Alto contraste
Región

Agromesaca: emprendimiento colectivo en Sácama

Esta asociación de mujeres rurales lleva dos transformando y vendiendo un café único, bajo la bandera del cooperativismo.

Redacción Canal Trece
30 Abr 2021 12:46:46 PM

Todas las fotos son cortesía de Agromesaca.

“Ningún hombre es una isla
 entera por sí mismo. 
Cada hombre es una pieza del continente, 
una parte del todo…”.

Así comienza la famosa Meditación XVII del poeta inglés John Donne, un texto que muestra cómo las mejores obras de la humanidad han sido posible gracias a la unión de sus individuos. Siguiendo esta idea, 21 mujeres rurales de Sácama, en Casanare, decidieron asociarse en 2019 con el objetivo común de mejorar sus condiciones económicas entre todas, unidas.  

“La idea es asociarnos para tener nuestro negocio de manera rentable. Lo hacemos por medio de la asociación y la venta del café”, afirma Adriana Ortega, quien es, en sus palabras, “hija adoptiva de Sácama”, municipio al que llegó desde Tame, en Arauca a sus diez años. Luego vivió siete años en Bogotá, pero regresó definitivamente a Sácama “porque definitivamente no hay como campo y el pueblo”, añade.

Entonces, en 2019 conoció del proyecto “Economía transformativa y colaborativa al servicio de las mujeres rurales y sus familias con el acompañamiento empresarial solidario”, organizado por la entonces primera dama de Sácama, Yanet Ayala, en coordinación con Asodamas (la asociación de primeras damas de Colombia).  La idea era formar a mujeres rurales del municipio en empoderamiento comunitario, cooperativismo, emprendedurismo, promoción del modelo de economía social y solidario y guiarlas para construir un plan de vida.

Así, en julio de ese mismo año nació la Asociación Agropecuaria de mujeres emprendedoras de Sácama, una iniciativa que reunió a madres cabeza de hogar, víctimas del conflicto armado y mujeres con discapacidad con un mismo objetivo: cultivar, transformar y comercializar su propia marca de café: Café Oriental, aunque todo el mundo lo conoce más como Agromesaca. 

Ese mismo año comenzaron a ver los frutos del trabajo en equipo. De la mano de Tobías Rijnsdorp, holandés y fundador de la quesería HolaAndes, Agromesaca se conviritió en el principal proveedor de café de la embajada holandesa en Colombia. 

Fue por estas alianzas que la hija adoptiva de Sácama, Adriana Ortega, fue seleccionada para ir a Holanda y Bélgica a tomar un diplomado. “El fin era conocer, de mano de los productores de Bélgica y Holanda, algunas unidades productivas donde la economía circular y sostenible era su intención primordial”, explica Ortega.

Allí conoció sobre las granjas urbana flotante con vacas lecheras; vio cultivos de champiñones que usan el cuncho del café para crecer; y se encontró con el proyecto María Clara, que aprovecha dos elementos clásicos de los neerlandeses: los suecos y el queso gouda.

“Desde mi experiencia fue bastante gratificante ver cómo los europeos ven a través de los residuos o desechos, que nosotros conocemos como basura, y resulta que muchas veces resultamos botando el dinero”, recuerda. Y esto fue, precisamente, lo que les transmitió Ortega a sus compañeras de Agromesaca.

Ese mismo año también participaron en la IV Muestra Internacional de Gestión Social, Emprendimiento y Economía Colaborativa en Bogotá, a pesar de que, desde la asociación, aseguran que uno de su principal obstáculos es el mal estado de las vías en e municipio, lo que les impide transportal fácilmente Café Oriental y las artesanías que algunas asociadastambién hacen con este grano.

A esto se suma la nueva realidad de la pandemia, que también las ha golpeado. "Antes de la pandemia se sacaban entre 40 y 50 libras mensuales, pero actualmente sacamos entre 25 y 30 libras", cuenta Ortega.

Sin embargo, para este 2021 tienen un objetivo claro: adquirir un lote donde puedan establecer una unidad productiva propia que les ahorre algunos gastos. "También estamos con la idea de establecer un cultivo exclusivo de la asociación, además de apoyar los de nuestras asociadas". En el horizonte también se contempla tener un vehículo propio para el transporte de sus productos y una despulpadora defruta para el municipio. 

Así, Ortega y todas las asociadas de Agromesaca, tiran para el mismo lado y han visto en el trabajo en equipo y la cooperación, mejores resultados que en la competencia. "El apoyo ha sido de todas y esta asociación ha servido para que muchas podamos llevar a cabo nuestras metas", finaliza Ortega. 


Encuéntranos en redes sociales como @CanalTreceCo: FacebookTwitter e Instagram para conectarte con la música, las regiones y la cultura.