Alto contraste
Joven

¡Fue mi hermano!

Es en los problemas y las dificultades donde se fortalece la hermandad. Esta serie muestra las múltiples maneras como construimos lazos fraternos para entender nuestras propias relaciones de amistad y hermandad desde la diversidad y la diferencia.

Sin importar lo que vivamos, los hermanos son para toda la vida. Aunque algunos no sean de sangre, son un reflejo de nuestro origen y vivencias. Pero cada familia y comunidad es diferente, por eso la fraternidad es un concepto cuya manifestación va de acuerdo a la cultura, la raza o las creencias; lo que sí es claro es que hermanos existen en todos lados, desde el campesino hasta el gitano, desde la gran ciudad hasta un cabildo. 

Las vivencias de los hermanos son el insumo perfecto para construir entretenidas historias de aventuras a través del recurso narrativo de un diario personal. En cada capítulo, nos adentramos a estas historias basadas en vínculos de carácter universal, abordados desde lo emotivo y lo afectivo, visibilizando distintos modelos de familia y comunidad, desde el punto de vista de alguno de los hermanos.  

El diario se convierte, entonces, en un recurso narrativo que le da unidad a la serie y logra generar relatos más cercanos e íntimos desde una voz subjetiva y singular mediante la narración de uno de los personajes principales.  

¡Fue mi hermano! nace de esa expresión que pretende librarnos de las fatales consecuencias de alguna pilatuna infantil o adolescente, echándole la culpa al otro. Es así como este proyecto se construye de las historias que todos hemos tenido con esas personas que consideramos hermanos, ya sea de corazón o por lazos de sangre

Son relatos de ficción inspirados en las historias universales con las que se podrán sentir identificados los jóvenes hermanos de la región Trece. A través de un proceso de investigación de aspectos comunes a la hermandad, se eligen las historias que se reconstruirán como narraciones de ficción, en clave de recuerdos, a través de animación.  

Contaremos con historias tan diversas como las mismas regiones y sus habitantes. Así que, mientras vivimos las aventuras que nacen de la fraternidad y la sororidad, conoceremos distintos paisajes, culturas, prácticas y creencias, es decir, distintas maneras de ver y habitar el mundo: desde las poblaciones afrodescendientes, las comunidades romaníes e indígenas, pasando por los campesinos y los pequeños pueblos, hasta los grandes centros urbanos. 

  • ¡Fue mi hermano! Estreno: sábado 19 de junio a las 10:00 a.m.

Comentarios (0)