Alto contraste
Música

Historia del punk: moda, caos y anarquía

El punk cambió la historia de la música para siempre… y de la moda también.

Ana Lucía Rey González
19 Nov 2018 2:54:54 PM

“Antes del punk, éramos una generación esperando por una banda sonora”, asegura John Robb en su libro ‘Punk Rock: An Oral History’.

Antisistema: así se definió la moda punk a mediados de los 70, en Londres. Un styling que emergió de la mano de un grupo de jóvenes que recrearon los outfits de la clase obrera de la época, mientras bandas como Sex Pistols, The Damned, The Clash, X-Ray Spex y Generation X usaban la música como la excusa perfecta para denunciar las injusticias sociales.

Tras la llegada de los Teddy Boys, posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuya ideología se caracterizó por usar prendas inspiradas en los 40 y que a través de su forma de vestir intentaron revivir el estilo del hombre de la ‘era eduardiana’ a inicios del siglo XX, nació una contracultura que prometía ir contra todos, absolutamente todos los patrones establecidos.

Teddy Boys. Foto: YouTube

El punk irrumpió con la misma fuerza de las pisadas de unas Dr. Martens, previamente usadas por artistas de la talla de Roger Daltrey, quien fue vocalista de The Who.

Los pantalones -antes de paño- se convirtieron en denim y se rasgaban a propósito para dejar ver las piernas cubiertas con medias mallas.

Foto: Cortesía Dr. Martens

Las chaquetas de cuero se fusionaban con cadenas y dijes de candados e, incluso, de cuchillas de afeitar.

Solo una palabra describía la aparición de los punk: rebeldía. “Los punks rechazaron lo estéticamente agradable y usualmente tomaron prendas comunes para usarlas de maneras chocantes. La ropa era elegida y manipulada para enviar diferentes mensajes”, asegura Jill Condra en su libro ‘The Greenwood Encyclopedia of Clothing Through World History’.

“Las chaquetas de los uniformes de escuela eran destrozados, crudamente parchados y unidos con ganchos, desgastadas de adentro hacia afuera, o todo lo anterior”, agrega.

Pero no solo era la forma de vestir. Las cabezas rapadas y las crestas pintadas con tinturas artificiales expresaban no solo el rechazo a la sociedad del momento; también el verdadero significado de la música punk.

Let it Rock de Vivienne Westwood y el inicio de un nuevo estilo

En la 430 de King's Road (Londres) nació Let it Rock, una tienda de moda creada por Vivienne Westwood y Michael McLaren, lugar que cambió su nombre a Too Fast to Live, Too Young to Die,en 1972, Sex, en 1974 y Seditionaries, en 1977.

Dos prendas icónicas creadas por Westwood fueron los drainpipe pants, jeans ultra ajustados que se consolidaron como una contrapropuesta para los pantalones bota campana – tan populares en el estilo Disco- y los bondage pants, elaborados en tartán y parches de cuero.

Estilo que estrellas del género como Johnny Rotten y Sid Vicious, ambos de la agrupación Sex Pistols, adaptaron. Una moda que, además, redefinió el concepto de la feminidad y masculinidad de una forma abrupta, dando paso al surgimiento de nuevos términos como la androginia.

Sid Vicious, 1974. Foto: (CC BY 2.0)

Mientras la música punk sonaba a todo volumen, la moda también alzaba la voz. Ruidosa, agresiva, contestataria. No era solo un cinturón de taches o una chaqueta de cuero, era esa forma de gritar lo que no estaba bien.

Johnny Rotten. (CC BY-SA 3.0 NL)

Tampoco era el poderío del bajo en los bares de garaje de Londres y la rebeldía de los Ramones en sus primeros toques en CBGB, en Nueva York; era la mera actitud antitodo que aún sigue viva. Punk no die!!!

Foto: Cortesía Dr. Martens

Dr. Martens abre su primer flagship store en Latinoamérica.
¿Quieres hacer parte de esta experiencia? Atento a nuestras redes sociales.
 

 Dr. Martens abre su flagship en Bogotá.

Comentarios (0)