Alto contraste
Cultura

¿Cómo hablar del conflicto con un niño? El documental ‘El árbol de Matías’ ofrece un camino

Esta semana llega a salas de Bogotá, Cali y Medellín este documental de la cineasta Pilar Perdomo Munévar, que recorre su historia familiar y la historia política de Colombia a partir de las preguntas inquietas de su hijo Matías.

Fotograma de 'El árbol de Matías'
Redacción Canal Trece
12 May 2022 8:57:57 AM

El árbol de Matías es un documental emotivo y revelador. Surge y se alimenta de la historia familiar de la directora y documentalista Pilar Perdomo Munévar, en un recorrido que da cuenta de hechos dolorosos que han marcado nuestro país. Su mensaje, sin embargo, es de esperanza y reconciliación: solo es posible volver a sanar a partir de la reflexión sobre quiénes somos como familia e individuos. 

En una narración atravesada por la mirada inocente de un niño que pregunta por su pasado mientras camina hacia su futuro, el documental de Perdomo Munévar, que se estrena el próximo 15 de mayo y tendrá proyecciones en Bogotá, Cali y Medellín, encara el reto de hacer registrar su propia historia, a partir de los hechos que vivió su padre. “La idea de hacer esta película nació cuando mi hijo Matías, en ese entonces de cinco años, me preguntó por mi abuelo paterno. En ese momento no supe si debía decirle la verdad, y en caso tal cómo debía hacerlo. Cómo decirle que a mi abuelo lo habían matado al inicio de una guerra que lleva varias décadas en nuestro país”, recuerda la directora de fotografía, cineasta y madre. “Yo me cuestionaba si debía hablarle de estos temas, qué tanto podía entenderlo y si eso lo afectaría. Además, recientemente un familiar había sido reclutado, lo cual me impactó profundamente. El círculo vicioso de las armas y la guerra seguía tocando a los hombres de mi familia”.

El árbol de Matías fue elegido como herramienta pedagógica como parte del legado de la Comisión de la Verdad y hace parte del ciclo Que haiga paz. Verdad, resistencia y reconciliación, una muestra que explora el territorio de la memoria y la identidad audiovisual del país. A través de relatos cinematográficos que hablan de las heridas profundas de la guerra; y de cómo a partir de ellas, se van tejiendo iniciativas colectivas de resistencia, dignidad, resiliencia y solidaridad. Previo a su estreno en Colombia, El árbol de Matías pasó por festivales nacionales e internacionales como el Philadelphia Latino Film Festival, la MIDBO, el Festival de Cine Ibero-latinoamericano de Trieste y el Festival Internacional de Cine de Cali, entre otros. 

El documental, que busca ser un ejemplo de resiliencia, esperanza y paa —que son el mensaje fundamental de la película y sus reflexiones— nace motivado por las inquietudes de un pequeño, un niño que hace preguntas. Esas preguntas se transforman, en manos de su madre, en una herramienta de diálogo intergeneracional entre niños, niñas, jóvenes, sus padres, abuelas o cuidadores, para afrontar las historias familiares y cómo éstas irremediablemente se enlazan con las historias de Colombia y el conflicto armado que hemos vivido.

Son seis los capítulos, todos nombrados a partir del proceso de crecimiento de un árbol: la tierra, el abono; la semilla; la raíz; el tronco; las ramas y las flores, los frutos. El tono testimonial de la narración se apoya en animaciones que contrastan con los paisajes de Chaparral, Tolima, escenario central de los principales hechos de esta historia.

Al referirse a la necesidad de satisfacer las inquietudes de los más pequeños sobre lo que ocurre a su alrededor, la directora explica: “Creo que los niños y niñas entienden mucho más de lo que creemos, tal vez no lo pueden expresar con claridad, pero eso no significa que no haya una comprensión y sentimientos que surgen y generan inquietudes. Considero que subestimamos su capacidad de entender y ser conscientes de lo que les rodea. En mi opinión, ellos sacan conclusiones por sí mismos, deducen, infieren. Si no lo hablan con sus cuidadores, buscarán alguien con quien hablarlo, preguntar y descifrar. De hecho, considero que, al no tener tantos prejuicios como los adultos, los niños y niñas tienen un sentido de justicia social innato y el entender el contexto de su familia, región y país nutre ese sentido común. Me di cuenta que era importante hablar, guiándome por la curiosidad de Matías, ir a su ritmo, sin forzar. Podía intentar explicar las cosas desde el principio, de forma sincera, sencilla y amorosa, acompañando y conteniendo las emociones que estos hechos generaban”.

Las funciones de El árbol de Matías serán en la Cinemateca de Bogotá, el Museo de Arte Moderno de Medellín y la Cinemateca del Museo La Tertulia en Cali. Entra aquí para conocer más del ciclo Que haiga paz y conseguir tus entrada


Mira también:


Encuéntranos en redes sociales como @CanalTreceCo: FacebookTikTokTwitter e Instagram para conectarte con la música, las regiones y la cultura.