fue pionero en estudios de maternidad y pruebas de inmunogenética para trasplantes.

Si bien fue el creador del Instituto de Genética de la Universidad Nacional, hace 25 años; también fue merecedor de reconocimientos como el Premio 'El Colombiano Ejemplar' en Ciencia y Tecnología; una condecoración Gran Cruz de la Asociación Colombiana de Facultades de Medicina y una mención de honor en el Premio Nacional de Medicina, entre otros.

Pese a que Emilio José Yunis estaba retirado de su actividad profesional, seguía siendo el padre de la genética en Colombia.





 

Comentarios (0)