Alto contraste
Cultura

La Palabra Des-Armada, un recorrido por la memoria de Colombia

Los asistentes a esta exposición, organizada por el Museo Nacional, podrán reconstruir los hechos históricos que han marcado la historia del país, a partir del conflicto armado y la construcción de paz.

Ana Lucía Rey González
16 Ene 2018 7:00 PM
Fotos: Cortesía Museo Nacional de Colombia

Con archivos de la radio y televisión pública, desde 1940 y 1954, respectivamente, los visitantes a 'La Palabra Des-Armada: Violencia, Territorio, Cultura y Paz. Cátedra Transmedial 1948-2016', que hace parte de la sala Memoria en Movimiento, inaugurada el 9 de enero de este año, podrán conocer y entender el porqué de sucesos tan importantes como 'El Bogotazo' y el surgimiento de los grupos armados al margen de la ley.


Historias que son contadas a través de objetos, como el caso de un pañuelo manchado de la sangre de Jorge Eliecer Gaitán, donado por uno de los testigos del 9 de abril de 1948.

O, también, dirigiéndonos un poco más atrás, una flecha proveniente de las comunidades indígenas, símbolo de la lucha por los territorios ancestrales.

Para Cristian Suárez, vocero del Museo Nacional, "esta es una apuesta mancomunada del Museo, con los archivos sonoros y audiovisuales de Colombia, pertenecientes a RTVC". 

"Cuando se piensa en este espacio, se construye una narrativa, que va desde el conflicto armado hasta la construcción de paz", agrega.

Y es así como también se incluyen obras literarias que cuentan la violencia en Colombia, de la mano de expertos como el investigador y sociólogo, Orlando Fals Borda.

Sobre esa línea, existe un espacio para la literatura y su influencia en la construcción de paz en Colombia, como es el discurso de Gabriel García Márquez al ganar el Premio Nobel de Literatura, titulado 'La soledad de América Latina', cuya reflexión se centra en denunciar las luchas, quizás frustradas, de Latinoamérica por recuperar su independencia.

"América Latina no quiere ni tiene por qué ser un alfil sin albedrío, ni tiene nada de quimérico que sus designios de independencia y originalidad se conviertan en una aspiración occidental", dice el discurso.

Con esta exposición, el Museo Nacional de Colombia hace una invitación a reconstruir tejido social por medio de la memoria del país; que, si bien, asegura Suárez, se cuenta a través de los próceres, también debe tener un espacio que invite a establecer una opinión crítica de la historia del país.

 

Comentarios (0)